Opinión

Rompiendo barreras


— Ada Francisca Ruiz* —

Este fin de semana tuve la oportunidad de compartir una vez más con personas activas en la organización comunitaria y miembros de los comités de los barrios que están al frente de la loable labor de impulsar el desarrollo de su comunidad. Juntos pudimos incursionar por ese mágico mundo de facilitación, de motivación, de animación y comunicación que implica el trabajo comunitario.;


Me di cuenta que tenemos gente muy valiosa, que día a día hacen una y otra cosa para avanzar en la solución de los problemas confiando firmemente que algún día las cosas van a cambiar o mejorar a pesar de tantos problemas que enfrentamos en el país.;


Y es que cada día se presenta un problema diferente que enfrentar, cuando no es ŤJuana es Chanať, salimos de una y nos llega otra, Ťprimero fue el huracán, ahora es el aumento de los servicios básicos, ya no hallamos qué hacerť, decía Dońa Silvia, cuando hablamos de los problemas. Y es cierto, a veces se cree que no hay qué hacer, cuando los problemas resultan de las medidas que el mismo gobierno toma. Creemos que como es una institución la que ha tomado esa medida es algo legal y que no se puede cambiar.;


Precisamente en el taller abordamos el tema del sistema legal y su funcionamiento y hablando de esto, llegamos a la conclusión que muchas veces este tipo de reacción tiene que ver con que no conocemos cuando algo es legal o ilegal y cómo debemos actuar frente a eso. En otras palabras no conocemos las leyes ni los recursos que ellas mismas nos dan para exigir justicia o reparación.;


La ley no es la justicia, la ley es para hacer que haya justicia y para que esto se dé no basta que exista la ley, es necesario que la conozcamos y sepamos diferenciar cuándo la forma en que se aplica nos afecta y cuándo no y qué hay que hacer en los casos que nos afecta.;


Esta falta de conocimiento y apropiación de la ley, ha venido haciendo que la misma, en vez de ser un instrumento para hacer justicia en pro de la comunidad, sea un instrumento de los apátridas que más que pensar en facilitar condiciones para el pueblo le están haciendo el camino a los futuros dueńos de las empresas del estado para que les resulte más rentable el negocio.;


En este caso particular la Constitución dice y manda que ŤEs obligación del Estado promover, facilitar y regular, la prestación de los servicios públicos básicos de energía, comunicación, agua... a la población, y el derecho inalienable de la misma el acceso a ellosť.;


Como podemos ver, esta medida a la que se refiere dońa Silvia, no sólo es inconstitucional sino que es violatoria de uno de los derechos declarados como inalienables como es el derecho al acceso de estos servicios por la población. Cuándo es accesible un servicio? Cuando las condiciones para adquirirlo están al alcance de todas las personas que los necesitan. Y lo que se está haciendo es lo contrario, se está volviendo inaccesible para las grandes mayorías empobrecidas de nuestro país y por lo tanto es inconstitucional, es ilegal.;


Todas las personas que nos encontrábamos ahí, hablando de estas cosas llegamos a la conclusión de que no es cierto que no halla nada que hacer, como pobladores, como dirigentes de los barrios, como profesionales, etc., podemos comenzar por:;


(Conocer aquellas leyes que se relacionan directamente con nosotros, con nuestra comunidad y municipio, reconocer nuestros derechos inalienables, exigir su respeto y aplicación correcta. Podemos hacerlo de forma organizada, con el apoyo de los diputados y diputadas, de los concejales y de nuestra autoridad municipal, los cuales no sólo deben sino que están obligados a pronunciarse respecto a esta situación. Sólo así lograremos que la comunidad goce de sus derechos y se rectifiquen las injusticias.;


(Participar más en los espacios de discusión y decisión sobre asuntos públicos y de gestión estatal y municipal (cabildos, sesiones de consejo municipal, consultas populares sobre las leyes, etc.), como un derecho que nos da la ley de municipios y la Constitución cuando dice y manda en su artículo 50 y 52 ŤLos ciudadanos tienen derecho a hacer peticiones, denunciar anomalías y hacer crítica constructiva en forma individual o colectiva a los poderes del estado o a cualquier actividad que éste desarrolle y obtener una resolución pronta o respuesta a sus demandasť.;


(Otra cosa que podemos hacer es eliminar leyes y políticas discriminatorias incorporando nuevas leyes y políticas justas. Las leyes según la Constitución deben ser producto de un proceso de decisión de la misma sociedad sobre cómo queremos que sea la distribución de los recursos, de los bienes y los servicios que tenemos en el país. La misma Constitución nos da este derecho cuando dice y manda en su artículo 140 inciso 4 que ahora nosotros los ciudadanos tenemos derecho a presentar iniciativas de leyes con el respaldo de 5.000 firmas.;


En otras palabras de nosotros depende también el que todo lo que se hace, se haga con justicia, sólo nosotros mismos podemos lograr que se respeten nuestros derechos como pobladores, como comunidad y como municipio, de nosotros depende también la gestión municipal y estatal para la creación de mejores condiciones de vida. Este es nuestro deber y éste es nuestro derecho. Ahora vamos a trabajar.;


Quiero felicitar a la Dirección de Participación Ciudadana de la Alcaldía de Estelí por haber promovido este taller y habernos solicitado el tema sobre asuntos legales ya que fue algo oportuno y realmente necesario de abordar ya que hay muchas inquietudes sobre estos aspectos y es así de la mano con sus autoridades que las comunidades pueden desarrollarse.;


* Grupo para la Investigación y el Desarrollo Sociocultural INDESCU, Estelí.;