Opinión

A 178 ańos después de...


— Ing. Napoleón Manzanarez Hernández —

Deseo expresar a 178 ańos después que se dio el valiente grito de independencia, que mi raza centroamericana sigue sufriendo ya no bajo la bota humillante y avergonzante del régimen espańol, sino bajo los sistemas de explotación y corrupción que rigen a cada nación del área centroamericana donde prevalece la voz del más fuerte y el flagelo del hambre, la miseria y el desempleo.;


A través de este escrito rindo homenaje a aquellos hombres que nos legaron una Centroamérica independiente. Expreso mis mejores sentimientos de aprecio, respeto y orgullo a Pedro Molina, que decía en los albores de la independencia: ;
ŤEl hombre se degrada cuando por todas partes se ve oprimido y no tiene esperanza de salir del estado miserable en que se halla, cuando no es dueńo de sí mismo, ni puede tener otro empleo que el de obedecer, se embrutece, a José Cecilio del Valle que creía en una nación regida por la justicia social, a Francisco Morazán, prócer y símbolo de identidad y soberanía centroamericana, que al ser asesinado en Costa Rica dijo: ŤMuero por la unidad de nuestros pueblosť.;


A 178 ańos, lejos de aquel 14 y 15 de septiembre de 1821, evocar a nuestros héroes no significa solamente decir y escribir palabras bonitas ańo tras ańo, premiar al colegio mejor adornado con los pabellones azul y blanco, significa luchar cada día por una tierra promisoria, donde podamos unidos enfrentar cada día los innumerables obstáculos impuestos por pésimos gobernantes, significa educar a nuestros hijos, a nuestro pueblo con el pensamiento y el firme patriotismo de Miguel Larreynaga, Francisco Morazán.;


Celebrar las fiestas patrias significa luchar por una Centroamérica unida, más solidaria, más comprensiva, más hermanable, menos hipócrita, para demostrar al mundo que por nuestras venas crece y corre sangre india americana, sangre de nuestros héroes.;