Opinión

Dos raceros para medir una misma hazańa


— Francisco Bravo Lacayo —

La tan cacareada objetividad de la prensa norteamericana se hizo;
ańicos al enfocar la doble hazańa lograda por Mar McGwire y Sammy;
Sosa.;

Norteamericano el primero y dominicano el segundo, no fue posible;
que ambos atletas recibieran el mismo tratamiento de parte de la;
gran prensa deportiva gringa y de sus comentaristas, por más que;
ambos merecen el mismo trato, los mismos merecimientos y los;
mismos estímulos.;

La diferencia la estableció el color de la piel y su origen.;

McGwire es blanco y nacido en la Unión Americana, el otro es;
moreno y nacido en una isla del Caribe.;

La injusticia es tan grande y tan notoria que otros periodistas;
gringos, pero que no son dedicados a escribir sobre deportes, la;
han criticado.;

Los dominicanos, tan aficionados al llamado deporte Rey, han;
rechazado el menosprecio a su gran atleta y hasta se han atrevido;
a decir que a McGwire le han pasado la pelota para que jonronee;
mientras se la han escondido a su ídolo. Tal vez no sea cierto,;
pero el comportamiento de los cronistas les brinda un punto de;
apoyo para dejar, por lo menos, la duda.;

Nosotros creemos que son polvos de viejos lodos pues recordamos;
las chavacanerías que en su tiempo los mismos jugadores;
norteamericanos le hicieron a sus compatriotas de color hace ya;
varios decenios. ¿Quien no recuerda lo que tuvo que aguantar;
Jackie Robinson para poder ser aceptado en las Grandes Ligas? él;
y muchos otros. Es que las raíces de la discriminación racial y;
la xenofobia aún están vivas.;

Pero no sólo con los deportistas. ¿Acaso no vemos en la TV el;
trato discriminatorio que reciben los latinos y de otras;
nacionalidades por tener diferente el color de su piel?;

No debemos extrańarnos, pues. Una cosa así debemos no perder de;
vista y es que esa lacra fascista va en retroceso y un gran;
sector de estadounidenses, que cada día crece, condena y lucha;
para que desaparezca y brillen los ideales de Lincoln y Martin;
Luther King.;

Agreguemos a esto que la xenofobia y el racismo se manifiestan;
a todos los niveles, tanto en el deporte como en la política, la;
cultura y la educación.;

Sammy Sosa es testigo de esto.;

;

;

;

;

;

;

;
;