Opinión

¿Presidencialismo o parlamentarismo'


— Gustavo-Adolfo Vargas * —

El tipo de gobierno de un país no le define únicamente los;
preceptos constitucionales, sino que es necesario considerar;
también la "Constitución extrajurídica", la que se basa en;
prácticas, tradiciones culturales, actitudes y expectativas de;
los actores políticos, el sistema electoral y el régimen de los;
partidos políticos.;


El sistema de gobierno (presidencial, parlamentario o semi-;
presidencial) opera con la misma Constitución en forma muy;
diferente de acuerdo al número real de partidos políticos, y en;
ese número influye el sistema electoral de manera determinante.;
Es decir, el funcionamiento de los poderes, sobre todo el del;
Ejecutivo y el Legislativo, asentado en la Constitución, operará;
en forma diversa según sea el sistema estructural en la cual se;
desarrolla un proceso político que está en una muy buena parte;
marcado por el número de los partidos políticos y el sistema;
electoral. Así, ese sistema de gobierno funcionará de distinta;
manera si hay multi o bipartidismo, un solo partido o un partido;
predominante.;


Cualquier sistema presidencial funcionará de muy diferente manera;
dependiendo, si el presidente tiene la mayoría en el Congreso o;
no. En el primer caso, el presidente impone su mayoría;
automática, especialmente si existe disciplina de partido. En el;
segundo caso, los controles legislativos que indica la;
Constitución operan con mayor rigidez y con toda plenitud, el;
Ejecutivo está obligado a negociar con el Congreso y a tomar en;
cuenta a éste si quiere que su agenda legislativa siga adelante.;


En el sistema parlamentario acontece idéntica situación que en;
el presidencial. Todo depende del número de partidos;
representados, y si el partido político que integra el gobierno;
cuenta o no con la mayoría en el Poder Legislativo. En un sistema;
bipartito (el inglés), si uno de lo partidos tiene la mayoría de;
los legisladores en la Cámara de los Comunes, entonces el Primer;
Ministro (que es el líder de ese partido), tiene el control del;
parlamento. ;


Por el contrario, si en el sistema parlamentario existen;
múltiples partidos, y para poder formar un gobierno es;
indispensable la conformación de coaliciones que no resultan;
estables, entonces surgirá un gabinete tras otro, creándose una;
inestabilidad política que repercute negativamente en el país,;
como aconteció en la Francia de la IV República y en Italia a;
partir de la Segunda Guerra Mundial. La preocupación en esos;
países fue introducir elementos del régimen presidencial en sus;
sistemas, con el fin de otorgarle mayor estabilidad.;


Lo mismo que he afirmado de los regímenes presidenciales y de los;
parlamentarios respecto al sistema de partidos, es válido en lo;
referente al llamado régimen "semi-presidencial" cuyo ejemplo;
clásico es la Constitución francesa de la V República de 1958,;
que ha funcionado bien en la realidad y para las circunstancias;
políticas. Pero esa Constitución funciona en ocasiones como un;
sistema casi presidencial y en otras como un sistema;
parlamentario. ;


Funciona como presidencial cuando el partido político o partidos;
afines al Presidente de la República cuenta o cuentan con la;
mayoría en la Asamblea Nacional, porque entonces él designa con;
libertad al Primer Ministro, quien es de su propio partido y;
quien le reconoce jerarquía política. Es el presidente quien;
encabeza el gabinete y quien toma las decisiones más importantes.;


Pero la misma Constitución francesa de 1958 funciona como un;
sistema casi parlamentario, cuando el partido político y afines;
al Presidente de la República no cuenta o cuentan con la mayoría;
de los legisladores en la Asamblea Nacional o no pueden;
configurar una coalición. Entonces el Presidente tendrá que;
designar como Primer Ministro al líder del partido que tiene esa;
mayoría o al líder que pueda formar un gobierno; en este caso es;
el Primer Ministro quien "gobierna". ;


El Presidente, ciertamente, tiene sus facultades enumeradas en;
la Constitución, pero muchas de ellas se vuelven más virtuales;
que reales porque quien formula y controla el presupuesto es el;
jefe de gobierno (el primer ministro) y no el presidente, y si;
este último no cuenta con recursos económicos para ejercer sus;
facultades, entonces su papel se parece al de un Jefe de Estado;
en un sistema parlamentario. Desde luego, no puede desconocerse;
que la personalidad del Presidente de la República es un factor;
que influye en todo este esquema.;


En Nicaragua, históricamente, aunque el presidencialismo ha;
cumplido con los requisitos formales de cualquier sistema;
presidencial, nunca ha estado realmente fundado en los principios;
que conforman estos arreglos institucionales: la división de;
poderes, y los presos y contrapesos. La democracia en el;
presidencialismo nicaragüense, ha sido el juego donde el ganador;
se lleva todo, donde las mayorías pueden aplastar a las minorías.;
El camino para evitar estos excesos, descansa en la generación;
de instrumentos constitucionales que fortalezcan a las otras;
ramas del gobierno. Es, en síntesis, compartir el poder más que;
dividirlo.;


;
Gustavo-Adolfo Vargas Escobar. Diplomático, jurista y politólogo.