Opinión

¿Por qué defiendo mi pensión?


— Fernando Malespín Ferreti * —

Después de trabajar durante 9 ańos en la Secretaría Privada de;
la Presidencia, de 1947 a 1956, fui llamado por el Dr. Felipe;
Rodríguez Serrano, Director General del INSS, para desempeńar el;
cargo de Secretario de la Dirección General.;


Antes de aceptar el cargo, consulté con mi querido y respetado;
amigo y compańero de labores, Licenciado Teodoro Picado Michalsky;
(q.e.p.d.), ex Presidente de la República de Costa Rica y ex;
Ministro de Educación Pública de su culto país, y él me aconsejó;
que atendiera el llamado por dos razones: porque el Dr. Rodríguez;
Serrano demostraba así su confianza y aprecio, y porque el Seguro;
Social era una Institución para toda la vida, destinada a servir;
con justicia social al pueblo nicaragüense.;


Coticé durante 28 ańos, y los últimos 3 ańos y medio, Dios me;
colocó de administrador de una tienda de Polymer de Nicaragua,;
S.A., donde ganaba sueldo y comisión sobre las ventas, y fueron;
los mejores ingresos de mi vida.;


El 1 de enero de 1985 fui jubilado con una pensión global de;
C$3,360.84 cuando el cambio de moneda estaba al 10 x 1, pero en;
1992 el Dr. Simeón Rizo Castellón, ex Presidente Ejecutivo del;
INSS, congeló once ańos (1980-1990) y dejó inexistente los;
derechos de asegurados y jubilados, y mi pensión fue reliquidada;
arbitrariamente con sueldos de los ańos 1977-79, establecidos en;
la Ley anterior caduca.;


Mi pensión legal inicial, prácticamente fue un regalo de Dios y;
por eso la defiendo constantemente dentro del marco de la Ley.;


* Asegurado Pensionado N 24