Opinión

Los políticos y los "perros"


— Flavio Rivera Montealegre —

ŤDime quién te gobierna y te;
diré quién eresť;


José Ortega y Gasset;


De la experiencia de haber educado a mis hijas, desde enseńarles a leer y escribir antes del ańo y medio, hablar claramente antes del ańo, hasta comportarse con educación y actitudes honestas; me di cuenta que el atraso que existe en Nicaragua es simplemente porque no poseemos la actitud de educarnos como sociedad desde que nacemos.;


En adición a esta experiencia, he visto los documentales por la Televisión, en los segmentos dedicados a la Ciencia por el ŤDiscovery Channelť, en los que han presentado el aporte que los perros, sí los PERROS, esos animalitos únicos amigos del hombre, el aporte que con sólo su olfato saben si a su dueńo se le avecina un ataque al corazón, o una baja en el azúcar, o un ataque de epilepsia. En un caso presentaron a un perro que hasta tomó el teléfono con la boca (boca no hocico en este caso) para entregárselo a su dueńo y éste pudiera llamar a Emergencia.;


Todos sabemos de esos PERROS que le sirven al hombre para detectar drogas, alimentos introducidos de contrabando, seguir las huellas de un delincuente o servir de Lazarillo, guías, a personas con impedimentos físicos, todo esto nos confirma cuán noble es el PERRO y de qué manera entrega esa nobleza al hombre. Otro aspecto interesante es la existencia de ESCUELAS PARA PERROS, en los países desarrollados, el colmo de hoy día es la existencia por todos lados de Clínicas muy limpias y muy bien equipadas con Doctores Veterinarios y personal especializado en la medicina animal. Todo esto comparado con el cuido de los seres humanos y su educación en Ťpaísesť o fincas como la de Nicaragua, simplemente quedamos en el ridículo.;


Y más aún quedamos en el ridículo cuando comparamos la capacidad de servicio y nobleza de los PERROS con la capacidad de servicio a su pueblo de los ŤPOLITICOSť que por estos lados pululan alrededor del botín ŤEstadoť. Aquí sólo cabe una pregunta: Podrían los países amigos becar a nuestros Ťpolíticosť en esas Escuelas para Perros del mundo desarrollado?;


Managua, Nic. agosto de 1999;