Opinión

Causas de la pobreza y de la corrupción

Presentación del libro, POBREZA EN NICARAGUA :UN ABISMO QUE SE AGRANDA de Oscar-René Vargas

— Reinaldo Antonio Téfel —

Oscar René es el Sherlock Holmes de las cifras;
escalofriantes de la pobreza. El indaga, investiga y;
encuentra los datos reales más escondidos por el gobierno.;
Producto de ese arduo trabajo detectivesco, investigativo y;
creativo es este formidable libro, historia reciente del;
proceso de empobrecimiento acelerado de nuestro pueblo.;
Porque la pobreza no nace por generación espontánea ni es;
producto de una cultura. La pobreza no es creada por Dios,;
ni por Los pueblos "atrasados", ni por las razas;
"inferiores", ni por Los pobres. La pobreza es engendrada;
por un sistema socioeconómico excluyente y deliberadamente;
empobrecedor, por un sistema que aunque en su discurso;
promete salud, educación, alimentación y vivienda,;
privatiza y reduce al mínimo sus inversiones en estos;
rubros que son considerados improductivos, dentro de un;
crecimiento macroeconómico de reparto asimétrico, en forma;
tal que dicho crecimiento se encuentra ausente en la mesa;
de Los pobres, cuando tienen mesa; ausente en Los bolsillos;
de Los pobres, cuando tienen bolsillos, ausente en Los;
pechos de las madres pobres, cuando todavía tienen pechos e;
hijos raquíticos qué amamantar, ausente en Los nińos,;
jóvenes y adultos sin posibilidades de acceso a la salud, a;
la educación, a la vivienda, a la vida, cuando todavía;
están vivos.;


A propósito de la generación de la pobreza analicemos lo;
que el poeta y sacerdote de Los pobres, Asarías H. Palláis,;
llamaba "Los caminos que van debajo de la historia" o sea;
las causas profundas de Los acontecimientos, en este caso,;
de la pobreza y de su hermana gemela la corrupción, porque;
ambas son adverso y reverso de una misma realidad; ambas,;
causas secundarias y efectos de la otra y ejes centrales;
del sistema político y socioeconómico impuesto en;
Nicaragua. Digo causas secundarias porque la causa;
principal es el capitalismo salvaje, así llamado por el;
Papa Juan Pablo II e impuesto por el neoliberalismo, que en ;
Nicaragua ha degenerado en salvajismo social. La pobreza es;
generada por el neoliberalismo más la hija legítima de;
éste, la corrupción. A la vez el empobrecimiento general;
del pueblo y el enriquecimiento obsceno e ilegítimo de una;
minoría, multiplica la corrupción.;


Nuevo totalitarismo: Mercado global;


Ahondando más sobre Los caminos que van debajo de la;
historia, historia terrible, dantesca, descrita por Oscar;
René científicamente y con pasión creativa, nos encontramos;
con un nuevo totalitarismo: el sacrosanto mercado global.;
Mientras el ŚPrimer MundoŚ o ŚNorteŚ centra el eje de su;
progreso en inflación moderada, crecimiento acelerado y;
casi pleno empleo, al ŚTercer MundoŚ o ŚSurŚ nos recetan;
como tabla de salvación, en realidad de condenación:;
deflación irracional, estancamiento surrealista y desempleo;
masivo generalizado; todo bajo el imperio absolutista del;
sacrosanto ŚMercado GlobalŚ y la globalización. Los que;
condenaban el determinismo y totalitarismo del comunismo,;
hoy nos imponen el determinismo del mercado y de la;
globalización, elevados a Los altares de la economía, como;
el Becerro de Oro.;


Es cierto que hay factores científicos y tecnológicos que;
facilitan y empujan a la mundialización. La revolución de;
las comunicaciones es uno de esos factores mundializadores;
o globalizadores. Si todo este fenómeno post-moderno que;
deslumbra por sus maravillas y aterroriza por sus efectos;
genocidas en miles de millones de pobres, llevara en sus;
entrańas y en su camino acelerado una orientación;
humanista, efectivamente democrática y no totalitaria,;
indudablemente que la humanidad, inmersa en este fenómeno;
mundial, podría producir más bondades que males.;


Atributos de Dios en el mercado;


Pero el Mercado Global, tal como lo diseńa, lo predica, lo;
practica y lo impone el neoliberalismo es una idolatría;
aberrante que sustituye a Dios, apropiándose de sus;
atributos. El Mercado es omnisapiente, omnipresente,;
omnipotente, omnisciente; todo lo ve, todo lo regula, todo;
lo penetra, no se equivoca, está en todas partes. Es total,;
totalizante, totalitario. Musoline, patriarca del fascismo,;
decía: ŚTodo dentro del Estado, nada fuera del Estado, nada;
contra el EstadoŚ. El capitalismo salvaje impuesto por el;
neoliberalismo es más aberrante que el fascismo. En su;
sacramentalización del ŚMercadoŚ, todo debe existir dentro;
del mercado, nada fuera del mercado: finanzas, producción;
en todas sus formas, comunicación, educación, salud,;
alimentación, cultura, deporte, entretenimiento, inclusive;
la religión. Es un nuevo tipo de fascismo y totalitarismo,;
con máscaras y disfraces ŚdemocráticosŚ. Es el gran sainete;
de la globalización.;


Este neototalitarismo neoliberal vuelve impotente a la;
democracia y a Los Estados democráticos, además de someter;
a la pobreza galopante a las grandes mayorías. Con el;
manipuleo de las comunicaciones y de la cultura, contagia;
sutilmente con su veneno inclusive a líderes que se creen;
progresistas. Es el Śdulce encantoŚ, ya no de la burguesía,;
como decía Buńuel, sino del neoliberalismo, que se presenta;
como el nuevo Salvador, hundiendo a Los pueblos en la;
miseria, el hambre y las enfermedades, haciendo retroceder;
a la democracia efectiva y en su lugar imponiendo la;
democracia limitada de Los discursos y minimizando al ;
Estado Democrático para que no continúe aplicando la;
justicia social y promoviendo la igualdad. La justicia;
social y la igualdad son borradas como paradigmas; son;
sustituidas por la difusa Śequidad socialŚ. Pero ¿qué dice;
el diccionario sobre esa palabra mágica? No me refiero a;
cualquier diccionario, sino al Diccionario de la Lengua;
Espańola de la Real Academia Espańola. Dice textualmente:;
ŚEquidad: igualdad de ánimo 2. Bondadosa templanza;
habitual; propensión a dejarse guiar o fallar, por el;
sentimiento del deber o de la conciencia, más bien que por;
las prescripciones rigurosas de la justicia o por el texto;
terminante de la ley. 3. Justicia natural, por oposición a;
la letra de la ley positiva. 4. Moderación en el precio de;
las cosas, o en las condiciones de Los contratos. 5.;
Disposición del ánimo que mueve a dar a cada uno Los que se;
mereceŚ.;


Equidad en vez de Justicia Social;


Esto significa que para el neoliberalismo las relaciones;
económicas, sociales y políticas se deben regir no por la;
justicia y la ley sino por el buen ŚánimoŚ o buena voluntad;
de Los jueces, funcionarios estatales y detentadores de Los;
poderes políticos y económicos.;


No es por casualidad que en Los documentos y declaraciones;
internacionales y nacionales se sustituya la justicia;
social y la igualdad por el concepto de equidad. Es porque;
en el capitalismo salvaje se prescribe como anarquizantes;
la justicia social y la igualdad. Por eso conspiran por;
eliminar o al menos minimizar el Derecho del Trabajo y la;
Seguridad Social y golpean duramente a Los sindicatos y;
gremios, para dejar desarmados a las grandes mayorías y;
sobre todo a Los trabajadores.;


En la doctrina social de la Iglesia Católica y de la;
Iglesias Evangélicas se ha sostenido la necesidad de la;
justicia social y de la caridad, sin pretender sustituir a;
la primera por la segunda. Tenía que venir el ;
neoliberalismo para sustituir la igualdad y la justicia;
social por la equidad. Otra cosa sería si se afirmara el;
imperio de la justicia y de la ley luego se seńalara la;
convivencia de la equidad como complemento. Esto nos;
demuestra que el Estado de Derecho sólo es parte del;
discurso narcotizante neoliberal, pero no de la realidad de;
verdad.;


Clonación del somocismo;


En Nicaragua ese neototalitarismo adquiere dimensiones;
catastróficas con la clonación del somocismo desde el;
poder. Hay un divorcio planificado entre el discurso y la;
realidad. No es por impotencia del grupo gobernante que se;
da esa ruptura entre la palabra y el hecho, sino por una;
voluntad política antidemocrática y corrupta preconcebida;
por el grupo que accede al poder estatal. Los últimos ańos;
son testigos de cómo el gobierno, en su funcionamiento;
ilícito, desnaturaliza las instituciones y desconoce con;
gran cinismo Los controles institucionales. Frecuentemente;
vemos cómo el Presidente de la República y su Vice saltan;
iracundos defendiendo a Los funcionarios gubernamentales;
que la Contraloría General de la República seńala inmersos;
en la gran corrupción del Estado. Así mismo hemos observado;
no sólo su desprecio por la Contraloría, sino también por;
la Superintendencia de Bancos y por algunos jueces y;
magistrados que proceden apegados a la ley, Los cuales son;
sometidos a fuertes presiones del Poder Ejecutivo y a;
tráfico de influencias. Cuando Los jueces y magistrados;
mantienen su independencia, honradez y dignidad pasan a la;
lista negra del gobernante y Los que se someten gozan de;
las ŚdeliciasŚ del poder autoritario y corrupto.;
Actualmente el Presidente Alemán ha vuelto a la carga;
contra la Contraloría y ha resucitado su sueńo de imponer;
sobre dicha institución una comisión, directiva o consejo;
que engavete las resoluciones de la Contraloría o las;
anule. Así fortalecerá ŚlegalmenteŚ la impunidad;
generalizada del gobierno y reducirá a mero adorno Los;
controles institucionales. La irracionalidad de esta;
voluntad presidencial es tal que el Presidente llega a;
sostener en su cargo a un Vice-Ministro para que no pierda;
su inmunidad, vale decir, su impunidad.;


En la feroz investida del Poder Ejecutivo de Los últimos;
días observamos que Alemán se ha propuesto liquidar la;
Contraloría moral, judicial y financieramente.;


Como podemos observar la pobreza y la corrupción van de la;
mano. Es el gran logro del neoliberalismo y del gobierno.;
Por eso mientras no le entremos a las causas profundas o a;
Los caminos que van debajo de la historia, seguiremos;
hundiéndonos trágicamente. Podrán llegar a doscientas;
resoluciones o mil en esos sainetes llamados Śdiálogos;
nacionalesŚ, pero todo seguirá igual o peor mientras;
continúe imponiéndose el neofacismo totalitario neoliberal;
y la segunda dictadura somocista.;


Frente a esta grave coyuntura, libros como el de Oscar René;
constituyen magníficos despertadores de la conciencia;
nacional y social. Después de leerlo y saborearlo me quedo;
esperando otro libro de Oscar René sobre la corrupción.;
Este es tu nuevo desafío.;