Opinión

Algo más que corrupción


— José Leonel González —

El primer carácter del tema de la corrupción es su desborde, apenas tomó perfil hacia la crítica del gobierno de Alemán, resultó un torbellino: reclamos de cooperativas, cafetaleros, problema de recursos ecológicos, el control de la ayuda internacional para los damnificados del Mitch, el enorme peso tributario para la población, etc., nos lleva a la afirmación de que la corrupción es una Ťmetátasis que invade el Estado y la sociedadť.;


Para algunos críticos, la corrupción es un virus endógeno del sistema socio-político neo-liberal, propio de un capitalismo salvaje apoyándose en los textos de Medellín que sume a la población sistemática en la extrema pobreza.;


La corrupción deteriora el sistema democrático y hecha por fuera los esfuerzos jurídicos por el control de los funcionarios públicos; se da la generalizada sensación de impunidad a pesar del suficiente articulado constitucional en el derecho positivo de Nicaragua, como: abuso de poder, malversación, negocios incompatibles con el cargo y la reciente convención interamericana a nivel gubernamental sobre la corrupción de 1996.;


En los Estados federativos centroamericanos se propiciaban privilegios a los que de por sí ya los tenían y los turnos de poder y guerras civiles de los ańos 30, daban lugar a enriquecimientos oligárquicos; para llegar a la dictadura de Somoza, que pasa a convertirse en uno de los más ricos de A. Latina.;


El sandinismo no escapó por completo a tal fenómeno, algunos dirigentes salieron favorecidos en la pińata y la estrategia de algunas empresas en manos de terceros, en fracaso.;


El gobierno de dońa Violeta con algunos méritos de pacificación, no es un período inmaculado; mantuvo un equilibrio de poder a base de cańonazos (desembolsos), con algunos sobresaltos financieros, caso de los C.B.T. y un faltante millonario en la Asamblea y otros.;


El gobierno de Alemán hereda el continun jurídico centralizado en el Poder Ejecutivo privatizando la mayor parte del estado y mostrando un perfil dictatorial y corrupto. El escándalo de sus propiedades tiró por la borda su carrera política. Parece que la coraza de inmunidad es un precepto jurídico para la corrupción.;


Las recetas económicas de los organismos internacionales para el tercer mundo agudizan los problemas económicos y sociales de las mayorías, los desembolsos van a parar a pocas manos, caso de privatizaciones, o convertidas en esferas de inversión; o las medidas económicas son forzadas a la recuperación bancaria de los préstamos, con mayor desempleo y peso tributario. Ecos de corrupción no fallan a nivel internacional, los Salinas en México y Menem en Argentina, por ejemplo.;


La tradición del fenómeno de la corrupción es tal que para la mentalidad popular la política es sucia y el político es considerado un corrupto, en vez de un servidor público. El considera el cargo de gran oportunidad y la democracia parlamentaria le ofrece legitimidad, sumándose la tolerancia internacional, propio de sistemas políticos más que de individuos. El sistema político neoliberal necesita gente con intereses privados, socios, en caso de corrupción es a recursos nacionales, mientras las reglas estén claras con la banca mundial el negocio continúa; por eso vemos la corrupción como una enfermedad incurable y se resiste a su examen, pues su mal reside en su filosofía de la corrupción.;


La contradicción está entre la clase política y millones de seres humanos trabajadores o consumidores. La igualdad jurídica está fundada en la propiedad y la inmunidad del cargo; los problemas se resolverán por el tráfico de influencia, costosos espacios legales y el market. No existe tal igualdad universal de los derechos, el sistema está fundado en la desigualdad, la ley proclama la igualdad y el sistema neoliberal, la desigualdad, ¿quién administra la ley?;


*Prof. de Filosofía;