Opinión

Elegía a León

Nueva Orlean, Lousiana , EE.UU. enero de 1999

— Erwin A. Aguilar Gámez* —

La ciudad de León de Nicaragua fundada en 1524 por Francisco Hernández de Córdoba, quien también fundó Granada en la misma época, ha conservado ciertas características muy únicas que la hacen una ciudad muy especial, sin menoscabar a las otras ciudades del país.;


Rubén Darío nos dijo que León era para él como Roma o París. Tino López Guerra la inmortaliza con su corrido a León. Juan Felipe Toruńo en 1939 le llama la Ciudad Dormida por su elegante aspecto provinciano y seńorial de aquellos ańos.;
Actualmente, aunque aún muestra las cicatrices dejadas por la guerra, León sigue siendo la ciudad clave de Nicaragua que actualmente reclama sus fueros culturales. El primer gobernador de la Provincia Espańola de Nicaragua, Pedro Arias (Pedrarias) D’Avila, está enterrado en lo que es actualmente León Viejo. ;
La Diócesis de León cuando se creó en 1531, tenía jurisdicción en todo el país y sus facultades se extendían hasta Costa Rica.;
;
León, además de su herencia espańola, que incluye diecisiete iglesias con arquitecturas diferentes que reflejan el pluralismo cultural que llegó de Espańa, recibe lo más valioso que una ciudad, un país, o una región, pueda tener: la Universidad y es aquí el punto donde León se empieza a nutrir de la Nicaragua misma; al mismo tiempo que León devuelve con creces y alimenta hasta la saciedad a Nicaragua entera. Ese enriquecimiento cultural interno y dando lo mejor de sus talentos que dejaron y dejarán huellas imborrables en todos los nicaragüenses y en todos aquellos que fueron a estudiar a la Universidad de León; Universidad que con mucho honor lleva el nombre de Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, gracias a los esfuerzos del Dr. Mariano Fiallos Gil.;


Más recientemente, en el glorioso mes de Julio de 1979, fue esta magna casa de estudios, la primera Casa de Gobierno de Nicaragua, al final de una hazańa y un gesto heroico e históricos. El fin de una época y el comienzo de otra.;


La nutrición intelectual interna la llevan a León los muchachos y muchachas de todos los rincones de Nicaragua, así como del mismo León. Traen consigo costumbres y tradiciones del interior de Nicaragua. Los jóvenes se convirtieron en profesionales y éstos se impusieron, con sus propios criterios, en todos los aspectos de la vida pública de Nicaragua. En León se formaron grandes hombres y mujeres que hoy son un orgullo para la nación. Enumerarlos a todos sería una lista interminable.;


;
León le dio a Nicaragua un Rubén Darío, un Alfonso Cortés, un Salomón de la Selva, un Juan Felipe Toruńo, un Luis H. Debayle, un Azarías Pallais, un José de la Cruz Mena, un Ernesto Ruiz Zapata, un Róger Saborío, un Emilio Vargas Pérez, un Rafael Sandino, un Luis Alberto Martínez, un Humberto Tijerino, un Ariel Marín, un Alejandro Rivas López, un Edgardo Buitrago, un Marcelino Areas, un Agustín ŤCapiť Prío, un patriarca dariano e ilustre académico Don José Terán y otros más.;


Entre los centenares de héroes y mártires que León le dio a Nicaragua están los Rigoberto López Pérez, los caídos el 23 de Julio de 1958, los Oscar Danilo Rosales Argüello, los Edgard Munguía entre otros.;


León educó en su universidad a hombres y mujeres nacionales con capacidades intelectuales que han dejado huellas al pasar y a muchos extranjeros y como dice el Dr. Edgardo Buitrago ŤLa ciudad de León empezó a gozar desde los finales del siglo XVII de gran fama nacional y centroamericana, por el alto nivel científico y artístico de que gozaba gran número de sus habitantesť.;


Lo más valioso que León le ha dado a Nicaragua es su talento. Gracias a esa tenacidad, a esa paciencia, y a esa dedicación de los maestros, los talentos leoneses desbordaron todo su saber a las generaciones de estudiantes que ingresaron a las aulas universitarias y a los colegios de segunda enseńanza, que por esas cosas que suelen ocurrir, gozaban del talento de los mismos profesores universitarios de la época. Ese cúmulo de conocimientos va de vuelta a cada rincón de Nicaragua y más allá de nuestras fronteras, a países culturalmente similares y aún a países culturalmente extrańos a nosotros.;


* Doctor en Farmacia y Química, UNAN, León, Nicaragua. Master of Science, Louisiana State University, Diplöme D’Estudes Approfondies. Universite Louis Pasteur, Strasbourg, France. Master of Public Health, Tulane University.