Política

Ortega: “Se acabó el pacto”

* Explica que Sisep no entrará a funcionar “y el Presidente puede nombrar de nuevo a sus funcionarios en las instituciones” * Rechaza de plano contrarreforma propuesta por el PLC, porque “profundizarían la crisis”, e insiste en Ley Marco

Managua y Río San Juan
El secretario general del Frente Sandinista (FSLN), Daniel Ortega, aseguró ayer en San Carlos, Río San Juan, que su partido le puso punto final al pacto Ortega-Alemán, después del encuentro que sostuvo el pasado lunes con el presidente Enrique Bolaños, donde acordaron congelar las reformas constitucionales y la aprobación de una Ley Marco.
“El llamado pacto con el PLC ya no tiene razón de ser. A partir de los acuerdos con el presidente Bolaños se pone fin a ese pacto. El día diez de octubre le hemos puesto fin a eso que han llamado pacto con el PLC, (porque) los acuerdos contraídos en la reunión con Bolaños, podemos decir que ese pacto, que ese acuerdo, con el PLC, ya no tiene razón de existir”, recalcó Ortega.
Según Ortega, el FSLN ha sido “factor de gobernabilidad y estabilidad” desde que perdió las elecciones en 1990, sin embargo su amenaza de “gobernar desde abajo” se cumplió al obligar al gobierno de Violeta Chamorro a aprobar una Ley Marco en 1995. Después pactó con Arnoldo Alemán, y ahora pretende reeditar la Ley Marco con Bolaños, para darle un respiro al mandatario.
“Estamos buscando estabilidad política y social. Creemos que la mejor manera es ayudar al Presidente que termine su período, por eso, entre los acuerdos se incluye una Ley Marco que postergue la aplicación de las reformas constitucionales hasta enero de 2007”, explicó.
Dijo que una vez aprobada la Ley Marco, “todas las cosas vuelven al estado en que estaban antes de la entrar en vigencia las reformas. La Superintendencia de Servicios Públicos (Sisep) no entraría en funcionamiento, y el Presidente puede nombrar de nuevo a sus funcionarios en las instituciones”, detalló.
Leal: “No es pacto sino acuerdo”
El líder sandinista descartó la propuesta del PLC de aplicar una contrarreforma a la Constitución. Dijo que “la propuesta del PLC no tiene sentido, es diametralmente opuesta a la del FSLN, porque busca nuevas reformas que profundizarían la crisis, así que no hay posibilidad de conversar eso con el PLC. Ni siquiera vamos a discutirlo, estamos por la Ley Marco, que pone fin a la crisis de gobernabilidad, y no hay más pláticas con el PLC”, insistió.
El secretario presidencial, Ernesto Leal, dijo a END esperar que Ortega rompa realmente el pacto con Alemán. “Ojalá, porque el pueblo ha sufrido mucho con ese pacto, y nos enrumbemos todos a trabajar únicamente por Nicaragua”, comentó.
Aclaró que el Presidente alcanzó un acuerdo de gobernabilidad con Ortega, y no un pacto, porque pactar significa prebendas “yo te doy y vos me das, que protege tus intereses personales y partidarios y me beneficia a mí también”, anotó. Según Leal, el acuerdo Bolaños-Ortega solamente beneficia a la nación y a los nicaragüenses.
Por otra parte, Ortega comentó el conflicto del río San Juan ante las pretensiones costarricenses de que sus fuerzas públicas naveguen armados por ese cuerpo de agua. Comentó que la acción tica de recurrir a la Corte Internacional de Justicia “es un crimen”.
“De qué sirve que digamos el río San Juan es nica, si nuestros campesinos no tienen recursos para navegarlo, ni transportarse en él. Hay que desarrollar San Carlos, El Castillo, San Juan de Nicaragua y Cárdenas, y ahí sí estaremos haciendo patria”, manifestó.
(Con la colaboración de Esteban Solís)