Opinión

A Fernando Malespín Ferreti: Referente a la estafa del INSS


— —

Ing. Rolando Hernández Aburto,;


Ex actuario del INSS;


Managua.;


Estimado Fernando:;


En tu carta al presidente ejecutivo del INSS, publicada en la muy;
leída y humanista Página Opinión de EL NUEVO DIARIO de hoy, le;
dices: "Esperar que tenga posibilidades económicas el sistema del;
INSS es una esperanza remota que pesa como una lápida que caerá;
sobre los pensionados desaparecidos por falta de medicinas y de;
una;
alimentación suficiente. ¿Así cumple la seguridad social de;
Nicaragua su objetivo fundamental?";


En el libelo "La Resaca del INSSBI: Historia de una fiesta",;
publicado en un diario local por el médico Dr. Simeón Rizo;
Castellón, en 1992, recién nombrado ministro de esa institución,;
alude los seńalamientos al gobierno hechos por los actuarios de;
la;
OIT unos pocos meses antes, en noviembre de 1991, pero se olvidó;
de;
aludir al Informe anterior de 34 ańos atrás, en 1958, de los;
Actuarios de la OIT al gobierno: Cuyas recomendaciones el INSS;
no;
las implementó en los 21 ańos siguientes, ni en los subsiguientes;
hasta hoy. Ni tampoco vio en la radiografía de los cuatro estados;
financieros del INSS de los cuatro ańos 1972, 1973, 1974 y 1975,;
la;
causa financiera principal del desastre posterior del Seguro;
Social;
de Pensiones "IVM", debido a la malversación de cuantiosísimas;
reservas bancarias que se reflejan en ellos, de más o menos;
ciento;
ochenta millones de dólares actuales: a esta fiesta no se refirió;
el Dr. Rizo, o sea, a la "fiesta" en el período 1957 a 1979.;


Protestas de que así como el Gobierno devolvió hasta el último;
centavo a los ahorrantes que tenían su dinero en el Banco;
"BANADES", cuando quebró escandalosamente, ¿por qué no se hizo;
lo;
mismo con los ahorrantes del Seguro Social?;


Si realmente se les pagó sus ahorros, esto se hizo para infundir;
confianza indispensable en el Sistema Financiero Bancario,;
corriente, que se alimenta de la sangre del ahorro libre. Pero;
en;
el banco "IVM", que es un banco muchísimo más complejo que un;
banco;
corriente, el ahorro es obligatorio por ley, por lo cual, el;
Gobierno no necesita devolver ahorros para infundir confianza que;
impulse a los trabajadores a depositar sus ahorros en los nuevos;
bancos que formarán otro Sistema Bancario Privado, alimentado con;
la sangre de los ahorros de los trabajadores que se los sacarán;
del;
bolsillo a la fuerza en nombre de la Ley. Esto lo permitirá la;
reforma que muy pronto irá a la Asamblea Nacional, lo que está;
planeando el actual Gobierno.;


La no devolución de sus ahorros es un salvajismo social,;
sangrante;
violación a los derechos económicos, legales y humanos de los;
asegurados que se jubilaron en los ańos de 1980 a 1992. Y lo más;
inhumano es que para darles el tiro de gracia, el actual gobierno;
liberal está planeando excluir de la reforma, el problema de las;
pensiones de hambre que el INSS paga. Por esta irresponsable;
conducta, este mismo incumplimiento puede volver a repetirse en;
el;
futuro, a largo plazo.;


Pero existe el compromiso legal y moral de incrementar las;
pensiones en armonía con el costo de la vida, como lo afirma el;
Asesor Jurídico Social de la Presidencia Ejecutiva del INSS, Dr.;
Humberto Mendoza López, nuestro muy antiguo ex-compańero en dicha;
institución, en la carta que te envió el cinco de julio de 1996.;


Y por otro lado existe no sólo el compromiso político implícito;
en;
el lema "El cambio viene, Arnoldo te conviene", sino también su;
solemne promesa, que ya como Presidente de la República, les hizo;
a los jubilados en su día siete de octubre de 1997 en su primer;
ańo;
de haber sido electo, de aumentarles sustanciosamente sus;
pensiones, promesa que no ha cumplido.;


Referente a estas ilegalidades que el INSS comete, es oportuno;
mencionar lo que expresó en el Auditorio del Banco Central de;
Nicaragua, el diecisiete de julio de 1980, el Secretario General;
de;
la Organización Iberoamericana de Seguridad Social (OISS), mi ex;
profesor en Madrid, Espańa, Dr. Carlos Martí Bufill, abogado: "Si;
las instituciones de Seguridad Social no revalúan las pensiones;
conforme la evolución del costo de la vida, cometen una tremenda;
estafa". Página 23 del folleto La Nueva Seguridad Social,;
publicado;
por el INSS, en julio de 1980.;


Por otra parte, los bancos reconocen a los ahorrantes el;
deslizamiento monetario. El INSS debería hacer lo mismo, pero no;
lo;
hace. Pero en cambio, hay dinero de sobra para que, los que lo;
administran se construyan lujosas casas veraniegas a la orilla;
del;
mar, según informan y afirman los diarios locales.;


En la página 3 del informe de los Actuarios de la OIT al Gobierno;
de Nicaragua, en noviembre de 1991, seńalaban "que los gastos;
administrativos del INSS eran cuatro veces superiores a lo;
permitido por el artículo 10 del reglamento financiero",;
ilegalidad;
que violaba una importantísima ley de la Actuaría de Seguros: lo;
cual en nuestro país se llama pińata. Sería muy saludable que los;
nicaragüenses supieran cuántas veces superiores a lo legal son;
hoy;
los gastos administrativos del INSS. Me permito sugerir a la;
Contraloría General de la República investigar si la fiesta;
continúa todavía.;


Fernando: Tú preguntas: ¿Así cumple la Seguridad Social de;
Nicaragua;
su objetivo fundamental? Y yo seńalo, no por mí, -sino por los;
miles de jubilados que sufren la misma injusticia social-, que:;
el;
actual gobierno liberal tiene la ineludible obligación legal,;
política y moral, de enmendar la malversación que hicieron con;
los;
ahorros de estos jubilados sus correligionarios políticos, los;
gobiernos liberales que administraron el INSS, teniendo muy en;
cuenta que hay una promesa presidencial por cumplirse, la cual;
el;
Lic. Martín Aguado debiera preocuparse de que se cumpla.;


Te saluda afectuosamente,;


Rolando Hernández A.;


Managua, 26 de marzo de 1999;