Opinión

De cuál "segunda independencia" se habla?


— Freddy Franco —

El gobierno insiste pomposa y demágogicamente en su show;
propagandístico sobre la inclusión de Nicaragua a la;
iniciativa HIPC, llamándola ahora --a través de un spot;
publicitario-- como la "segunda independencia", por la posible;
condonación de una parte de la deuda externa de Nicaragua,;
iniciativa destinada --de acuerdo a determinadas condiciones--;
a los países más pobres del mundo. Y quien cree que la;
independencia económica de Nicaragua llegará y se hará;
efectiva mientras seamos uno de los países más pobres del;
mundo y mientras tengamos gobernantes que en lo que menos;
piensan es en el desarrollo nacional?;


Es claro que cualquier acuerdo o decisión de la comunidad;
internacional de condonar o reducir la deuda externa --;
independientemente de su monto-- es positivo. Sin embargo, si;
se toman acciones de este tipo y no se toman decisiones de;
fondo para modificar los patrones injustos de las relaciones;
económicas internacionales vigentes, el problema del;
endeudamiento externo --sobre todo para los países del sur--;
continuará el círculo vicioso que lo ha caracterizado desde;
muchas décadas atrás.;


Como sabemos el problema de la deuda externa llegó a sus;
máximos niveles de crisis en los ańos 80 en América Latina.;
Desde ese entonces muchos países plantearon que la deuda;
externa era impagable e incobrable, y la lucha de muchas;
naciones se incrementó desde ese momento. Sin embargo, el;
problema sigue sin resolverse, y sólo se han adoptado algunas;
medidas paliativas que no resuelven de manera integral y de;
fondo dicho fenómeno.;


En el caso de Nicaragua, la lucha por un nuevo ordenamiento;
económico internacional, incluyendo la solución del problema;
de la deuda externa, se inició de manera importante en los;
ańos 80. Llevamos veinte ańos de estar luchando por una;
solución importante como Estado nicaragüense frente a este;
problema y las condonaciones que se han venido produciendo en;
todos estos ańos 90 --incluida la actual-- es producto de un;
esfuerzo sistemático de la mayoría de las fuerzas vivas de la;
nación nicaragüense, pero que no se resuelven nuestros;
problemas de fondo.;


Porque también hay que decir que esos esfuerzos de gestión;
externa, no se han acompańado de soluciones económicas;
internas efectivas que nos hagan depender menos de la ayuda;
internacional y fortalezcan la economía nacional. Al;
contrario, la tendencia de endeudamiento es en general;
creciente, la balanza comercial de Nicaragua sigue siendo;
acentuadamente negativa, el déficit fiscal del presupuesto;
nacional sigue siendo significativo y continúa financiado de;
manera importante por la ayuda externa, los principales;
sectores de la economía (agricultura, industria) siguen;
estando en una situación de estancamiento, de recesión, sin;
invertir en su desarrollo tecnológico y su competitividad, y;
sin la existencia de políticas de consenso para avanzar en un;
desarrollo económico nacional sólido.;


Entonces la propaganda que asocia el concepto de independencia;
(en lo económico) al tema de la condonación de la deuda;
externa, es sólo eso: propaganda. Porque además de los grandes;
desajustes y debilidads económicas nacionales, nuestro país y;
su economía dependen cada vez más de las recetas impuestas por;
los organismos financieros internacionales, sin que nuestros;
gobernantes en la última década hayan demostardo el mínimo;
sentido de independencia nacional ante tales organismos. Cada;
vez más nuestra economía, sus recursos naturales y estatales,;
han sido entregados bajo prácticas corruptas, sin un control;
efectivo del Estado y sin mínimos beneficios para la nación;
nicaragüense. Al contrario, en términos económicos y;
políticos, Nicaragua vive un profundo problema de;
desnacionalización, una profundización de su dependencia.;


Por tanto, es demagógico estar hablando de segunda;
independencia, cuando somos uno de los países más dependientes;
del mundo. Los que hoy hablan de independencia son los que;
precisamente han llevado a Nicaragua (histórica y actualmente);
a una mayor dependencia y tampoco tienen propuestas ni;
intenciones de implementar o contribuir a un desarrollo;
nacional efectivo e integral, que de manera efectiva sí;
contribuiría a ir saliendo de nuestra centenaria dependencia.