Política

Rita Fletes: “Alemán es ladrón, pero es nuestro ladrón”

* PLC emite rotundo comunicado antiimperialista * Magistrado liberal en la CSJ acusa al presidente Bolaños de vender Nicaragua por 175 millones de dólares

Un rotundo rechazo provocaron entre la clase política las declaraciones del subsecretario de Estado de Estados Unidos, Robert Zoellick, quien llamó “criminal, ladrón y corrupto” a Arnoldo Alemán, del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), y atacó en menor proporción al secretario general del Frente Sandinista (FSLN), Daniel Ortega.
La diputada sandinista Rita Fletes cuestionó la amenaza de que Estados Unidos congelará el desembolso de 175 millones de dólares de la Cuenta del Milenio de continuar el pacto Ortega-Alemán.
“No necesitamos esa partida, que mejor nos paguen los 17 mil millones de dólares de indemnización que le deben a Nicaragua desde los años ochenta, conforme a la sentencia de la Corte Internacional de Justicia de La Haya “, emplazó.
Fletes defendió a Alemán, aunque reconoció que “puede ser ladrón, corrupto y criminal, pero es nuestro ladrón, corrupto y criminal”.
Los diputados liberales calificaron de “injerencistas” las afirmaciones de Zoellick, y desautorizaron a sus colegas David Castillo y Carlos Noguera, quienes acudieron a un encuentro con el diplomático estadounidense, y al salir se pronunciaron contra el pacto.
Diplomacia del garrote
El diputado Donald Lacayo la emprendió contra el presidente Enrique Bolaños y los precandidatos presidenciales Eduardo Montealegre, José Antonio Alvarado y Herty Lewites, a quienes acusó de ampararse “en la bota del imperio” para conseguir el poder y lograr privilegios para “una oligarquía corrupta, por lo consiguiente, éstos son los vergonzantes de Nicaragua”, dijo.
“Muy mal hace un yanqui en venir a ofenderme a mi patria y pretender darme lecciones de cómo debe ser el curso de mi país. No acepto esas imposiciones por muy subsecretario de Estado que sea. Tenemos una línea trazada que el pueblo va a determinar en las elecciones generales del próximo año”, manifestó Lacayo.
Su correligionario Carlos Gadea, advirtió que respaldan a Alemán, y aseguró que en las elecciones generales es el pueblo el que va a votar, pues no es Zoellick quien decide. “No nos va a doblar el brazo el subsecretario de Estado. No vamos a dejar a Alemán porque es el líder de nuestro partido. Vamos a mantener el respaldo, y nuestras posiciones ahora están más duras”, exclamó.
PLC denuncia “injerencia”
Jaime Morales Carazo aseguró que los planteamientos de Zoellick constituyen “el resurgimiento de la vieja política que se creía ya desfasada de la zanahoria y el gran garrote. Es inusual que un representante extranjero que no está acreditado ante el Gobierno de Nicaragua, tenga la desfachatez de hacer ese tipo de manifestaciones. Creo que son inaceptables”, comentó.
Estimó que la actuación del funcionario estuvo antecedida de la visita del ex embajador Oliver Garza, y considera que es “una actitud y política extremadamente dura que no contribuye a procurar niveles de gobernabilidad porque tensa las relaciones”.
Dijo que ningún representante extranjero se atreve a hacer ese tipo de declaraciones en un país serio y digno, porque inmediatamente sería rechazado. “Creo que son manifestaciones lamentables”, destacó.
El PLC rechazó oficialmente las declaraciones de Zoellick a través de un comunicado, porque aseguran que representa una clara “humillación y ultraje de un poder extranjero, empeñado en entrometerse y ejercer influencia decisiva en los destinos del país, cosa que no podemos, ni debemos permitir los verdaderos hijos de Nicaragua”.
Bolaños pone precio a Nicaragua
El magistrado liberal del Poder Judicial, Guillermo Selva, afirmó que con la llegada de Zoellick, el presidente Bolaños le puso precio a la nación, porque ahora Nicaragua vale 175 millones de dólares.
“Lo más triste y vergonzoso es ver que las comparsas locales guardaron silencio, no dijeron nada, en el 103 aniversario del sacrificio, la gesta del general (Benjamín) Zeledón, el más alto exponente de la soberanía y dignidad nacional. Zoellick no vino como un diplomático, sino como procónsul a ordenar, y no debe ser así”, dijo Selva.
Su colega sandinista Rafael Solís, opinó que desde hace mucho tiempo los gringos están parcializados contra el Poder Judicial, por lo cual, cualquier cosa que digan o informe que emitan carece de objetividad.

(Con la colaboración de Eloísa Ibarra)