Política

Alianza refrendada

Líder sandinista se reúne con Bolaños, por segunda vez en menos de una semana, y vert amenazas contra sus “ex aliados” partidarios, PLC

Lester Juarez

El presidente Enrique Bolaños y Daniel Ortega, secretario general del Frente Sandinista, cerraron filas este mediodía, en torno a las pretensiones del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) de impulsar una contrarreforma de las reformas constitucionales aprobadas en segunda legislatura en enero de este año, después que Ortega y Bolaños acordaran congelar su aplicación hasta el 2007 y dar por terminado el pacto libero-sandinista.

Ortega dijo que el gobierno y el FSLN ya tienen los votos necesarios en la Asamblea Nacional para aprobar la Ley Marco que dejaría sin efecto la aplicación de dichas reformas, ya que los nueve legisladores de la bancada Azul y Blanco respaldarán a su homóloga sandinista.

Boicot del PLC

El líder sandinista señaló que los diputados del PLC pretenden incluir en la Ley Marco la amnistía del ex presidente Arnoldo Alemán, condenado a 20 años por actos de corrupción, pero que el FSLN se opondrá.

Ortega minimizó las críticas que generó la aprobación de la Ley Marco, porque considera que se trata de “argucias de tipo legal” y señaló que esa Ley generará estabilidad y gobernabilidad en Nicaragua.

Además acusó al PLC de boicotear el diálogo nacional y el trabajo que se realiza en la Asamblea Nacional y agregó que si los legisladores del PLC intentan impedir la aprobación de la Ley Marco se impondrá el reglamento del Poder Legislador donde la mayoría puede sesionar.