Política

“Abandonan barco arnoldista como ratas de naufragio”


Edgard Barberena

El coqueteo de diputados arnoldistas con el precandidato presidencial y purgado por la cúpula del PLC, Eduardo Montealegre, continuarán en los próximos meses porque son producto de las presiones norteamericanas que vino a oficializar en Managua el subsecretario de Estado norteamericano, Robert Zoellick, dijo ayer el doctor Sergio García Quintero.
“No es el dedo de Dios el que les tocó la conciencia, sino que definitivamente el dedo de los norteamericanos es el que los está haciendo vacilar como para poner en práctica aquello de que a la hora de los naufragios las primeras que saltan son las ratas, y en ese sentido, vamos a ver a muchos que han estado muy cómodos usufructuando el poder de Arnoldo Alemán, del cual se han lucrado y enriquecido para tratar de medrar por otro lado, cuando están viendo que la situación de Alemán es insostenible”, indicó el jurista.
Nicaragua no hace respetar su soberanía
El jurista llamó la atención --a propósito de lo que vino a decir Zoellick-- que Nicaragua no ha hecho mucho por hacer respetar su soberanía “con su propia manera de actuar y su proceder conforme al punto de vista internacional”, al tiempo que reconoció que “somos un país que vivimos prácticamente de la mendicidad y que proclamamos nuestra soberanía como uno de los valores más importantes. Cuando somos los propios nicaragüenses que la ponemos (la soberanía) a venta y jugamos con ella”.
García Quintero dijo que las declaraciones de Zoellick fueron desafortunadas, pues generaron una reacción contraria y “yo juraría que después de las declaraciones que hizo en Managua, los partidos políticos que son verdaderas pandillas políticas, han fortalecido su situación interna.