Opinión

Kosovo: La tragedia de la humanidad

Aporte jurídico académico, alejado de motivaciones políticas, en el caso del deber de los funcionarios públicos de declarar su patrimonio al entrar a ejercer y cumplir la función.

— Ramón Torrentes —

I magínense a todos los ciudadanos del tercer mundo presentes en cualquier rincón del planeta luchando, ya no por la dignidad de su persona sino por la necesidad ;
de su estómago. — Por sobrevivir—.;


A 50 ańos de Derechos Humanos pareciera que éstos nacieron para ser violados. ;


ŤConsiderando que el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajante para la conciencia de la humanidad; y que se ha proclamado como la aspiración más elevada del hombre, el advenimiento de un mundo que los seres humanos, liberados del temor y de la miseria disfruten de la libertad...ť (Preámbulo de la declaración universal de Derechos Humanos).;


TECNOLOGIA Y GLOBALIZACIÓN;


En las puertas del tercer milenio la tecnología nos junta y la globalización nos acomoda si no en la inmensa fila del desempleo, del hambre y la desesperación, al menos frente a la pantalla chica. Atados a la pata del televisor estamos unidos, los pobres y los ricos, los santos y los pecadores. A diario nos hartamos de los dramas y comedias fabricadas por las transnacionales del consumo y la desinformación.;


Primera lección: La tecnología de punta pertenece al primer mundo y nos hipnotiza o nos fastidia de acuerdo a lo que sugiere al guión. Hay guiones de pésimo gusto sobre todo aquellos que nos presentan una bomba inteligente, con cámara digital incluida, dirigida a la población indefensa, a esos Ťseres humanos liberados del temorť; y nosotros que sabemos de solidaridad sin necesidad de las pantallas del computador de la televisión o la internet, bien podríamos decirle al Sr. Embajador de USA que no nos preocupa, por ahora, la búsqueda del nido del pájaro del mal agüero y que si hay Ťalgunos comentariosť criticando las acciones de la OTAN con nombre y apellido, Ťla diferencia de opinionesť no es Ťpor lo complicado del temať, porque en tratándose de horrendas atrocidades y genocidio, de terrorismo oficial en nombre de la Ťraza superiorť —vitalismo metafísico—, las opiniones no difieren.;


EL CUENTO QUE NO ACABA;


Milosevic no es una mansa paloma, tampoco un idealista que lucha por un impulso revolucionario, él está saturado de los aforismos de Nietzche que tanto han influido en ese entorno y reforzado por una historia llena de persecuciones y agresiones que marcan a las naciones elevadas donde el asesinato por el imperio Otomamo del Príncipe LAZAR (siglo XIII precisamente en Kosovo) pasando por la barbarie nazi y su bien calculada crueldad con esos pueblos. Pero no es en nombre de estos pesares que se deben alzar las banderas de la discriminación, el asesinato y la violación de derechos, sobre todo en un continente civilizado, donde creíamos que nunca más sonarían los cańones, ni el llanto y la sangre regaría los caminos hacia cualquier frontera. Son dolorosas, hasta el llanto, las escenas de mujeres, ancianos y nińos con sus grandes ojos abiertos, empujados por los cańones con rumbo a la incertidumbre, —en busca de una Patria—.;


— Maravillas tecnológicas—, donde también puede verse, en vivo y a todo color, el rostro alegre de los pilotos por no errar el blanco y como en el juego de nintendo los controles digitales son más suaves, la agonía y el éxtasis, el drama y la comedia donde el dolor supera al aguijón. ĄAy! La tragedia no sólo es de Kosovo, ni siquiera de Europa, esta es una tragedia de la Humanidad.;


Pero esto historia es el cuento que no acaba y frescas están en el recuerdo las grandes migraciones de Ruanda —Las matanzas étnicas—, la feroz persecución a los Kurdos por Turquía (miembro de la OTAN), Irak e Irán. Expulsados de su tierra, más de un millón de Kurdos medran por el mundo. ¿Dónde estaban, entonces, los defensores de los derechos humanos, dónde la OTAN, dónde la ONU?;
El mundo ve con asombro que el Jacobinismo también es relativo, que las organizaciones que debieran velar por el bienestar de la humanidad, mediatizan su accionar en aras de la globalización, que estos organismos están supeditados, tal vez no por vocación sino por las circunstancias, al poder económico. —Capitalismo Salvaje— donde la OTAN, por ejemplo, tiene supremacía sobre el Consejo de Seguridad de la ONU, sobre los derechos humanos y sobre todo lo que se oponga a los intereses geopolíticos y egocéntricos de los países ricos.;


ŤLas implicaciones políticas, económicas y sociales de una Europa inestable... afectarán a todos los ciudadanos del mundoť. Es cierto, Sr. Embajador, pero es igualmente verdad que la metralla del OTAN está dejando sólo escombros y probablemente el síndrome de la guerra y la posibilidad de que el EURO, símbolo de la naciente solidez económica de las 12 naciones más industrializadas de ese continente no se consolide. —Primicias para el DOLLAR, para la industria bélica, la supremacía militar, económica y política. ¿A quién favorece la presencia militar multinacional en el corazón de Europa?;


SOMOS HIJOS DE LA MEMORIA;


La otra lección que usted nos dicta tiene que ver con la memoria. ŤNosotros somos hijos de la memoria, esa memoria subversiva que heredamosť. Según Pedro Casaldáliga.;


La política exterior de los USA debe obrar con más sinceridad en cuanto a sus MEA-Culpas, toda vez que las páginas más polémicas de su historia tienen que ver con invasiones, apoyo a dictaduras, guerras sucias, injerencismo, etc., etc., etc... y para nada con el bienestar de la humanidad. Recordar la indiferencia ante los actos crueles en contra de la humanidad de arrepentimiento se convierte en demagogia, por ejemplo, esa Ťentradať calculada y tardía en la 2da. Guerra Mundual, acaso no hubiera salvado a millones de seres humanos en las estepas rusas o en los campos de concentración de la bestia nazi si se hubiera hecho a tiempo sin mediar si no la cobardía el cálculo político? El recuerdo de Ruanda, Timor Oriental, las decenas de dictaduras apoyadas a lo largo y ancho de Latinoamérica no justifica la actual escalada agresiva —selectiva— (en tanto que selectiva, sospechosa).;


¿Por qué Kosovo y no Kurdistán?;


¿Porque ahora Kosovo y no antes Bosnia y Herzegovina? (La bella Sarajevo— la de los juegos de invierno— de la que sólo queda su esplendor en los álbumes de los coleccinistas filatélicos). ¿Cuestión de tiempo? ¿Cuestión de oportunidad? ¿Es porque Europa vive hoy su momento crucial en el concierto económico globalizante con el lanzamiento del EURO? ĄVaya usted a saber!;


La humanidad sólo es espectadora y aunque a la postre siempre pone los muertos, no debe considerársele cómplice de su autodestrucción. El protagonismo de las grandes potencias queda en el ámbito de las ambiciones, el desprecio a la creación y la pequeńez de espíritu. La memoria de los pueblos es excelente y mal hace quien en nombre de la democracia, la libertad, Dios y los derechos humanos quiere involucrarlos en faenas ordinarias y condenables y lo que es peor, contra ellos mismos.