Opinión

Mención, quienes mención merecen


— Lic. Pedro Rafael Díaz Figueroa —

Septiembre es un mes muy singular, de efemérides, que invitan a la reflexión y mención de hombres que por sus gestas se han inmortalizado en el altar de la patria; por sus hechos los reconoceréis afirma el libro del libros. ;


En el transcurso de mi vida de estudiante y profesional, me he preguntado y pregunto ¿por qué? el Ministerio de Educación no ha difundido y promocionado como merecen los nombres de quienes pelearon en San Jacinto por rescatar la independencia y defender el honor nacional; calles, avenidas, entidades, plazas, esquinas, parques, etc., deben consagrar la memoria de quienes dieron de lo bueno, lo mejor de su vida; en murales, afiches y documentos (oficiales) y otros medios, sólo se mencionan dos nombres:;


José Dolores Estrada y Andrés Castro, (tienen gran mérito), pero todos lucharon pensando sólo en PATRIA. Es justo y necesario que se divulgue de manera sistematizada y oficial los nombres de estos hombres que nos recuerdan, que la mejor manera de decir es hacer.;


Veamos el reconocimiento que sobre ellos nos hace el propio General Estrada en un fragmento de Parte Oficial de Guerra, que enviara al seńor General en Jefe del Ejército Libertador de la República, Don Tomás Martínez; ŤMuerte del heroico oficial Don Ignacio Jarquín, que supo sostener su puesto de honor hasta perder la vida peleando pecho a pecho con el enemigoť.;


ŤSin embargo de la recomendación general que todos merecen, debo hacer especialmente la del Capitán graduado Don Liberato Cisne, Teniente Don José Ciero, Don Miguel Vélez, Don Alejandro Eva, Don Adán Solís y Don Manuel Marenco, que aún después de herido permaneció en su puesto sosteniéndolo y la del Subteniente Don Juan Fonseca y Sargentos Primeros: Macedonio García, Francisco Estrada, Vicente Vijil, Catarino Rodríguez, Manuel Paredes; Cabos Primeros: Julián Artola y Faustino Salmerón y los soldados Basilio Lezama y Espiridón Galeanoť.;


ŤSe hizo igualmente muy recomendable, el muy valiente Sargento Primero Andrés Castro, quien por faltarle fuego a su carabina, bo-tó a pedradas a un americano que a-trevido, se saltó la trinchera para recibir la muerteť. Entidades correspondientes: MECD, INN. DE C.;


Que en bronce, mármol u otro material, se levanten los nombres de estos héroes casi olvidados, hacer justicia es algo más que civismo. ŤEducar es hacer patriať.;


El heroísmo nicaragüense hizo que el invasor esclavista mordiera el polvo de la derrota... Ťbajo el nicaragüense sol de encendidos oros, en la hacienda fecundať de San Jacinto que es santo y seńa de nuestra nacionalidad.;


Chinandega, Septiembre, 1999.;