Opinión

Pensiones de lisiados de guerra


— Bayardo Quinto Núńez —

A medida que ha transcurrido el tiempo, la realidad nos muestra que, nadie se acuerda de los lisiados, héroes y mártires de la patria. Esos lisiados de guerra que en ańos pasados dieron todo a cambio de nada, muchos quedamos con miembros mutilados y con traumas, otros murieron. No vaya a creerse que porque somos lisiados de guerra, no somos capaces, es posible que la amplia mayoría seamos creativos y más productivos que muchos otros que han sido beneficiados por su condición social y económica.;


Los lisiados de guerra merecemos una ayuda especial que vaya acorde a las necesidades sociales, económicas, culturales, etc. No los descuiden, porque también son seres humanos. Al efecto, veamos el Art. 56 Cn., que dice: ŤEl Estado prestará atención especial en todos sus programas a los discapacitados y los familiares de caídos y víctimas de guerra en generalť.;


Y en cuanto al Art. 62 Cn., estatuye que ŤEl Estado procurará establecer programas en beneficio de los discapacitados para su rehabilitación física, psicosocial y profesional y para su ubicación laboralť. El Art. 57 Cn., arguye: ŤLos nicaragüenses tienen el derecho al trabajo acorde con su naturaleza humanať.;


Ahora bien, si estos beneficios consagrados en la Constitución Política del país, y otras leyes que se relacionan, los armonizamos con nuestra conciencia, notaríamos que se unen directamente a los derechos sociales mínimos, tales como: el acceso a la educación, la salud, la cultura, la alimentación, el fomento del deporte, la recreación y demás.;


No se debe ver a los lisiados de guerra y madres de caídos, como un capítulo aparte del quehacer de la administración pública, porque somos miles los lisiados, madres de caídos, que recibimos una pensión mensual miserable, incluso hay muchos que están sin trabajo y sin acceso a la educación y la salud. En relación a la salud, el INSS solamente administra las pensiones, ha cortado la atención médica, lo único que está a salvo es el suministro de prótesis y órtesis.;


Teniendo en cuenta las múltiples necesidades de esos tipos de pensionados, sería una aberración pretender anular dichas pensiones, en todo caso lo justo sería que las aumenten, porque en la actualidad lo que entregan es dinero devaluado. No consideren que la pensión que otorgan a los lisiados de guerra y madres de caídos es una limosna, porque sería una ofensa a la patria.;


Al paso del tiempo, las pensiones van a desaparecer con tanta devaluación de la moneda y van a quedar reducidas a nada. Los lisiados de guerra y madres de caídos tienen derecho al reclamo, porque es la vida misma la que se jugó en la guerra, los jóvenes quedaron inválidos, minusválidos y con otros tipos de deficiencias físicas y sicológicas, y las madres de héroes y mártires, quedaron sin hijos, sufriendo por la pérdida de sus vidas.;


El gobierno tiene que ayudar a los lisiados de guerra y a las madres de héroes y mártires, tiene que hacer cumplir los derechos constitucionales que nos asisten, reajustando las pensiones de acuerdo a las necesidades reales, haciendo más factible el acceso a la educación, cultura, deportes y demás.;


Hay que reflexionar al respecto, para no cometer injusticias, y que los cambios que pretenden hacerle a las pensiones, sean en bien de los lisiados de guerra y madres de héroes y mártires.;


*(Abogado y Notario);