Opinión

El 50 aniversario de la Unión de Universidades de América Latina


— Carlos Tünnermann Bernheim —

En septiembre de este ańo cumple 50 ańos de fundada la Unión de;
Universidades de América Latina (UDUAL), que agrupa a más de;
doscientas instituciones de Educación Superior de América Latina;
y el Caribe, entre públicas y privadas.;


La UDUAL fue creada en virtud de un acuerdo del "Primer Congreso;
de Universidades Latinoamericanas", reunido en la Universidad de;
San Carlos de Guatemala, por iniciativa del entonces Rector de;
dicha Universidad, Dr. Carlos Martínez Durán.;


El Congreso fue convocado en cumplimiento de una decisión;
adoptada por el "Primer Congreso Universitario Centroamericano",;
que se había reunido un ańo antes (1948) en San Salvador, El;
Salvador y había creado el Consejo Superior Universitario;
Centroamericano (CSUCA), organismo pionero en el mundo en el;
ámbito de la cooperación regional interuniversitaria. ;


Pero el Congreso centroamericano, convocado por el Rector de la;
Universidad de El Salvador. Dr. Carlos Llerena, consideró;
necesario promover una asociación de Universidades, a nivel;
continental, y encargó a la más antigua Universidad de;
Centroamerica, la de San Carlos de Guatemala, que se encargara;
de organizar la primera gran asamblea de universidades, que;
reunida en la ciudad de Guatemala, el 15 de septiembre de 1949;
puso las bases de lo que ha sido, por medio siglo, la Unión de;
Universidades de América Latina (UDUAL), de la cual tuve el honor;
de ser presidente en dos ocasiones, cuando desempeńé la Rectoría;
de la UNAN.;


A los centroamericanos nos complace rememorar estos antecedentes,;
pues nos llena de especial satisfacción saber que los primeros;
ensayos destinados a organizar a nivel regional y continental la;
acción de las Universidades, recibieron de nuestras Casas de;
Estudios Superiores el estímulo inicial. Quizás nuestra misma;
configuración geográfica --somos un istmo que quiere ser puente;
de unión y conjunción de rutas-- haya influido en estas;
iniciativas.;


En sus primeros ańos, la UDUAL se esforzó por combatir el;
tradicional aislamiento en que vivían nuestras universidades,;
ignorándose unas a otras. Alguien ha definido a la América Latina;
como "el continente de la falta de comunicación". Esta dolorosa;
realidad, que por cierto no ha permitido a nuestros pueblos;
sentirse parte integrante de una América Latina unida por un;
común propósito y destino, constituye uno de los obstáculos más;
difíciles para cualquier afán integracionista.;


Desde la célebre "Carta de las Universidades Latinoamericanas",;
hermoso ideario de la UDUAL proclamada en 1949, la integración;
cultural y económica aparece entre los grandes cometidos que;
incumbe a nuestras Universidades estimular. En esta forma la;
Carta se adelantó en muchos ańos a lo que hoy se reconoce como;
el signo de los tiempos. Y es que el visionario documento,;
propuesto al Primer Congreso por el eminente universitario;
guatemalteco Dr. José Rolz Bennett, encierra postulados que;
conservan plena vigencia, como que bien pueden inspirar las más;
avanzadas reformas universitarias de nuestros días. El luminoso;
mensaje, sigue siendo una de las más claras enunciaciones de;
principios acerca de la teoría universitaria que jamás se haya;
formulado.;


Los supuestos filosóficos y pedagógicos de los más interesantes;
ensayos de reestructuración académica actualmente en curso en;
diversas regiones de nuestro continente, aparecen diáfanamente;
expuestos en la Carta: "Orientar la educación universitaria al;
pleno desarrollo de la personalidad humana"; "Armonizar la;
técnica con la formación humanística, poniendo la técnica al;
servicio de los más altos intereses del hombre"; "La educación;
universitaria debe ser activa y creadora, orientada a despertar;
el espíritu de iniciativa, el análisis crítico y la autonomía;
intelectual"; "Contribuir al planteamiento de los diferentes;
niveles de la educación para lograr una integración de todo el;
proceso educativo"; "Las universidades deben realizar su labor;
en forma unitaria, coordinando las actividades de las diversas;
escuelas, secciones o departamentos, y evitando duplicidad de;
esfuerzos o desordenada planificación de trabajos"; "Todo;
universitario, para obtener su grado, ha de acreditar un mínimum;
de estudios generales, principalmente en lo que se refiere a los;
problemas de la comunidad nacional".;


La autonomía universitaria es uno de los principios más caros a;
la UDUAL. En sus cincuenta ańos de vida, la UDUAL ha sido celosa;
defensora de la autonomía universitaria, considerada como;
condición misma de la existencia de la Universidad. Las jornadas;
en favor de tan alta conquista universitaria, forman quizás las;
páginas más brillantes escritas por la UDUAL.;


La obra cumplida por la UDUAL no es perfecta. Adolece de las;
deficiencias que advertimos en toda obra humana, pero representa;
un valioso aporte a los esfuerzos por lograr la superación de las;
instituciones más eminentes de nuestros países: sus;
Universidades. ;


La UDUAL, por otra parte, se ha desenvuelto en medio de grandes;
limitaciones económicas y si ha logrado salir adelante en sus;
empeńos, justo es reconocerlo que se debe, en gran medida, a la;
dedicación de quienes han tenido, y tienen actualmente a su;
cargo, las funciones ejecutivas del organismo, así como al;
decisivo apoyo que la brinda su sede: la Universidad Nacional;
Autónoma de México (UNAM).