Opinión

Antoine de Saint-Exuperry: un personaje del siglo


— Rafael René Corea —

El hallazgo de una cadena de plata en el Atlántico que perteneció;
al famoso escritor y aviador, Antoine de Saint-Exuperry, muerto;
el 31 de julio de 1944, cuando su avión en misión militar se;
precipitó al mar en la Segunda Guerra Mundial, ha puesto de;
actualidad su vida y su obra en Francia.;


Para la mayoría de los franceses y los extranjeros, que gustan;
de la literatura de ese país, Saint-Exuperry fue un gran;
novelista, un audaz aviador y un soldado patriótico o tal vez más;
que eso: una figura del siglo que termina por su imagen brava y;
generosa que su muerte cambió en destino. Se recuerda que después;
de cincuetna ańos el padre de "El Pequeńo Príncipe" todavía hace;
sońar con su libro a "todas las personas grandes que una vez;
fueron nińos".;


Su actualidad ha revelado que era "un hombre formidable" pero en;
el fondo mal conocido porque fue un personaje infinitamente;
complejo. Un hombre de acción asaltado por la duda; un humanista;
místico y combatiente sin uniforme pues nunca fue ni vichysta ni;
tampoco gaullista. Un escritor consagrado pronto pero siempre a;
la orilla del mundo literario porque era incansable o tal vez un;
"hombre de acción a quien la acción no le era suficiente" como;
lo definiera el novelista Roger Caillos, en Le Monde des Livres.;


Se ha descubierto que en los programas escolares lo han deformado;
en su verdadera nobleza de alma, en su estilo elíptico y breve,;
en su moral de esceta y de tolerancia; en su arte de hacer;
participar al lector en lo que él había vivido. En su vida Saint-;
Exuperry y se guardó bien en no ser un "hombre de letras" al;
gusto de las élites parisinas pero su rechazo de los círculos;
literarios, se ha agregado ahora, a su gloria póstuma de rebelde;
y aventurero que lo eleva a la condición de ser un pesonaje;
singular del siglo, escribió el crítico literario, Jerome Garcin,;
en Le Nouvel Observateur.;


Su obra literaria es ilustrada por una excelente y sencilla;
narrativa que prolonga la aspiración de libertad de André Gide;;
el sensualismo, el anticonformismo y anuncia al paganismo de;
J.M.G. Le Clezio. Su nostalgia del éxtasis material, de la;
errancia terrenal, del mundo ante la civilización. Antoine de;
Saint-Exuperry fustigó siempre desde lo alto del mundo a la;
opulencia moderna y oponía el desierto edénico a las megapulas;
industriales y se lamentaba de no haber podido realizar su sueńo:;
"ser un simple jardinero".;


Amó con pasión a varias mujeres entre ellas a una argentina. Sus;
obras "Vuelo de noche, "Tierra de Hombres", "Citadela" y su;
célebre "El Pequeńo Príncipe" han sido traducidas a muchos;
idiomas esta última fue publicada por primera vez en Estados;
Unidos en 1943 después en Inglaterra y finalmente en 1945 en;
Francia.;


La historia del pequeńo rubio extraterrestre ha sido uno de los;
libros más vendidos en el mundo con más de 50 millones de;
ejemplares hasta ahora y traducido a 102 lenguas e incluyendo;
dialectos y después de 50 ańos de la publicación de "El Pequeńo;
Príncipe" su fenómeno cultural de carácter universal todavía hace;
impacto pues en la ciudad de Hokone en Japón, recientemente, se;
ha abierto al público el "Club del Pequeńo Príncipe".;


(Fuentes: Le Monde des Livres, Le Nouvel Observateur, Le Point).