Opinión

Las recetas de Mollena


— Carlos Tünnermann Bernheim —

María Eugenia Sánchez, a quien todos llamamos carińosamente;
"Mollena", es una mujer de espíritu sensible, cuya vocación;
artística se ha manifestado de diversas maneras.;


En su ciudad natal de León fue siempre muy apreciada y reconocida;
por sus creaciones en el campo de la moda. Precisamente, fue a;
través del arte del bordado que Mollena descubrió su buen gusto;
para combinar aproximadamente los colores. Como nuestra célebre;
pintora primitivista de la ciudad de Granada, dońa Asilia;
Guillén, Mollena llegó a las artes plásticas por la vía del;
bordado. De ahí que sus primeros cuadros, por su técnica y;
detalles, parecían bellos bordados y despertaron desde el inicio;
justa admiración.;


Un día Mollena se atrevió con los pinceles y el óleo. Y lo hizo;
con tan buen suceso que pronto se destacó como pintora;
primitivista, participando en varias exposiciones entre 1966 y;
1977. Incluso, mereció premios y menciones de honor en varias de;
ellas.;


Pero el libro de reciente aparición, "La recetas de Mollena", es;
el resultado de otra vocación de Mollena, no menos artística: el;
arte de la cocina, al cual Mollena se ha dedicado desde que era;
una nińa de doce ańos. Ella misma nos cuenta que "le trastornaba;
cocinar", afición que heredó de su madre, quien la inició en el;
arte de preparar toda clase de platos, bocadillos y postres. Las;
obligaciones que al casarse debió asumir, como esposa y madre,;
la alejaron un poco de la cocina.;


Desde hace varios ańos, a raíz de un vieja a Europa, Mollena se;
dedica de lleno a la cocina, recopilando y probando toda clase;
de recetas, e impartiendo clases de cocina en Managua y León.;
Quienes hemos tenido el privilegio de probar sus platos podemos;
dar fe de su excelente "cuchara".;


Mollena presenta en este libro de más de doscientas recetas para;
platos de aves, carnes, mariscos, pastas, arroces, flanes y;
soufles, vegetales, ensaladas, alińos, salsas, mantequillas y;
postres. ĄTodo un amplio menú de exquisitos platos, capaces de;
satisfacer al más exigente de los paladares.;


En este libro, que debería estar en todas las cocinas de;
Nicaragua, las amas de casa, y todos aquellos que disfrutan;
cocinando, entre los que se cuentan cada vez más distinguidos;
caballeros, pueden encontrar recetas de platos muy nicaragüenses;
al lado de otros de la cocina internacional. Mollena ha;
recopilado, pacientemente y por muchos ańos, las recetas que;
componen esta obra. Pero todas han sido debidamente probadas por;
ella, incorporándoles su estilo o condimento personal, por lo que;
es apropiado que el libro lleve como título: "Las recetas de;
Mollena".;


Si el concepto moderno de cultura, en palabras del Director;
General e la UNESCO don Federico Mayor, incluye todo lo que forma;
la urdimbre de nuestras vidas e influye en nuestro comportamiento;
cotidiano, el arte de preparar nuestros alimentos, el arte;
culinario, es parte de la cultura y de la identidad de los;
pueblos. Un libro de recetas de cocina es, pues, un aporte a la;
cultura. Por cierto que don José Coronel Urtecho, en su célebre;
ensayo "Elogio de la cocina nicaragüense", nos dice que una buena;
cocina es el resultado de toda una tradición cultural.;


Felicitamos a Mollena por hacer realidad un viejo sueńo: poner;
en manos de los amantes de la buena mesa esta colección de sus;
mejores recetas, para deleite de nuestros paladares.;


Managua, Septiembre de 1998.;