Opinión

La iniciativa HIPC


— Oscar René Vargas* —

A través de cuatro maneras se hace sentir el impacto negativo del sobre-endeudamiento en Nicaragua. En primer lugar, las divisas requeridas para el pago de su servicio compiten con las necesarias para financiar las importaciones de bienes y servicios, de modo que la reducción de las importaciones se hace sentir negativamente en el crecimiento económico. En segundo lugar, la tasa de crecimiento económica es afectada por la contratación que se provoca en la inversión pública, ello se debe al recorte del gasto público. En tercer lugar, los desequilibrios fiscales -el déficit público- inducidos por el pago del servicio de la deuda externa tienen un efecto negativo sobre el nivel de los precios de los productos de la industrial fiscal que crecen para cubrir el déficit. En cuarto lugar, los ajustes que se han implementado en el presupuesto público derivan en una reducción de los gastos sociales y el subsiguiente negativo sobre los niveles de la pobreza.;


La Iniciativa HIPC (Iniciativa de los Países Pobres Altamente Endeudados), se trata de una propuesta realizada por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Muncial (BM) para los países pobres altamente endeudados que, habiendo agotado todos los programas existentes para aliviar la deuda, siguen enfrentando graves problemas para el pago del servicio. Su fin es que los beneficiarios no necesitan volver a reestructurar su deuda. Lo novedoso de la iniciativa se encuentra en el hecho de que, por primera vez, la reducción de la deuda puede alcanzar a la deuda de los acreedores multilaterales. El cambio de política de los organismos financieros internacionales es el porcentaje tan significativo de su deuda que mantienen muchos países pobres con los organismos multilaterales. El 26 por ciento de la deuda total de Nicaragua es con los organismos financieros multilaterales.;


Para negociar la reducción de la deuda externa se fija inicialmente una fecha de corte, entre seis y un ańo anterior a la incorporación a la Iniciativa HIPCs, que se mantendrá invariable a lo largo de todo el tiempo hasta llegar al punto de terminación. La deuda negociable es únicamente la contraída con anterioridad a la fecha de corte, es decir la nueva deuda contraída después del Mitch no se incluye. Las condiciones para que un país sea elegible son cuatro:;


1) tener una baja renta per cápita, Nicaragua tiene una renta per cápita de US$410 dólares anuales;;


2) haber agotado el resto de posibilidades de alivio a la deuda, como la reducción del stock de la deuda en el Club de París de acuerdo a los Términos de Nápoles. Nicaragua ha recibido una condonación de US$6,882.7 millones de dólares en el período de 1991-1998, el primer acuerdo fue en diciembre de 1991 según los Términos de Londres (reducción del 50 por ciento de la deuda) y el segundo acuerdo fue en marzo en 1995 y el tercer acuerdo en abril de 1998 siguiendo los Términos de Nápoles (condonación del 67 por ciento de la deuda). ;


Sin embargo, en diciembre de 1998, la deuda externa de Nicaragua era, todavía, de US$6,279.9 millones de dólares;;


3) registrar un ratio valor actualizado neto de la deuda total/exportaciones superior a 200-250 por ciento (en Nicaragua la relación es más del 600 por ciento) y un ratio de servicio de la deuda total/exportaciones superior al 20-25 por ciento (el servicio de la deuda programado de Nicaragua para 1998 fue de 40.0 por ciento de las exportaciones), ambos elementos son indicativos de un nivel de deuda insostenible, para la comunidad internacional si la deuda se puede honrar, es sostenible;;


4) sostener durante seis ańos los programas de ajustes acordados con el FMI, momento en que se accedería al punto de terminación, en el que los organismos financieros internacionales reducirían parte de la deuda que les correponde. De acuerdo con el documento del FMI del 24 de agosto de 1999, para que Nicaragua acceda al punto de terminación tiene que cumplir los siguientes objetivos: venta de las empresas estatales, implementación satisfactoria de leyes para reformar el sistema financiero, implementación de reformas del sistema de seguridad social, progresos satisfactorios en la gobernabilidad e implementación de un sistema para la reducción de la pobreza. El gobierno calcula haber cumplido estos objetivos para el ańo 2001.;


Aunque la Iniciativa HIPCs, supone un avance incuestionable, sin embargo, adolece todavía de serias limitaciones. En primer lugar, la reducción de la deuda está condicionada al cumplimiento del programa de ajuste estructural durante los próximos dos ańos, cuestionable por el impacto social dudoso de este programa en los últimos nueve ańos cuando el número de pobres creció. En segundo lugar, porque el nivel de la deuda que se considera sostenible resulta demasiado oneroso desde la perspectiva del desarrollo sostenible, el invertir el 25 por ciento de las exportaciones en el pago de la deuda limita las posibilidades reales de crecimiento económico para Nicaragua, teniendo en cuenta que el déficit de la balanza comercial ha ido creciendo ańo con ańo desde 1990. En tercer lugar, el déficit público está calculado que va a descender de 34 por ciento en 1999 al 20 por ciento en el ańo 2005, lo que implica que la mayoría de la población seguirá pagando el costo de la crisis. ;


En cuarto lugar, de acuerdo a documentos del FMI, Nicaragua va a seguir necesitando de una ayuda internacional substancial y concesional hasta el ańo 2018, lo que significa que existe el peligro que un proceso de endeudamiento futuro se puede generar nuevamente.;


* Oscar-René Vargas. Su último libro publicado es: El Síndrome de Pedrarias. La cultura política en Nicaragua (julio 1999);