Opinión

¿puede la autonomía resolver los problemas educativos locales?


— Vanessa Castro Cardenal* —

La autonomía escolar puede contribuir a elevar la calidad de la;
educación si efectivamente democratiza los centros escolares y;
promueve al máximo la participación local. Lograr un;
involucramiento de la mayoría de los actores educativos en la;
mejora del servicio no es fácil. Según estudios hechos en;
Nicaragua y otros países, democratizar el sistema de enseńanza;
pasa por algunas condiciones:;


rUn liderazgo facilitador de la participación local que desde el;
Ministerio de Educación (MECD) -en todos sus niveles-, la escuela;
y la comunidad, promueva el involucramiento de todos los actores;
educativos en la toma de decisiones de importancia, ;


run sistema de información y capacitación que permita a padres,;
madres, docentes, directores y funcionarios conocer las reglas;
del juego del proceso en el cual se han involucrado y dominar los;
problemas educativos a resolver prioritariamente, ;


relecciones transparentes, mecanismos que garanticen la rendición;
de cuentas de los electos a cargos de responsabilidad,;


run tendido orgánico que dé pies y cuerpo a los órganos de;
dirección superiores que operan como cabeza de la autonomía,;


run sistema de comunicación ágil para que las agendas de los;
organismos de dirección del régimen autonómico reflejen los;
diversos intereses de la comunidad educativa; este sistema debe;
funcionar a lo interno de la escuela y entre la escuela y las;
instancias correspondientes del MECD.;


En Nicaragua la autonomía incluye aproximadamente 20% de las;
escuelas del país. Sin embargo, el régimen autonómico no tiene;
frutos homogéneos. En Julio de este ańo conduje1 una;
investigación comparativa en 18 centros educativos: 10 autónomos;
y 8 públicos. Este estudio lo financió el Banco Mundial como;
parte de su Evaluación Social para el proyecto de Educación;
Básica, buscando analizar entre otras cosas: ¿Cuál era la;
participación de los actores educativos en el proceso de;
autonomía y la vinculación de su participación con las mejoras;
en la calidad? ;


Como resultado de las visitas a las escuelas estudiadas se;
corroboró que si la autonomía no trae mayor participación;
consciente de la comunidad se traduce mayormente en incremento;
del trabajo de profesores, directores y padres. Ciertamente, en;
7 de las 10 escuelas autónomas visitadas, donde se daba;
incentivos económicos a los docentes había menos deserción, sin;
embargo, 2 de las 8 escuelas no autónomas habían logrado también;
bajar la deserción sin incentivos.;


Un estudio realizado en Nicaragua por King, Rawlings, Ozler,;
Callejas, Gordon y Mayorga de Caldera (1996, The World Bank,;
Washington), coincide en detectar que la autonomía cuando es;
democratizadora eleva la calidad educativa y produce mejoras en;
el rendimiento académico. El estudio que coordiné entre Mayo y;
Julio halló también las más bajas cifras de deserción y;
repetición en cinco de las escuelas --tres autónomas, dos;
estatales-- donde se daba amplia participación de padres,;
docentes y estudiantes. Esta reciente investigación del BM;
permitió ver que la autonomía como creación de espacios;
democráticos, se da tanto en escuelas oficialmente autónomas como;
en escuelas públicas no descentralizadas. Las condiciones para;
el funcionamiento democrático de estos centros fueron:;
autoridades del MECD que respetan y apoyan las decisiones de la;
comunidad educativa; directores que promueven participación en;
actividades importantes para la educación; y, un Consejo Escolar;
--oficializado o no-- que funge como "cabeza" de un cuerpo de;
organismos cuyas decisiones son colegiadas. En estos cinco;
centros de alta retención y promoción, la participación de la;
comunidad educativa iba más allá de la realización de actos,;
veladas, rifas y bailes. Por ejemplo, los padres estaban;
organizados en consejos por alas y además de recoger fondos,;
supervisaban clases, visitaban a estudiantes ausentistas, e;
invitaban a padres con alta preparación académica;
a impartir clases complementarias para alumnos/as de bajo;
rendimiento. En estas escuelas los gobiernos estudiantiles se;
ocupaban de reforestar, hacer murales educativos con temas;
geográficos, mapas, etc.;


La autonomía por sí sola no puede resolver a corto plazo todos;
los problemas educativos impuestos por la pobreza social y;
familiar, ni sustituir la labor del gobierno. Sin embargo,;
cuando la autonomía es real contribuye a incrementar la;
organización y participación de los distintos actores educativos;
para aumentar la retención escolar, atraer estudiantes que están;
fuera de la cobertura actual y mejorar la calidad de la;
educación.;


Para disminuir la deserción es importante el actual sistema de;
incentivos a docentes. Estos estímulos pueden complementarse con;
otras acciones dirigidas a obtener incrementos de la matrícula;
escolar y la retención, entre las que resalto: ;


rAdecuación de horarios y calendario de enseńanza según las;
necesidades específicas de cada comunidad, como las que enfrentan;
el trabajo infantil ligado a la agricultura.;


rCreación de huertos escolares atendidos por padres, estudiantes;
y maestros/as para complementar el actual programa de leche y;
galleta.;


rInvolucramiento de organismos no gubernamentales y asociaciones;
comunitarias para brindar una mejor alimentación a los;
estudiantes. Esto ha dado buen resultado en los preescolares;
comunitarios y PAININ. Es notorio que en muchas escuelas;
rurales la asistencia baja cuando se agota el vaso de leche y la;
galleta. La alimentación en la escuela la convertiría en un;
magneto nutricional que atraería y retendría a los alumnos/as;
provenientes de los hogares más vulnerables.;


Mejorar la calidad de la educación es complejo. Sin embargo,;
trasladar a las familias muchas de las tareas administrativas que;
actualmente realiza el director y algunos docentes puede;
liberarlos de esa labor para que se dediquen en cuerpo y alma a;
lo pedagógico. Esto no debe significar responsabilizar a los;
padres de financiar la educación sino darles un rol protagónico;
en la administración de los fondos. Para ello se necesitan;
programas de capacitación para preparar a padres, docentes,;
estudiantes y directores para ejercitar constructiva y;
eficientemente el poder.;


Así como en cinco de las 18 escuelas visitadas ubicadas, todas;
en comunidades muy pobres, la democratización del servicio;
educativo ha permitido avances importantes, en el resto del;
sistema escolar dar poder real a los sujetos que proveen y;
reciben el servicio abrirá espacios para que ellos encuentren;
creativas soluciones a muchos otros problemas de la educación;
nicaragüense.;


* Doctor en Educación, Universidad de Harvard, Consulto.;


1 Participaron en este estudio, Mireille Vijil, Nora L. de Cuadra;
y conté con el apoyo de Marlene Alvarez.