Opinión

La Seguridad Social y los Tratados Internacionales


— Manuel Israel Ruiz Arias —

Dos huracanes privatizadores de la seguridad social, de consecuencias devastadoras para los trabajadores y pensionados, el más alto funcionario del INSS ha sentenciado: ;


ŤNosotros vamos a presentar el ante proyecto de reforma de la seguridad social en junio de este ańo y esperamos que esté aprobado para el mes de septiembre/99 -Presidente Ejecutivo ;
del INSSť. EL NUEVO DIARIO 12 abril/99. La seguridad social es patrimonio de los pueblos y no de los gobiernos y en esencia corresponde a las organizaciones de los trabajadores, de los pensionados, de los líderes políticos y de la sociedad civil mejorarla para el bienestar de las actuales y futuras generaciones. No puede ningún funcionario arrogarse el derecho de privatizar la seguridad social, cuando la Constitución y los Tratados Internacionales ratificados por Nicaragua establecen de manera categórica este derecho a favor de los nicaragüenses.;


Cada país, según su grado de desarrollo, establece en su constitución el derecho a la seguridad social vinculante a los tratados internacionales relacionados con la materia. En nuestro país la Constitución, en sus artículos 46 y 105, establece que los servicios de educación, salud y seguridad social, son deberes indeclinables del Estado, que está obligado a prestarlos y de manera imperativa reconoce la vigencia de los derechos consignados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos; en la Declaración Americana de Derechos y Deberes del Hombre; en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales; en el Pacto Internacional de Derecho Civiles y Políticos de la Organización de las Naciones Unidas y en la Convención Americana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos. Si nuestra Carta Magna reconoce de manera amplia el derecho a la seguridad social, debe ser compromiso ineludible de las organizaciones de los trabajadores, de los pensionados, de los líderes políticos, de las organizaciones de los derechos humanos, rechazar la privatización de la seguridad social.;


Los tratados internacionales, en sus partes conducentes hacen expresa referencia a los derechos de la seguridad social. En primer orden la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Aprobada en 1948 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, en su Arto. 22 se consagra el derecho a la seguridad social al afirmar: Ťtoda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuada que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar social y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios, tiene asimismo derecho a los seguros de invalidez, vejez, viudez, u otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntadť.;


Un segundo instrumento de gran importancia social, está referido a la Carta de la Organización de Estados Americanos (OEA). En sus partes medulares declara que Ťla justicia y la seguridad social son base de una paz duradera..., todos los seres humanos sin distinción de ningún tipo tienen derecho de al-;
canzar su bienestar material y su desarrollo espiritual en condición de libertad, dignidad, igualdad de oportunidades y seguridad económicať.;


Un tercer documento es la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre. Reconoce, en su artículo XVI, que Ťtoda persona tiene derecho a la seguridad social que le proteja contra las consecuencias de la desocupación, de la vejez, de la incapacidad que, proveniente de cualquier otra causa ajena a su voluntad, le imposibilite física y mentalmente para obtener los medios de subsistenciať. Por su parte la Carta Internacional Americana de Garantías Sociales, en su Arto. 28 establece que Ťes deber del Estado proveer en beneficio de los trabajadores medidas de previsión y seguridad socialť.;


El neoliberalismo se ha constituido en el paladín de un sistema inhumano creador de pobreza y extrema pobreza y no es concebible que el Estado abandone una de sus principales funciones como es el desarrollo de la seguridad social. ;
Algunos Ťingenuosť a manera de justificación dicen que la seguridad social será muy rentable en manos privadas. Tienen razón, a fin de cuentas, será sin duda alguna un fabuloso negocio para una pequeńa élite económica conectada con el gobierno, pero seguramente malísimo para los asegurados y pensionados, por el simple hecho que al ser privado deja de ser social