Opinión

Maniobras continuistas


— Francisco Bravo Lacayo —

Encumbrados miembros del gabinete presidencial se mantienen en permanente campańa electoral. No desperdician la menor oportunidad para desplegar su propaganda haciendo uso de las facilidades que les brinda su posición oficial. ;


El Dr. Alemán, a la cabeza, jura que no desea reelegirse pero es demasiado evidente que sus ambiciones van para largo.;


Su empeńo en ser diputado, una vez cumplido su mandato, denuncia una maniobra al estilo del somocismo. Todos sabemos cómo el viejo Somoza y sus hijos, cada vez que se encontraban en dificultades para permanecer en el poder, aparentemente se retiraban y escogían un fiel sirviente para ponerlo en su lugar. Una vez salvadas las dificultades, lo hacían a un lado para volver a tomar el tostador en sus manos.;


Por lo que se ve, Alemán confiará en uno de sus allegados para entregarle la presidencia mientras él, como diputado, maneja los hilos para Ťvolver a empezarť. El jueguito tiene sus riesgos, como le pasó a Somoza García con el Dr. Leonardo Argüello, que no resultó tan dócil como suponía, pero piensa seguramente que, conservando una buena cuota de poder y con su capital bien aumentado, puede salir airoso.;


Siguiendo los pasos ambiciosos de su jefe, don José Antonio Alvarado anda Ťregalandoť cuadernos y pupitres a Ťsus muchachosť, quedando bien con dinero ajeno. Otro es el Vicepresidente Bolańos Gayer, el mismo que en estos días planea darse una gran fiesta en Masaya, para la cual sus amigos van a contribuir con quinientos córdobas cada uno, cantidad que, sospechamos, no saldrá de sus bolsillos. Otro que se apunta es el Dr. José Rizo, Presidente del PLC, haciendo lo mismo con las mismas ambiciones.;


Fondo no les faltará a ninguno pues además de sus fabulosos sueldos cuentan con las contribuciones Ťvoluntariasť que arbitrariamente quitan a los pobres empleados públicos para el PLC, otra copia del somocismo. Otros hay que se mueven tras bambalinas buscando el codiciado botín.;


Confía el Dr. Alemán en el descrédito de la cúpula pactera del FSLN para salirse con la suya y en que, a estas alturas, no se divisa en los sectores políticos de los otros partidos alguien o un movimiento que le pueda hacer contrapeso.;


Pero, como dice el dicho popular, Ťuna cosa piensa la pava y otra el tiradorť.;
La reciente marcha contra la corrupción y el alto costo de la canasta básica es un buen indicio que nos permite esperar que los conspiradores contra la institucionalidad y el Estado de Derecho pueden salir con el rabo entre las piernas.;


Veremos en qué para el sainete.;
;