Opinión

La Educación Superior, la Ley y el Sistema Educativo


— Miguel De Castilla Urbina —

1.-Los lamentos y los culpables.;


Ańo con ańo, las Universidades Públicas nicaragüenses, ante la;
avalancha de demandas de una parte de la empobrecida masa de;
bachilleres, han creado un mecanismo de selección, tan eficaz;
como inequitativo, llamado "examen de ingreso", el que por sus;
características y consecuencias, se ha ido transformando en;
una verdadera Prueba Nacional que evalúa anualmente al Nivel;
Medio del Sistema Escolar Nicaragüense.;


Los resultados son una muestra de la angustiosa situación por;
la que atraviesa nuestra educación, y la falacia de los;
llamados Institutos Autónomos, que son de donde proviene la;
mayoría de los aspirantes. Solamente un dato: en la UNAN-;
Managua, como resultado del examen de admisión de este ańo, de;
tres mil doscientos alumnos que se presentaron a la;
realización del mismo, solamente treinta y dos (32) lograron;
aprobar el componente referido a matemáticas.;


Pregunta: ¿será que solamente la Educación Media patrocinada;
por el Ministro de Educación es la culpable, o será que en;
realidad la culpa es de todo el sistema cultural nicaragüense,;
incluida la propia Educación Superior?;


2. LA RESPONSABILIDAD DE LA EDUCACION SUPERIOR CON EL SISTEMA;
EDUCATIVO.;


En Nicaragua, desde 1960, la entidad encargada de formar a los;
profesores para el Nivel Medio, ha sido la Universidad;
Nacional Autónoma de Nicaragua de Managua y León y en especial;
las Escuelas y Facultades de Ciencias de la Educación de estas;
Universidades, y si por inferencia lógica se concluye que el;
maestro es la clave del proceso de aprendizaje de los alumnos,;
aparece como obvio, que una buena cuota de la culpa debe ser;
asumida por los propios Centros de Educación Superior. El;
problema es que esto no se plantea, ni se concibe, ni se asume;
así.;


La propia concepción de Universidad Isla, fragmentaria y;
fragmentada y en situación de ruptura respecto a las demandas;
presentes y futuras de su entorno nacional e internacional, le;
impide sentirse culpable y por ende responsable del desastre;
(no se puede llamar de otra manera) de la Educación Media en;
nuestro país.;


Urge humildad. Urge ver atrás. Urge sentido de sistema. Urge;
visión retrospectiva de integralidad, tanto para la Nación;
nicaragüense, como lo demanda Alejandro Serrano Caldera, como;
para todo el Sistema Educativo Nacional, requisito fundamental;
para alcanzar la unidad de aquella. En este orden, es de;
extrema urgencia que el Consejo Nacional de Universidades;
(CNU), reflexione acerca de una estrategia para su;
participación directa y compartida, en el proceso de;
reconstrucción del Sistema Educativo Nacional y de la Reforma;
de la Educación Nicaragüense como totalidad concreta.;


3. LA LEY GENERAL DE EDUCACION, LA PIEDRA EN EL ZAPATO.;


No obstante, este pedido, conforme lo sugieren las noticias de;
última hora, parece ser una ilusión, una utopía más en el país;
de la frustración y la desesperanza.;


El Consejo Nacional de Universidades (CNU), recientemente;
nombró una Comisión Especial para estudiar la forma cómo la;
Educación Superior debía insertarse sistemáticamente en la Ley;
General de Educación, actualmente en proceso de elaboración y;
aprobación en la Asamblea Nacional.;


La Comisión, después de una ronda de entrevistas a;
representantes de diferentes organismos llegó a sus propias y;
particulares conclusiones, algunas de las cuales fueron dadas;
a conocer públicamente, por el Secretario Técnico del CNU, en;
el III Congreso de la Federación de Profesionales Docentes de;
la Educación Superior, realizado en el RUPAP-UNI, el pasado 28;
de agosto de 1998.;


En apretadas síntesis, éstas son las siguientes:;


a) Dado que INATEC y el CNU, ya tienen sus respectivas Leyes;
creadoras, no necesitan integrar una nueva Ley, en este caso;
la Ley General de Educación.;


b) El MED no tiene Ley para la Educación Básica y Media, por;
ende, es lógico y necesario que aspire a tener su propia Ley.;


c) Aceptar que la Educación Superior sea incluida en la Ley;
General de Educación, es abrir las puertas a la violación de;
la Autonomía Universitaria de parte del Gobierno.;


d) En el futuro, cuando los tiempos políticos sean más;
propicios, se podrán integrar las tres Leyes en una sola Ley;
General de Educación.;


¿Qué quiere decir esto? ¿Cómo se explica que una Comisión de;
distinguidos académicos universitarios, haya llegado a;
conclusiones tan contrarias y opuestas, a las que han llegado;
representantes de múltiples organizaciones de la Sociedad;
Civil, Organizaciones Magisteriales, del Movimiento Pedagógico;
Nacional y hasta de numerosos académicos de diferentes;
Universidades pertenecientes al CNU, de León, Matagalpa y;
Managua, sobre la necesidad de que la Ley General de Educación;
sea para todo el Sistema Educativo y no sólo para los;
subsistemas que encabeza el MED?;


¿Es una Declaración de Principios de las Universidades Islas-;
Archipiélagos, históricamente aisladas y separadas no sólo de;
su entorno económico y social, sino que también del propio;
Sistema Educativo, del que, por su naturaleza,;
irremediablemente son parte?;


Por simple cálculo político, la mencionada Comisión ¿decide;
rechazar tajantemente la idea de Sistema Educativo Nacional,;
de Proyecto Educativo Nacional y de Plan Nacional de;
Educación, pues eso atentaría a la Autonomía Universitaria? El;
concepto de Autonomía Universitaria de que se parte ¿no es;
demasiado viejo, conservador y reaccionario, tanto que separa;
y hasta confronta a las Universidades y al CNU, con un amplio;
sector de la Sociedad Civil nicaragüense?.;


¿Cuál es el temor, si el Artículo 125 de la Constitución;
Política de manera clara y transparente determina que: "Las;
Universidades y Centros de Educación Técnica Superior gozan de;
autonomía académica, financiera, orgánica y administrativa...;
y "recibirán una aportación anual del seis por ciento del;
Presupuesto General de la República". ¿Qué Ley, será capaz de;
reformar la Carta Magna del país?;


Por qué la Comisión, en lugar de abrir un campo de;
confrontación innecesario entre entidades que avanzan hacia un;
mismo propósito, no hizo el esfuerzo de redactar un simple;
Artículo, en el que se explicara la naturaleza, Fines y;
Principios de la Educación Superior, y al final, como en la;
mayoría las Leyes Generales de Educación de América Latina, se;
dijera, que la administración de este subsistema, se regirá de;
acuerdo a su propia ley, tal es el caso de la Ley 89, Ley de;
Autonomía de las Instituciones de Educación Superior?;


;


;


;


;


;


;


;


;
;