Opinión

El día internacional de la Alfabetización


— Carlos Tünnermann Bernheim —

Hoy se celebra, a nivel mundial, el Día Internacional de la;
Alfabetización. En la sede de la UNESCO, en París, a partir del;
día seis se está llevando a cabo un Seminario internacional con;
participación de expertos de muchos países, donde se debaten,;
entre otros, temas como los siguientes: "Alfabetización y;
educación para el desarrollo", "Estrategias de Alfabetización",;
"La Alfabetización, una herramienta para romper el círculo de la;
exclusión: mito o realidad?" y "El reto de crear las sociedades;
instruidas del siglo XXI. Hacia un milenio sin iletrados".;


En la mańana del día de hoy, el Director General de la UNESCO,;
Profesor Federico Mayor, procederá a entregar los Premios UNESCO;
de Alfabetización 1999, siendo esta vez los galardonados;
asociaciones privadas dedicadas a la alfabetización en el Reino;
Unido, India, Níger, Perú e Irán.;


Los nicaragüenses no podemos olvidar que un día como hoy, hace;
19 ańos, Nicaragua conquistó, con los resultados de la gran;
"Cruzada Nacional de Alfabetización" de 1980, (más de 400,000;
alfabetizados), el máximo galardón de la UNESCO en el campo de;
la alfabetización, la medalla "Nadezhda Krupskaya", que estuvo;
por muchos ańos en el desaparecido "Museo Nacional de la;
Alfabetización".;


Cierto que en todos los países se han hecho grandes esfuerzos por;
reducir el analfabetismo, que es un problema social grave, desde;
luego que es un factor de exclusión y marginación, cuyas raíces;
se hunden en las profundas desigualdades sociales. Sin embargo,;
la humanidad ingresará en el siglo XXI con el pesado fardo de;
casi 880 millones de analfabetos en el mundo, de los cuales dos;
terceras partes son mujeres.;


En América Latina, todavía registramos un promedio regional de;
10.9% de analfabetismo y, en cifras absolutas, doblaremos la;
esquina del siglo con 42,9 millones de personas adultas que no;
saben ni leer ni escribir. Y por lo que respecta a nuestra;
subregión centroamericana, el reciente informe "Estado de la;
Región en Desarrollo Humano Sostenible", nos dice que actualmente;
se estima que casi uno de cada tres centroamericanos de 15 o más;
ańos de edad es analfabeto, siendo Costa rica y Panamá los países;
con tasa más baja de analfabetismo: 5,2% y 9,2% respectivamente,;
y Guatemala y Nicaragua los que ostentan las tasas más altas:;
44,4% y 34,3%, respectivamente.;


El caso de Nicaragua es dramático, porque implica un retroceso;
de una tasa de casi 14% en 1980, al 34.3% en la actualidad. El;
INEC estima, según datos del Censo de 1995, que la tasa es de;
22,6%. Afortunadamente existe ahora una mejor conciencia sobre;
este grave problema y el Ministerio de Educación, con la ayuda;
de la Cooperación Espańola, está llevando a cabo el Programa de;
Alfabetización y Educación Básica de Adultos en Nicaragua;
(PAEBANIC), en el cual están participando más de 88.000 personas.;
Este programa se realiza con la colaboración de una serie de;
organismos no gubernamentales dedicados a la noble tarea de;
alfabetizar y que forman la "Red Nacional de Alfabetización",;
entre los que se destaca, desde hace ańos, ALFALIT.;


El analfabetismo representa la más flagrante violación al derecho;
humano a la educación, que consagra la "Declaración Universal;
sobre los Derechos Humanos". Pero también es un factor que;
conspira contra nuestras posibilidades de desarrollo y de;
fortalecimiento de nuestra capacidad competitiva que, en última;
instancia, dependen del nivel educativo de nuestra población. "La;
carrera económica y geopolítica del siglo XXI, afirma Hernán;
González Buendía, es una carrera entre los sistemas educativos".;
Un estudio reciente del PREAL, seńala que la educación es;
responsable de casi el 40% del diferencial del crecimiento;
existente entre el Este de Asia y América Latina.;


Lo más preocupante es que la fuente principal del analfabetismo;
sigue manando su injusticia: cerca de 100 millones de nińos en;
el mundo no tienen acceso a la escuela primaria, por lo que están;
irremediablemente condenados a engrosar las filas del;
analfabetismo. De esos 100 millones de nińos, 80 millones, es;
decir más de la mitad, son nińas. Además, en los países en;
desarrollo, donde precisamente el problema es más agudo, sólo el;
60% de los nińos completa el cuarto grado de primaria, que es el;
mínimo indispensable para evitar el retorno al analfabetismo.;


Si bien el problema social del analfabetismo afecta;
principalmente a los llamados países en desarrollo (el 98% del;
total del analfabetos en el mundo se concentra en ellos), en las;
últimas décadas ha surgido un fenómeno nuevo: una serie de países;
industrializados, entre ellos los propios Estados Unidos,;
Francia, Inglaterra y la Comunidad de Estados Independientes, han;
detectado la existencia en su población de apreciables;
porcentajes de "analfabetos funcionales", es decir, de personas;
que reconocen las letras y los números, pero leen muy;
defectuosamente, de suerte que ni siquiera alcanzan a comprender;
lo que leen en los periódicos. Sus limitados conocimientos no les;
permiten desempeńar empleos que demandan una mínima calificación;
ni participar y disfrutar de los adelantos de la vida moderna.;


"El Día Internacional de la Alfabetización", dice en su mensaje;
el Director General de la UNESCO, don Federico Mayor Mayor, nos;
brinda la oportunidad de reiterar la importancia fundamental que;
tienen la lectura y la escritura en la autonomía de la persona;
y el desarrollo duradero. También representa una ocasión de;
celebrar los valores de dignidad e igualdad, que son los motores;
que impulsan el combate para lograr el acceso universal, gracias;
a la alfabetización, a la sociedad del conocimiento. ;


Todos los países del mundo son conscientes en la actualidad de;
la importancia de la alfabetización y de sus consecuencias;
positivas para la participación, la democracia, el desarrollo;
duradero, la disminución de la pobreza, la potenciación de la;
autonomía de la mujer y sobre todo la inclusión de los excluidos.;
Pero para que todas esas tendencias positivas puedan establecer;
una nueva dinámica, las personas han de aprender no sólo al leer;
y escribir, sino que han de adquirir también capacidades;
prácticas que puedan servirles para mejorar su calidad de vida".;


Managua, septiembre de 1999.