Opinión

Convergencia Nacional analiza la situación del país


— —

El MOVIMIENTO DE CONVERGENCIA NACIONAL, que desde su fundación;
en 1991 ha propuesto una serie de acciones lógicas y éticas para;
resolver los problemas cruciales del país, considera ahora;
necesario presentar al pueblo de Nicaragua el siguiente: ;
manifiesto para la integración nicaragüense. Nicaragua padece una;
profunda crisis. Crisis institucional, política y social, y sobre;
todo moral. Pareciera que el futuro de nuestro país ha sido;
confiscado por la voluntad de dos partidos y más dramático aún,;
por la voluntad de dos personas.;


El modelo político y económico nos ha regresado varias décadas;
atrás y contemplamos de nuevo pactos para repartirse el poder y;
anuncios de Constituyente para perpetuarse en él.;


Es la reproducción de una historia que en su movimiento circular;
repite momentos y situaciones que serían iguales de no mediar la;
sangre y las muertes que han enlutado el corazón de los;
nicaragüenses. Frente al pasado pareciera, hasta hoy, imposible;
toda superación y progreso.;


Debilitados los partidos y liderazgos políticos, se requiere la;
expresión clara y decidida de la voluntad de todos para sacar;
adelante a Nicaragua. Una sociedad unida alrededor de principios;
y objetivos comunes es imprescindible para producir esa;
recuperación integral que nuestra patria necesita, y para asumir;
adecuadamente los retos del Siglo XXI.;


La forja del Estado-Nación se vuelve una tarea necesaria y;
urgente. Las instituciones están llamadas a dotar al Estado;
nicaragüense de esa coherencia de que carece. La ausencia o;
debilidad de las instituciones y la falta de una apropiada;
educación han sido características de nuestra historia y una de;
las causas de aparición del caudillismo.;


La misión y visión de Estado debe trascender a los intereses de;
personas, partidos y grupos y a períodos de gobierno. El Estado;
da contextura orgánica y cohesión a los intereses múltiples que;
se debaten en la sociedad, a la vez que proporciona permanencia;
y continuidad al quehacer histórico de la Nación.;


La ley es la fuente del poder. El Estado de Derecho, la;
subordinación de éste a la norma jurídica. Las instituciones, la;
causa y el cauce del poder. Ejercer el poder no es otra cosa que;
cumplir con la ley, con las atribuciones que expresamente la;
Constitución y las leyes atribuyen a quienes lo ejercen.;


La recuperación moral del país es sin duda el empeńo más;
importante al que debemos abocarnos todos los nicaragüenses. La;
corrupción es un mal devastador, no sólo porque sustrae los;
bienes del pueblo, sino porque erosiona la credibilidad en las;
autoridades, las instituciones y la política y destruye la;
estructura moral de la Nación.;


El fin político jamás debe estar acompańado de medios inmorales.;
El fin no justifica los medios. En política, "los medios;
justifican el fin".;


La lucha contra la miseria es, a la vez, un desafío social y;
moral. Una Nación se degrada cuando es insensible a la indigencia;
de los demás. Cuando la miseria se vuelve parte constitutiva del;
paisaje rural y urbano de nuestros campos y ciudades. Acabar con;
la pobreza no es un acto de caridad individual, sino de justicia;
social.;


El alza de los precios en forma irregular y arbitraria, afecta;
seriamente la economía de los usuarios y crea un clima de;
inseguridad nacional. La defensa del consumidor deviene así una;
obligación de primer rango y la organización ciudadana en la;
defensa de los intereses colectivos, una necesidad impostergable.;


El reto para el país está planteado. Tres son los objetivos;
comunes a toda la Nación:;


rLa lucha concertada de todos los nicaragüenses contra el;
desempleo y la pobreza y a favor de la defensa del consumidor.;


rLa recuperación ética en la función pública, en el ejercicio de;
la política y en todas las actividades de la sociedad;
nicaragüense.;


rY, finalmente, el fortalecimiento institucional y la creación;
de una conciencia colectiva de la legalidad y el Estado de;
Derecho.;


MOVIMIENTO DE CONVERGENCIA NACIONAL