Opinión

Alegrémonos por favor!

Recojo fondos para los pobres de amistad y de sonrisa. Silvio Rodríguez

— Arnulfo Urrutia M —

Ciertas mańanas mientras voy a mi trabajo, procuro ver los;
rostros de las personas que se cruzan en mi camino. Los;
observo y, mentalmente los agrupo en cuatro categorías:;
serenos, alegres, tristes y agresivos. Por lo general, en;
términos numéricos, ganan los agresivos; en segundo lugar;
quedan los tristes; en tercero los alegres y serenos. Estos;
últimos los contabilizo en conjunto. A mi criterio, la;
serenidad es una especie de alegría, sólo que de carácter más;
profundo y permanente. "Caras vemos, corazones no sabemos",;
podrían decirse mientras leen estas líneas. Pero debo aclarar;;
me movilizo en automóvil, por ello, mis pesquisas las hago con;
personas que conducen algún vehículo y viajan solas. Es decir,;
gente que no tiene porqué fingir. Gente que viaja a solas con;
sus pensamientos y sus sentires. Acaso no han notado que la;
mayoría de la gente que viaja sola, cree que nadie la observa?;
Tan es así, que personas de apariencia muy seria y culta, sin;
el menor recato se distraen haciendo pelotitas con los mocos;
que se sacan de la nariz, mientras esperan que cambie a verde;
la luz del semáforo. Creen que harían eso mismo en otro lugar;
público?;


Pero; por qué este interés en el ánimo de las personas? ;
Sucede;
que leyendo un libro amigo, encontré la siguiente afirmación;
de un prestigiado místico y filósofo: "Cuando las personas;
están alegres, siempre son buenas; mientras que cuando son;
buenas, rara vez están alegres". Desde entonces he decidido;
confrontar tal afirmación con la realidad. Y cómo me alegro de;
hacerlo!;


Qué es la alegría? Cómo se obtiene? Cómo se pierde? Cómo se;
manifiesta? Es privativa de la nińez y la juventud? Se es;
alegre en tanto se tiene salud, o se tiene salud en tanto se;
es alegre? Son más alegres las mujeres que los hombres? Es la;
alegría sinónimo de risa? Etc. ;
Nos podríamos hacer muchísimas preguntas. Pero, al margen de;
definiciones y respuestas a las mismas (tengo las propias);;
personalmente estoy convencido de que las alegrías se;
encuentran en esas pequeńas cosas que a diario nos da la;
vida, sólo que por estar tan a la vista, casi nunca nos;
percatamos de su existencia. Por eso los agresivos y los;
tristes son la mayoría. Por eso se nos hace difícil ser;
buenos, y los que lo logran es a costa de perder la alegría.;
Para qué sirve un bueno triste, un bueno sin ánimo, un bueno;
sin optimismo? Alegrémonos por favor! No es tan difícil. Basta;
simplemente despertar cada día y ver que aún brilla el Sol.;
Alegrémonos; que en un espíritu alegre no hay espacio para el;
mal.