Opinión

Problemática del agua en el Valle de Sébaco


— Por: Norwin Estrada Navarro —

El Valle de Sébaco está localizado en la parte media de la cuenca;
del Río Viejo, a una distancia aproximada de 90 Km. al Norte de;
la ciudad capital. El VALLE posee un potencial cercano a las 21;
mil hectáreas de terrenos para el desarrollo agropecuario y;
forestal. De dicho total, unas 14 mil hectáreas son aptas para;
la agricultura de riego, de las cuales a la fecha, se han;
desarrollado 5 mil hectáreas con arroz por inundación y unas 500;
con hortalizas. El riego, existente utiliza agua superficiales;
provenientes del Río Viejo hasta por un total de 2m3/s,;
disminuyendo su caudal promedio a 11.85 m3/s.;


En casi su totalidad, las aguas del Río Viejo provienen de un;
trasvase de aguas represadas en el Lago de Apanás que fue formado;
por la presa Mancotal construida sobre el Río Tuma afluente del;
Río Grande de Matagalpa. El objetivo del trasvase fue la;
generación hidroeléctrica en dos plantas en cascada que se;
construyeron en la década de los sesenta y a inicio de los;
setenta, a lo largo de la cuenca del Río Viejo. Estas plantas son;
conocidas como la planta Centroamérica y la planta Santa Bárbara,;
ambas de 50 MW c/u. La cuenca del Río Viejo por su topografía,;
tipos de suelos y alto nivel de deforestación, se ha convertido;
en una cuenca seca en verano y torrencial durante el invierno,;
cuyos caudales no aportan gran cosa a la generación;
hidroeléctrica al no poder ser regulados por el lago La Virgen,;
en su paso hacia el lago de Managua.;


El Valle de Sébaco se localiza propiamente entre las dos plantas;
antes mencionadas justamente contiguo al lago La Virgen, cuyo;
objetivo fundamental es la regulación semanal de las aguas que;
se turbinan en la planta Santa Bárbara. De manera que el agua que;
demanda la agricultura de riego, en más de un 60% proviene del;
trasvase, la que a su vez, es agua que deja de turbinarse en la;
planta hidroeléctrica, lo cual representa para ENEL una pérdida;
de un poco más de un millón de dólares anuales por cada m3/s, en;
promedio por ańo. Dicha pérdida se incrementaría sustancialmente;
de llegarse a construir una nueva planta que está proyectada;
aguas abajo de las dos existentes y que se denomina El Barro.;


Desde que se construyeron las obras de trasvase en Apanás, el;
riego en el Valle de Sébaco ha crecido de manera desordenada y;
con tecnología obsoleta, en consecuencia, el uso del agua ha sido;
irracional, deficiente e incontrolado (se estima que para la;
misma área sembrada, en uso eficiente, se requeriría solamente;
el 60% del agua actualmente utilizada); a pesar de ello y en;
vista de que no se paga ningún canon por el uso del agua, el;
riego representa importantes ganancias para los medianos y;
grandes productores de arroz y hortalizas quienes, por esta;
razón, tratan de monopolizar las tierras ribereńas, tanto del Río;
Viejo como del lago La Virgen, para tener el pleno control de las;
aguas superficiales en el Valle.;


De acuerdo a la tendencia actual, es de esperarse que el riego;
pueda llegar a desarrollarse hasta el límite del área;
potencialmente aprovechable, de modo que, de no llegarse a;
acuerdos entre los diferentes usuarios, en cuanto a la;
planificación, priorización y regulación del uso eficiente del;
agua en el Valle de Sébaco y de continuar en la misma cultura de;
uso ineficiente e irracional; en el futuro, los agricultores;
podrían llegar hasta triplicar los volúmenes actualmente;
utilizados. Lo anterior por supuesto, que al elevadísimo costo;
de sobreexplotar los acuíferos como ya se dice que está;
sucediendo; y, con la posibilidad de dejar subutilizada por la;
falta del recurso, a una planta hidroeléctrica como la Santa;
Bárbara, cuyo valor actual supera los 150 millones de dólares.;


Por otro lado, es bien conocido que las prácticas agrícolas en;
la cuenca carecen de un control sostenido en el uso de los;
agroquímicos, los cuales están contaminando las aguas;
subterráneas y superficiales, provocando con ello que las fuentes;
de agua para consumo humano estén cada vez más lejanas y a;
mayores costos de tratamiento y distribución. Cabe mencionar;
también que el beneficiado del café produce contaminación en los;
ríos por el vertido de las aguas mieles; asimismo, ciudades como;
Jinotega, San Isidro y otras más que descargan sus aguas;
residuales directamente a los ríos de la cuenca, sin ningún;
tratamiento.;


Finalmente, el Río Viejo descarga sus aguas en el Lago de;
Managua, conteniendo desechos de materia orgánica y todas las;
sales residuales de los agroquímicos de la agricultura,;
contribuyendo así a la degradación creciente e irreversible de;
este lago endorreico, por lo que, de no tomarse a tiempo las;
medidas preventivas y correctivas, obviamente, sus aguas quedarán;
inhabilitadas para todos los usos posibles.;


De lo anterior se deduce que con carácter de urgencia se requiere;
un plan de manejo integral de la cuenca que favorezca el uso;
racional y eficiente de las aguas del Río Viejo. Para tener el;
éxito en la implementación de un plan de manejo integral, es;
necesario reunir a todos los actores involucrados con el agua y;
sentarlos en una mesa de negociaciones, con un enfoque de;
ganar/ganar, para llegar a acuerdos que permitan el uso y manejo;
sostenible de las aguas del Valle; y por otro lado, conlleven al;
fortalecimiento de la medición de los cuerpos de agua, tanto en;
cantidad como en calidad, para apoyar la elaboración de una;
planificación y priorización integral que sea congruente con la;
oferta y la demanda del recurso, así mismo con los mejores y;
mayores beneficios sociales, económicos y ambientales del país.;


En el mismo sentido, recientemente se ha finalizado un Plan de;
Acción para el Manejo de los Recursos Hídricos en Nicaragua,;
conocido como PARH, dentro del cual se ha preparado un;
anteproyecto de Ley General del Agua, en donde se propone la;
creación de una Autoridad del Agua que tenga representación;
jurídica y esté dotada de los recursos necesarios para que actúe;
a nivel nacional, como ente coordinador y solucionador de;
conflictos; de manera que, en el Valle de Sébaco este organismo;
vendría a coordinar las acciones que se deriven de los acuerdos;
consensados entre los actores, permitiendo que sean ellos mismos;
quienes implementen las soluciones a sus problemas, con la;
participación facilitadora del Estado.;


El PARH, además, propone la implementación de un conjunto de;
acciones en el corto y mediano plazo que, primero, provean un;
ambiente facilitador con un marco político, legal e;
institucional, eficientes; segundo, aporten herramientas que;
faciliten el manejo integral; y tercero, vuelvan sostenible el;
proceso de desarrollo de los recursos hídricos. Dichas acciones;
para lograr el uso racional y eficiente del agua, entre otras;
cosas, se refieren a la implementación de un sistema de;
concesiones de uso del agua cruda y permisos de vertidos; y a la;
creación de un fondo del agua para volver autosostenible el;
proceso de gestión integral, basado en el principio de que el que;
usa el agua pague y que, para recuperar la calidad perdida, el;
que la contamina también debería pagar.;


En resumen, se concluye que el Gobierno de Nicaragua debería;
iniciar a lo inmediato, la implementación del PARH dando como;
primer paso, la creación e implementación de la Autoridad del;
agua, sobre la que recaería las restantes responsabilidades del;
uso y manejo integral de las aguas nacionales, particularmente,;
la responsabilidad de promover un plan de manejo integrado, de;
las aguas concernientes al Valle de Sébaco.;


;


;
;