Opinión

Nuevas leyes financieras, ¿contra qué privilegios?


— —

En vísperas de la resolución de la Contraloría sobre la oscura;
privatización del BANIC, se habían creado otras;
contradicciones en el terreno del juego presidencial. El;
Presidente Alemán había sorprendido, tanto a los banqueros;
privados como a sus aliados del FSLN, con un paquete de leyes;
financieras que envió a la Asamblea el 24 de agosto para su;
aprobación con trámite de urgencia. Las leyes suprimen la;
autonomía de la Superintendencia de Bancos al ponerla bajo;
total control de la Presidencia, concentran más poder;
económico-financiero en la persona del Presidente del Banco;
Central, Noel Ramírez, y establecen nuevas regulaciones sobre;
la banca privada y sobre todas las instituciones financieras,;
lo que supone cambios importantes en las actuales reglas de;
juego respecto a capitales iniciales, otorgamiento de;
créditos, aprobaciones de bancos, sustituciones de sus;
directivas, etc.;


Los críticos de las leyes -banqueros, empresarios, políticos-;
están hablado de "dictadura financiera" y de una nueva ola de;
"terrorismo económico". La Subcontralora, Claudia Frixione, se;
refirió al tema del sigilo bancario, que estaría en peligro;
cuando Alemán aplique la ley y entregue la Superintendencia a;
Noel Ramírez, quien es miembro del directorio ejecutivo del;
partido en el gobierno. "Al hacer de la Superintendencia una;
institución dócil y al ponerla en manos partidarias, el;
Presidente de la República podría pedir un informe privado de;
cualquier ciudadano que no comparta las políticas del;
gobierno".;


Si la pérdida total de autonomía de la Superintendencia de;
Bancos preocupa a los banqueros privados, también les;
inquietan otras disposiciones de las nuevas leyes. Entre;
ellas, la que limita al 10% el número de acciones que podrá;
tener cada socio de un banco, para así evitar situaciones tan;
riesgosas como la que llevó a la quiebra al BANCOSUR. O la;
disposición que establece límites a los montos de créditos que;
los bancos podrán otorgar a empresas vinculadas por lazos;
familiares con los directivos del banco. Ambas disposiciones;
afectan seriamente a todos los bancos privados de Nicaragua;
que responden al obsoleto perfil de una banca oligárquica, al;
servicio de grupos familiares que concentran poder económico y;
poder político desde hace siglos. Ambas disposiciones de las;
nuevas leyes son muy positivas porque buscan democratizar el;
poder financiero. ;


Tenía, pues, cierta base el Presidente Alemán cuando respondió;
molesto a los banqueros que criticaban las leyes, las que;
calificó como "revolucionarias". Alemán acusó a los banqueros;
de haber establecido en estos ańos un "monopolio privilegiado";
utilizando el ahorro nacional para favorecer con créditos sólo;
a sus amigos, olvidando a los campesinos y a los pobres. Sin;
embargo, pocos días después, todo lo descubierto en el caso;
BANIC vino a poner en evidencia la demagogia de sus;
argumentos. La investigación de la Contraloría demostraba que,;
para competir con los "privilegios oligárquicos", el gobierno;
liberal había usado el BANIC para capitalizar;
privilegiadamente a altos funcionarios del círculo;
presidencial. Y así como los allegados al gobierno de Violeta;
de Chamorro hicieron botín del BANADES, los allegados al;
gobierno de Alemán habían hecho botín del BANIC. Tras el;
discurso presidencial anti-oligárquico y de defensa cerrada;
"de las clases medias que también tienen derechos", se esconde;
la concepción del Estado-botín, que Alemán comparte con la;
oligarquía tradicional.;


Los banqueros y el sector pactista del FSLN no esperaban las;
leyes financieras. El gobierno no esperaba lo del BANIC. Y;
organismos multilaterales, como el Banco Mundial (BM) y el BID;
-los que diseńan y monitorean la marcha de la economía;
nicaragüense- no contaban con ninguna de estas dos crisis. El;
BM trabaja por establecer en Latinoamérica sólidas democracias;
de mercado que favorezcan a los capitales globalizados. Pero;
en Nicaragua, el BM se encuentra con un país que apenas conoce;
la democracia y las leyes del mercado y con un gobierno que se;
apropia del discurso democratizador y modernizante de la;
tecnocracia, que habla de globalización y de Estado de;
derecho, pero que después aplica la vieja ley del embudo: lo;
ancho para mí y para vos lo agudo...;


La nueva ley de la Superintendencia no obtuvo el aval del BM.;
Sin embargo, el gobierno la envió sin ese consenso a la;
Asamblea, originando un conflicto de compleja conclusión. Una;
seńal más del estilo de la osadía autoritaria del actual;
gobierno. Sin embargo, el cúmulo de contradicciones que Alemán;
ha ido generando con todos los sectores económicos que no;
pertenecen a su círculo de poder no le permitirá pasar estas;
leyes tal como fueron concebidas y tendrá que flexibilizarlas.;
En esta zona de "bateo libre", ¿quién ganará?;


Equipo "Nitlapán-Envío"