Opinión

La Trampa del Gobierno


— Guillermo Suárez Rivas —

El cuestionado gobierno del Presidente Alemán pretende socavar;
la existente credibilidad popular en la Contraloría General de;
la República. "Calumnia que algo queda", dice el refrán y, por;
lo general, es cierto. Así es que con bombo y platillo anuncia;
para este jueves la exhibición de pruebas que pondrían a la CGR;
en mal predicado.;


Toda esta alharaca gubernamental gira en torno a ciertas;
transferencias. Estas tienen dos vertientes: una, que se refiere;
a las que hizo el Ministerio de la Presidencia; otra, que alude;
a las de los entes autónomos como ENEL. En cuanto a la primera;
el gobierno trata de lavarse el rostro de la corrupción,;
afirmando falazmente que las transferencias demuestran el apoyo;
que le brinda la CGR, en cuanto a las otras, son calificadas de;
"irregulares" porque dichos entes autónomos "no están;
autorizados".;


Ya hemos sostenido -y seguimos sosteniendo- que en esta;
controversia la peor parte la lleva el Gobierno. Todo mundo está;
claro en que la escalada en contra de la CGR., tiene motivaciones;
muy claras: hacerla inoperante frente a las distintas formas que;
adopta la corrupción. Desactivar a la CGR., significaría;
extenderle patente de impunidad a tanto deshonesto. Esto no debe;
suceder ĄEsto no debemos permitirlo!;


Podríamos admitir -en cierto modo- la irregularidad en el;
procedimiento de las transferencias de los entes autónomos. Sin;
embargo el Gobierno se ha abstenido de calificar de deshonesta;
a la CGR. ¿Dónde radica el quid de la cuestión? Estriba en la;
insuficiencia presupuestal de la CGR. Y esta insuficiencia;
contrasta con el derroche gubernamental. Pero ese es el estilo;
contumaz de gobernar, tratando de ignorar que esta contumacia;
lleva implícita su propia destrucción. En un país tan empobrecido;
como el nuestro, los recursos financieros no se inventan sino que;
deben utilizarse adecuadamente con respecto a las prioridades del;
país. Esto no lo quiere entender el Gobierno. Las transferencias,;
en consecuencia, se produjeron para cubrir necesidades;
perentorias de la CGR.;


Dentro de esta insidiosa campańa gubernamental, la nota;
paradójica la dio el Seńor Vice Presidente de la República,;
expresando que la CGR debe regresar el monto de las;
transferencias. ĄQué despropósito! Subrayamos el celo del;
mencionado en cuanto a ENEL; pero invocamos ese mismo celo para;
que nos aclare públicamente el disfrazado impuesto del cinco por;
ciento que, en concepto de "Factor Térmico", ilegalmente se nos;
ha venido cobrando. Pues bien, sucede que -con alarde;
publicitario- el seńor Presidente del Banco Central (afirman que;
devenga mensualmente doce mil dólares más gastos extras) anunció;
que desaparecería de las facturas de ENEL la tasa por el;
mencionado Factor. Este impuesto tiene un origen oscuro. Y sea;
como fuere, los usuarios del servicio eléctrico no debemos de;
pagar las imprevisiones de la Directiva de ENEL, de la cual es;
destacado miembro dicho Vice Presidente.;


Concluyendo, el Gobierno -este jueves 17- con sofismas tratará;
de sorprender a mas de algún incauto. Debemos de cuidarnos de;
caer en la trampa gubernamental. Pensamos que al CGR. debe de;
mantenerse firme. El gobierno no tiene otra alternativa que la;
del diálogo. Si persiste en su contumacia, es indudable que;
acelerará la crisis en que está envuelto.;


Septiembre, 1998;