Política

¿Parlacen mantiene la paz regional?

Los organismos de integración regional han sido fuertemente cuestionados por el alto costo que representan para cada nación, que tienen que erogar, cada una, 1.7 millones de dólares anuales sin resultados concretos que beneficien a sus ciudadanos, y porque algunos de sus legisladores se han visto implicados en supuestos actos de corrupción, narcotráfico y otro tipo de delitos. No obstante, el presidente del Parlacen, Fabio Gadea Mantilla, asegura la vigencia del organismo regional porque, según él, ha permitido el mantenimiento de la paz, tras los conflictos bélicos internos que enfrentaron internamente a Nicaragua, El Salvador y Guatemala.

Consuelo Sandoval

El Parlamento Centroamericano (Parlacen), integrado por Nicaragua, Guatemala, Honduras, Panamá, Belice y República Dominicana, arribará el próximo 28 de octubre a sus 14 años de fundación, no obstante, todavía no se observan resultados concretos a favor de los habitantes de estos países.
Cada nación miembro elige a veinte diputados e incorpora además a los ex presidentes y ex vicepresidentes.
De acuerdo al Tratado Constitutivo o Protocolo de Tegucigalpa, el Parlacen fue creado para ejercer un liderazgo eficaz y democrático entre los distintos actores regionales, que en el marco del desarrollo sostenible coadyuve a la construcción gradual y progresiva de la unión centroamericana y de República Dominicana, conformando una sociedad moderna, justa y solidaria, donde se garantice la paz y el respeto a los derechos humanos.
En entrevista con el NUEVO DIARIO, su presidente saliente, el diputado nicaragüense Fabio Gadea Mantilla, quien deberá entregar el cargo el próximo 22 de octubre a un colega suyo panameño, defendió ardorosamente la misión del Parlacen, aunque reconoce que sus “logros” son intangibles y además explica la relación que mantiene con su consuegro, el ex presidente Arnoldo Alemán.
¿Realmente para qué ha servido el Parlamento Centroamericano?
“El Parlacen sirve para producir la paz en Centroamérica porque hoy en día en el Parlamento Centroamericano conversamos con una gran facilidad sandinistas y liberales, el FMLN y areneros de El Salvador, entonces, ese diálogo permanente, esa negociación permanente, obviamente nos lleva a producir un inicio de paz; probablemente si lo hubiésemos tenido en el pasado, no hubiéramos llegado a una situación tan lamentable en la cual perdimos a tanta gente en Nicaragua, El Salvador y Guatemala... El Parlamento podría convertirse en un país de 60 millones de habitantes.
Centroamérica unida podría comercializar su producción de café frente a una potencia industrial con mucha mayor fortaleza. ¿Qué podría hacer cuando los precios del café son bajos? Poner una industria cafetalera que pueda procesarlo y venderlo al mundo con valor agregado. Ese es un tipo de solución que se puede adoptar estando integrados y unidos.
Usted dice que el Parlacen ha servido para impulsar la paz en Centroamérica, sin embargo, las causas que provocaron las guerras en Nicaragua, El Salvador y Guatemala, no han desaparecido.
Pero está el Parlamento para poder hablar, ¿qué es lo que generó la guerra en El Salvador? Una situación de injusticia y de falta de participación de ciertas fuerzas como el FMLN. Hoy en día el FMLN no se va a meter en una guerra porque es un ente político respetado, y participa en el Parlacen y conversa con sus amigos de la izquierda y con sus adversarios de derecha, en ese sentido hay un gran avance para evitar esas confrontaciones que van a dar a la guerra.
¿Cree que realmente el Parlacen le ha traído beneficios a la ciudadanía centroamericana?
Por supuesto, lo que pasa es que la integración es un proceso que va lento, caminando con la historia, no se puede mostrar como un objeto terminado. Son otros hombres los que van a llevarse la gloria de haber unido a Centroamérica...
¿No es cierto que el Parlacen sea un elefante blanco?
Claro que no, es que al Parlamento le hace falta divulgación, con eso la gente puede darse cuenta para qué le sirve el Parlamento, por ejemplo, ¿de qué le sirve la integración a un estudiante? Le puede servir porque todas las universidades están homologando títulos en Centroamérica, patrocinada por el Parlacen. Hoy, para que un médico pueda trabajar en Nicaragua o en Costa Rica tiene casi que repetir su carrera. Con la homologación de títulos en las universidades los profesionales podrán ir de un país a otro y ejercer su carrera. Todo es un gran avance, abre fronteras, se te vuelve una nación más grande.
Entonces, ¿hay una relación costo/beneficio entre lo que gasta el Parlacen y los beneficios a la ciudadanía?
Hay una enorme relación costo/beneficio. El Parlamento Europeo, que es el ejemplo más claro y el que más apoya al Parlacen, pasó por estos problemas, decían que era muy caro (mantenerlo), entonces el Parlamento Europeo dio a hacer un estudio para ver lo que costaba la integración, y reveló que no cuesta nada, que lo que verdaderamente cuesta es no estar integrado porque se pierde un montón de dinero.
¿Cuánto le cuesta a Nicaragua mantener el Parlacen?
Lo que le cuesta a Nicaragua es un millón 700 mil dólares anuales, eso significa el 0.12% del Presupuesto General de la República.
El Parlacen ha sido catalogado como una cueva de corruptos. ¿Qué tan cierto es eso?
Hay casos por los cuáles están cuestionados algunos ex presidentes, como el ex presidente Arnoldo Alemán, Portillo, de Guatemala, y Mireya Moscoso, de Panamá. Sin embargo, han habido ex presidentes que han ido a realizar una gran labor: el ex presidente Reyna y Azcona, de Honduras; Calderón Sol, de El Salvador; el ex presidente Vinicio Cerezo, es uno de los hombres más centroamericanista que ha tenido Guatemala. De tal manera, que eso de que el Parlacen sea nido de corruptos no tiene sentido. Somos 120 diputados y porque están señalados dos o tres personas, no hay derecho a decir que es un nido de corruptos, eso es una grosería.
¿Cómo controlan los recursos que ustedes reciben?
Tenemos auditorías internas y externas, y estamos propiciando una Contraloría Centroamericana. El Parlacen es una institución absolutamente transparente, nunca se le ha señalado que vaya contra su funcionamiento transparente y honrado.
Si el Parlacen ha generado beneficios al pueblo centroamericano, ¿por qué cree que algunos mandatarios propugnan porque desaparezca?
Porque no saben lo que es, como nosotros mismos no fuimos instruidos en materia de integración, ahora estamos tratando en los colegios de enseñar la materia de integración para que los estudiantes conozcan para qué sirve, eso es falta de comprensión (de los gobernantes). Yo espero que en el año 2021, cuando celebremos el bicentenario de la independencia, podamos estar unidos todos los países.
¿Por qué cree que Costa Rica se opone a incorporarse al Parlacen?
Costa Rica firmó el Tratado Constitutivo, pero el Congreso Legislativo no lo ha ratificado, ese es un asunto prácticamente politiquero, que creen (los políticos) que ser integracionista les va a quitar votos (en las elecciones) y ninguno de los candidatos se atreve a decir que es integracionista, bien sabemos nosotros que el pueblo tico como que se cree que es europeizado, no son mestizos, como nosotros, pero ojalá que esas cosas vayan cambiando.
¿Qué le cambiaría usted al Parlacen?
Yo le daría facultades vinculantes. Que el Parlacen pudiera emitir proyectos de ley que fueran aceptados por los congresos de cada país en materia de integración. Por ejemplo, si se abren las fronteras para el libre tránsito de productos por territorio centroamericano, eso a nadie perjudicaría. Establecería una sola visa de entrada para los centroamericanos. Son ejemplos que se pueden discutir en los congresos.
¿Cómo observa usted la demanda de Costa Rica para que Nicaragua le reconozca el derecho para que sus guardias naveguen armados por el río San Juan?
Llevo yo una iniciativa para presentarla en el Parlacen y explicar el asunto, para que el Parlacen conozca el Tratado Jerez-Cañas y el Laudo Cleveland, para que lo estudie. El Parlamento tiene juristas, especialistas en derecho comparado y derecho territorial. El Parlacen no puede inmiscuirse, pero puede dar su opinión sobre tratados existentes desde hace años.
¿El Parlacen pudiese servir como amable componedor entre Costa Rica y Nicaragua?
Es probable que podría hacer todos los esfuerzos del caso, siempre se puede hacer un intento, es nuestra obligación, una vez que estemos enterados de la problemática, porque muchos de los diputados que no son nicaragüenses no conocen el problema a fondo.

Soy empresario pluralista

Fabio Gadea Mantilla es un empresario radial, fundador del Movimiento Democrático Nicaragüense (MDN), ex miembro de la Resistencia Nicaragüense y miembro del PLC, ésta unido por lazos familiares muy estrechos con el ex presidente Arnoldo Alemán, no obstante, asegura que en la emisora que dirige da cabida a los representantes de las distintas tendencias políticas e ideológicas.
¿Usted tiene un vínculo familiar con Arnoldo Alemán?
Es mi consuegro. Mi hijo (Jerónimo) es casado con su hija (María Dolores). Tenemos nietos en común. Además yo soy liberal.
¿Alguna vez ha estado retirado del doctor Alemán?
Yo nunca he estado retirado de él. Yo estuve en el Comité Ejecutivo Nacional del PLC y cumplí la misión, luego nombraron a otro. Aquí la radio (Corporación) siempre ha estado abierta para él, y también para sus adversarios, aquí tiene un programa él. Tiene un programa Eduardo Montealegre, los sandinistas tienen otros. Lo que yo hago es tener una radio pluralista, lo que yo hago es no cambiar, no confundir mi trabajo en este medio de comunicación con mi relación familiar con él (Alemán).
¿Él no le ha pedido que suspenda esos programas de sus adversarios?
Absolutamente no, él me respeta muchísimo y yo lo respeto también a él. Yo les dije a todos que esta radio es amiga del PLC, no incondicional, que aquí se le daba chance a todos los partidos de acuerdo a la opinión del público, se hablaba bien o mal de cualquier persona, de Daniel Ortega, Arnoldo Alemán, Sergio Ramírez...
¿En los años ochenta usted adversó al FSLN?
Siempre los adverso, pero mi condición política y mi criterio ideológico liberal, absolutamente me obligan a que tenga una radio y no margine la opinión o la ideología de nadie, aquí está abierta para todos, para Eduardo Montealegre, José Rizo. En los ochenta ¿cómo podría ocurrir?, si estaba en el exilio porque los sandinistas me sacaron del país, no había libertad de expresión, había que ser sandinista por fuerza. Yo me puse en contra del sandinismo y me fui al exterior a fundar una radio que les atacó fuertemente durante ocho años. Yo fui de la Contra y no me fui a pasear, me fui a luchar en la radio Impacto de Costa Rica.
¿Cómo observa la situación jurídica del ex presidente Alemán?
Yo no puedo confundir mis sentimientos familiares con mi desempeño como Presidente del Parlacen. Me mantengo al margen, independientemente del parentesco que tengamos, no quiero incurrir porque no sería imparcial. Yo tengo relaciones normales de familia con él (Alemán), algún respeto y cariño como familiar, de modo que ese tema lo aparto de mi entorno, inclusive en mis asuntos radiales (como empresario), lo prefiero dejar a los tribunales de justicia, yo no emito criterio sobre eso.
¿Cómo familiar sí tiene un criterio?
Tampoco. Guardo un prudente silencio.