Opinión

Juez Suplente


— —

Un juez de la reserva, salido casi de la nada, da a este país de;
venalidades y chanchullos una lección de honestidad.;


Rehusa corromperse, denuncia el intento de soborno y planta cara;
a una magistrada jefe de la Suprema Corte, involucrada, al;
parecer, en una burda trama de acoso y derribo contra el;
Contralor General.;


El hecho es memorioso por lo insólito. La podredumbre cotidiana;
nos tiene acostumbrados a jueces deshonestos, funcionarios;
corruptos, políticos indecentes.;


Que surja, sin respaldo ni padrinos, una persona que valora más;
su dignidad que su bolsillo muestra que no todo está perdido.;


Ninguna sociedad funciona sin valores morales. La demolición de;
Nicaragua es consecuencia de la pérdida de referentes éticos, del;
triunfo de la deshonestidad, de la entronización de una clase;
política sin escrúpulos ni patriotismo.;


La recuperación de Nicaragua requiere recuperar la ética. Tomemos;
nota y reproduzcamos el ejemplo. Es el camino a la esperanza.;