Opinión

Nuestra preocupaciones actuales


— Guillermo Rothschuh Villanueva —

La reforma académica, emprendida por la Universidad;
Centroamericana, ha estado signada por el compromiso del;
cambio y la anticipación del futuro. Durante los últimos ocho;
ańos la UCA ha comprendido todos sus esfuerzos en transformar;
a la universidad de pies a cabeza. La creación de la Facultad;
de Ciencias de la Comunicación forma parte de este proceso de;
transformaciones académicas. Esto nos obliga a viajar a la;
velocidad con que se desarrolla la comunicación mundial,;
porque de lo contrario nos veremos sobrepasados por los hechos;
y no estaremos en capacidad de responder a las expectativas de;
los estudiantes y las crecientes demandas que formula la;
sociedad nicaragüense. Estamos en el momento propicio para;
desandar lo andado e introducir los cambios necesarios.;


Cuatro son por ahora las preocupaciones fundamentales de la;
Facultad de Ciencias de la Comunicación. En primer término,;
realizar los ajustes correspondientes al plan de estudios de;
1995. Desde el momento de su elaboración, la visión que se;
impuso fue de carácter prospectivo. Estamos en capacidad de;
hacer las modificaciones correspondientes en los programas de;
estudios sin tener que desmontar el plan vigente. En segundo;
lugar crear el nivel de posgrado en comunicación social,;
continuar con el fortalecimiento pedagógico de sus docentes y;
fortalecer los espacios de proyección social de la facultad.;
La realización de seminarios de actualización profesional son;
un claro ejemplo de lo anterior.;


Hoy más que nunca urgen los estudios de posgrado en el área de;
la comunicación social. El apoyo recibido de parte de programa;
de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), permite avanzar;
con mayor celeridad. Nuestra primera oferta está encaminada a;
satisfacer las demandas de los distintos medios (prensa;
escrita, radio, y Televisión) mediante un plan de estudios que;
enfatiza el periodismo investigativo. El ańo establecido para;
iniciar los cursos es 1999 y la forma contemplada son cursos;
modulares que viabilicen el ingreso de periodistas y;
comunicadores en el ejercicio de la profesión.;


;


Nuestra tercera preocupación consiste en animar el debate;
nacional en el campo de la comunicación. Nuestro primer;
esfuerzo ha sido plantear y discutir con directores de medios,;
directores de programas y periodistas acerca de la calidad del;
periodismo en Nicaragua. Durante dos días (17 y 18 de;
septiembre) convocamos y debatimos con el periodismo nacional;
cuáles son las tendencias y los cambios urgentes y necesarios;
que deben introducirse en las prácticas y rutinas de la;
comunicación nicaragüense. Se trata de una nueva experiencia;
en donde los actores centrales del quehacer periodístico;
tengan oportunidad de reflexionar, analizar y proponer el;
ritmo y la dirección que deben imprimirse a estos cambios.;


Nos encontramos en un momento límite. Periodistas y académicos;
estamos en la obligación y responsabilidad de acercar;
posiciones y buscar respuestas conjuntas. La revolución;
científico-técnica que auspicia y posibilita la globalización;
y la fragmentación, impone un nuevo tipo de aproximación al;
análisis y comprensión de estos fenómenos. Existe urgencia de;
afrontar los retos que imponen estos desafíos, teniendo en;
cuenta que redefinen las prácticas profesionales a la vez que;
cuestionan el mismo estatuto de la profesión periodística.;


En cuarto lugar, estamos convencidos de la necesidad de;
contribuir a la investigación y análisis de la comunicación;
nacional. Esto supone fortalecer la investigación académica.;
Nos encontramos redefiniendo las políticas de investigación;
que impulsa la Facultad de Ciencias de la Comunicación.;
Nuestro propósito es que los estudiantes investiguen y se;
percaten de la utilidad práctica que tiene investigar en;
Nicaragua. Las investigaciones que realicen deben tener un;
impacto positivo sobre el conjunto del país. No se trata de;
llenar un requisito académico. Deseamos que las tesis;
monográficas, elaboradas con rigor y disciplina académicas,;
abran un espacio a los graduados en distintos ámbitos del;
quehacer profesional.;


Un estudiante tiene el derecho y la obligación de plantearse;
sobre los beneficios reales que se derivan para Nicaragua con;
la realización de su investigación académica. Hay que terminar;
con el círculo infernal de que la tesis de grado no son nada;
más que un simple requisito de graduación. Tenemos que;
ofertarlas a los medios y las distintas instituciones públicas;
y privadas para que se beneficien de sus resultados y valoren;
la importancia del trabajo realizado por los estudiantes de la;
Facultad de Ciencias de la Comunicación.;
;
Universidad Centroamericana;


Managua, Septiembre 1998.;


;


;


;