Política

Nicaragua ratifica TLC con EU

* Un total de 49 legisladores ratificaron el Tratado Comercial, los que provienen de las bancadas PLC, CCN y Azul y Blanco * Legisladores del FSLN recuerdan que Estados Unidos busca reforzar posición “más estratégica y geopolítica” en Centroamérica

Edgard Barberena

Un total de 49 diputados de las bancadas del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Camino Cristiano (CCN) y Azul y Blanco, ratificaron ayer en la Asamblea Nacional el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos.
Después de extensos debates en la Asamblea Nacional, el TLC contó con los votos de los 42 legisladores liberales, cinco Azul y Blanco, y dos de CCN, en tanto 37 sandinistas votaron contra la ratificación del tratado comercial.
La orden del secretario general del Frente Sandinista (FSLN), Daniel Ortega, a sus legisladores miembros de la Junta Directiva del Parlamento, de no bloquear el procedimiento para ratificar el TLC, fue cumplida al pie de la letra por éstos, y aprobada en el tercer intento de los legisladores liberales.
No obstante, durante sus intervenciones, los diputados sandinistas advirtieron a sus colegas liberales que sobre sus espaldas recaerá el señalamiento del pueblo, porque argumentan que el TLC no pondrá fin al alto índice de desempleo que agobia a los nicaragüenses.
Zoellick otra vez
Hubo en total 27 intervenciones durante las seis horas que duró el debate, 18 de las cuales correspondieron a legisladores sandinistas, quienes argumentaron que el Tratado afectará a la ciudadanía.
La primera argumentación sobre el TLC correspondió al titular del Legislativo, René Núñez, quien relacionó el tema con la situación que se produjo en Estados Unidos, como parte de la llamada seguridad nacional, después de las voladuras de las torres gemelas en Nueva York.
Reforzaron este argumento los también sandinistas Edwin Castro, Alba Palacio y Wálmaro Gutiérrez, entre otros legisladores del FSLN, quienes recordaron que cuando el ahora subsecretario de Estado de Estados Unidos, Robert Zoellick, era secretario de Comercio de Estados Unidos, éste señaló que se viene cumpliendo al pie de la letra en lo relacionado a los tratados comerciales.
En esa ocasión, Zoellick advirtió que los países que buscan acuerdos de libre comercio con su nación, deben cumplir más que criterios económicos y comerciales, si pretenden ser elegibles por ellos.
Como mínimo, estos países deben cooperar con Estados Unidos en su política exterior y metas de seguridad nacional, como parte de los 13 criterios que guiarán la selección que hagan los estadounidenses de sus potenciales socios en tratados de libre comercio. “Negociar con Estados Unidos no es algo a lo que uno tenga derecho, es un privilegio”, anotaron.
Batería liberal
Alba Palacios recordó que Zoellick “también emitió declaraciones cínicas similares a Colin Powel, quien sin pudor aseguró en una ocasión que la propuesta estadounidense sobre los tratados comerciales, es para potenciar al máximo los beneficios de los inversionistas, empresas y agricultores de Estados Unidos por lo menos de los grupos de interés políticamente bien conectados”.
“Tratándose de Centroamérica, está claro que el interés de Estados Unidos con este Tratado, es mucho más estratégico y geopolítico, ya que en términos comerciales la región es insignificante para la gigantesca economía estadounidense, y para su enorme flujo comercial”, anotó la legisladora.
Aseguraron que el TLC afectará a 196 mil 985 productores individuales de maíz, arroz, frijoles, lácteos y otros. “Esto va a ser un vía crucis para nuestro pueblo”, advirtió Roberto González.
La batería liberal se dio a conocer en el Plenario, con ocho intervenciones que inició Carlos Noguera, quien presidió la Comisión Especial de Seguimiento al TLC. Éste comprometió a su bancada, al afirmar que apoyarán la aprobación de una agenda complementaria de respaldo a los productores nacionales.
Dijo que por eso, el Tratado contempla una política de desgravación hasta de 14 años para los productos que “permita a lo interno a los nicaragüenses tomar nuestras medidas para que aumentemos la productividad”, destacó.
“Otro leño” contra el pueblo
Enrique Quiñónez, jefe de la bancada del PLC, quien llevó al Parlamento un par de megáfonos, aseguró que son falsas las afirmaciones “de que estábamos en un pacto con el FSLN para no ratificar el TLC”.
Señaló a Orlando Tardencilla, quien a esa hora no estaba en el debate, y a Miguel López. Aseguró que López, jefe de la bancada Azul y Blanco, los había sindicado de estar “amarrados” con el FSLN para no ratificar el TLC, pero se fue de viaje a España sin incorporar a su suplente para respaldar la votación de ayer.
Lilliam Morales Tábora, llamó la atención a sus colegas sandinistas, al decir: “Lamentamos las palabras soeces que se vertieron en la bancada del FSLN. Nosotros hemos actuado dentro de una estrategia en beneficio de las mayorías, y no como lo ha hecho la bancada del FSLN”, señaló.
La reacción de Morales Tábora fue interpretada como una repuesta a las afirmaciones de la sandinista Alba Palacios, quien al hablar en el Plenario sobre los efectos negativos del TLC, advirtió que vendrá a ser otro “leño” que le caerá encima a los nicaragüenses, ante la falta de igualdad y competencias.
Los debates fueron seguidos por la titular del Ministerio de Industria, Fomento y Comercio (Mific), Azucena Castillo, y una buena parte del personal de la institución que ella dirige; directivos de la Corporación de la Zona Franca Industrial (CZF), así como representantes de diferentes cámaras empresariales adscritas al Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep).