Opinión

Podría ser el más grande error de la historia contemporánea


— —

De manera totalmente desinteresada, guiado por mi espíritu patriótico y por un interés muy personal, he venido a lo largo de los últimos cinco ańos ahondando en los antecedentes históricos que han hecho que tantos intentos de construir una vía interoceánica por Nicaragua se frustraran. ;


Antes de entrar en un análisis - corto pero serio - del contrato que el Poder Ejecutivo ha enviado a la Asamblea Nacional con fecha 17 de Agosto de 1999, para su pronta aprobación, con el título Proyecto de Ley de Aprobación del Contrato para el Estudio de Factibilidad, Diseńo Final, Construcción y Operación del Proyecto Canal Interoceánico de Nicaragua, quiero dejar sentada mi posición: ;


No me inclino por ninguna empresa en especial, lo que sí me interesa es que el procedimiento de adjudicación de esta obra tan trascendental sea cristalino y que se prioricen los intereses del país sobre cualquier otro interés particular o de grupos económicos. ;


Las lecciones principales que la historia nos hereda son las siguientes:;


a) Que no es posible realizar este proyecto sin la participación masiva de la sociedad civil.;


b) Que es peligroso desarrollarlo sin recurrir, forzosamente, a un proceso abierto de licitación pública que garantice transparencia en todas direcciones y de sana competencia empresarial (para evitar los malos pensamientos).;


c) Que cualquier concesión con carácter de exclusividad es mortal para los intereses del país, pues nos amarra de pies y manos (Ej.: Tratados Chamorro-Bryan).;


d) Que lo que mal comienza, mal acaba. Este es un lujo que Nicaragua no puede darse, arriesgar terminar mal en este proyecto el cual es la única opción potable de salir de esta desesperada situación económica en que se encuentra.;


Es increíble observar, cómo se confirma el axioma que la historia es cíclica, los peores errores se repiten cada tanto tiempo. Es obvio que nuestros políticos locales no estudian historia y que el poder ciega a las personas.;
Del proyecto de ley:;


En la exposición de motivos el titular Del ejecutivo demuestra tener una clara visión del proyecto y especialmente del conjunto de bondades directas e indirectas que este proyecto interoceánico traería al país. ĄBravo por Nicaragua!.;


A continuación viene la primera sorpresa, pues el ejecutivo le propone a la Asamblea Nacional nombre y apellido del ganador de lo que tendría que ser una licitación abierta y pública.;


Copia literal: ŤEl contenido del contrato de concesión será el documento legal con el que jurídicamente queda establecido la relación contractual entre el Estado de la República de Nicaragua y el CINN, una vez que sea aprobada por la Asamblea Nacionalť;


En la exposición de motivos podemos observar que en los términos en que está planteada esta iniciativa de ley, las ya tensas relaciones entre el gobierno y la empresa privada nacional (ej. : el problema de la banca privada y el paquete de leyes enviado a la asamblea para cumplir con el ESAF) podrían llegar a un nivel crítico.;


La iniciativa de ley es presentada con el nombre ŤLey de aprobación del contrato para estudio de factibilidad, diseńo final, construcción y operación del proyecto canal interoceánicoť. La realidad de esta iniciativa de ley, es que además de crear la ley como tal (lo cual es un paso positivo gigantesco) es otorgar una concesión definitiva, con carácter de exclusividad, ratificada por la asamblea nacional por un período de 40 ańos a una firma determinada.;


Es interesante ver que en la misma iniciativa de ley la firma favorecida está referenciada con dos nombres diferentes. (Sabrán los juristas opinar sobre este tema).;


Quiero llamar urgentemente la atención porque como dije al principio lo que mal comienza mal acaba, y nos es imprescindible hacer bien las cosas, el resto del documento que es en sí la iniciativa de ley reproduce sistemáticamente el esquema planteado en la exposición de motivos. Los aspectos constitucionales y los formalismos legales serán motivo del importantísimo análisis de los juristas entendidos en la materia, los cuales tendrán una gran labor patriótica por hacer.;


Es esta ley el reto más grande planteado a un conjunto de diputados. Es en sí la prueba de fuego para el país representado en lo que conocemos como Ťpadres de la patriať. Esta ley tiene una trascendencia medular para nuestra nación, los compromisos que encierra esta ley supera cualquier compromiso partidario, esta ley supera a todas las tensiones que otras leyes hayan creado en el país.;


Es ésta la única oportunidad que tiene Nicaragua y no se puede malograr, es obligación nacional agitarse ante este hecho trascendental e histórico. En este proyecto están puestas las esperanzas de miles de nicaragüenses de trabajar decentemente, de regresar a su país, de rescatar la autoestima nacional. Es una inmejorable oportunidad para que la confianza del pueblo sea restablecida en los ciudadanos que eligió como sus representantes en la asamblea nacional.;
Atendamos la historia, no cometamos los mismos errores.;


En Dios confiamos.;