Política

Rita Fletes aclara defensa a Alemán

* “Lo hice en calidad de nicaragüense”, anota

Consuelo Sandoval

La diputada sandinista Rita Fletes, aseguró ayer que en sus declaraciones respecto a la defensa de Arnoldo Alemán, lo que realmente quiso decir es que ningún funcionario extranjero tiene derecho de formular acusaciones contra cualquier nicaragüense, independientemente de su filiación política, condición social o económica.
Fletes se refería a los ataques del subsecretario de Estado estadounidense, Robert Zoellick, contra Alemán, a quien llamó “corrupto, ladrón y criminal”.
Fletes asegura que al señalar que “Alemán puede ser ladrón, pero es nuestro ladrón”, estaba parafraseando al presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt, quien manifestó que el dictador Anastasio Somoza “es un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta”.
“La defensa que hice de Alemán es en su calidad de nicaragüense. No estoy a favor de los actos de corrupción que cometió y que dejó en bancarrota a Nicaragua, razón por lo que dejó a miles de nicaragüenses sin medicamentos. Fuimos los sandinistas quienes pusimos los votos en la Asamblea Nacional para su desafuero, y que fuera juzgado en Nicaragua, no por funcionarios extranjeros”, expresó Fletes.
Recordó a Zoellick que Daniel Ortega “fue quien dio el primer paso para la democracia en Nicaragua, cuando negoció la paz con la contrarrevolución en Esquipulas, Guatemala, y que a partir de allí han sido electos tres presidentes nicaragüenses, y si esto no es democracia ¿qué cosa es, señor Zoellick?”, cuestionó.