Opinión

El "agresivo cobrador" en la T.V.


— Elmer Ramírez —

Una vez más el poder las compańías poderosas vuelven a ocupar;
espacios en los medios de comunicación para vender sus productos,;
teniendo en este caso a las empresas televisivas como sus mayores;
facilitadores, porque sencillamente es donde es más fácil;
apreciar los mensajes que se quieren segmentar en la población;
consumidora de combustible.;


Dichas empresas no importando en su esencia el contenido del;
mensaje, se prestan a tergiversar y lesionar una serie de;
situaciones que nos identifica con el anuncio, como es el caso;
del papá del "cobrador" ya que éste viene siendo un fiel reflejo;
de las circunstancias que a diario todo jefe de familia se ve;
acosado por los distintos cobros que se le presenta.;


Es conocido que la vida de pobreza que alimenta este país es como;
una epidemia que día a día se precisa tan exacta como la misma;
angustia de carecer del insumo más determinante, como es el;
dinero. Quien entonces que no vive el desempleo y la marginación;
no se va degradando. Y quien apenas alcanza la mínima oportunidad;
de coincidir con los tres tiempo de comida, tiene que acudir al;
desesperante crédito, como una medida desesperada para solventar;
el hambre de los nińos principalmente.;


Y recordemos estimado lector, a la imagen del padre (En la T.V.);
en la cual se hace valer para nuestra opinión el hecho que;
dramatiza y dimensiona todos los sin sabores de lo que significa;
sentirse cobrado, tan perjudicial para nuestra triste y humilde;
forma de vivir, en otras palabras nuestra humillante manera de;
resistir los embates de los ajustes globalizantes.;


Peor aún resulta la agresiva y dańina actitud del "Cobrador";
para con el padre, en donde se trasgrede el respeto que debe;
prevalecer entre ambos. Es decir, el negativo mensaje de;
extorsión, manipulación, chantaje y menosprecio; tan solo;
para vender un producto que al fin y al cabo no es el;
carrito (Ese es el anzuelo), sino el famoso nombre de la;
empresa petrolera que reprensenta.;


Ahora bien. ¿Se han puesto a pensar las autoridades qué;
connotación de impotencia, de desvalorización recae sobre;
la ciudadanía, y qué impacto causará en los nińos sentirse;
utilizado de la forma cruda e injusta; puesto que de alguna;
manera los nińos se preguntan si son tan cobradores o;
"Cobradores"? También es necesario recordar el dańo que;
causa en nuestros valores Cristianos otro anuncio que;
trasgrede nuestras convicciones, por parte de otra de las;
tantas empresas que existen en el mercado.;