Opinión

Flechas y Carabelas


— Alejandro Serrano Caldera —

Comentarios a la obra del Dr. Enrique Espinosa Sotomayor;


La obra Flechas y Carabelas del Dr. Enrique Espinosa Sotomayor;
constituye un profundo y esclarecedor estudio sobre el pasado;
precolombino y espańol que está en la raíz misma de nuestra;
identidad.;


La obra, escrita con rigor y belleza, es una apasionante reflexión;
que nos conduce por los terrenos de la antropología, la filosofía;
y la historia. El Dr. Espinosa Sotomayor, quien fuera un brillante;
intelectual e investigador, abre hoy ante nuestros ojos las;
páginas de una historia vista con perspectiva y profundidad, en;
la que se entrelazan las teogonías y cosmologías indígenas, con;
la ciencia occidental: la física, la astronomía, la medicina, la;
química, todo ello integrado en los respectivos procesos de;
desarrollo económico y social, en una dialéctica viva y;
palpitante, en la que se perciben las esencias de nuestra;
identidad.;


Su libro es un extraordinario estudio sobre el ethos, o ética, que;
define las costumbres y comportamientos colectivos y sobre el;
sentido más hondo de las culturas y civilizaciones, como cuerpos;
de conocimientos, creencias y visiones del mundo.;


Siguiendo las corrientes de la antropología americanista relativas;
a la civilización mesoamericana precolombina, emplea el término;
civilización, "para designar un conjunto de culturas particulares;
que ofrecen entre sí una serie de afinidades y un origen común".;


"De ese modo, la noción de cultura aparece vinculada a una;
sociedad concreta e identificable, mientras el término;
civilización nos sirve para designar conjuntos más extensos, más;
englobadores en el espacio y en el tiempo".;


"Las características distintivas de nuestra civilización;
precolombina -dice- son su autenticidad, su desarrollo unitario;
y su difusión homogénea en el sector geográfico denominado;
mesoamérica"... "No cabe duda de que la civilización maya estuvo;
en el fondo de todo ese proceso".;


A partir de esos conceptos fundamentales, el Dr. Espinosa;
Sotomayor va estableciendo los contenidos específicos de las;
culturas olmeca, maya, tolteca, chorotega, nahua, quiché y azteca,;
las que "formaron conjuntos perfectamente identificables y;
separados en el tiempo y en el espacio".;


En el libro seńala la dificultad real que ha existido para que se;
produzca una auténtica interpretación de la cultura indígena y la;
espańola. Cuando hay culturas vencedoras y vencidas el proceso de;
integración de ambas se dificulta y se vuelve lento y penoso. A;
juicio del autor es lo que ocurre en Nuestra América.;


Con gran determinación y claridad rechaza las tesis de Lucien;
Lévy-Bruhl, expuestas principalmente en la obra de este último,;
La Mentalidad Primitiva, que establece una mentalidad diferenciada;
para los diversos estadios o estados de la cultura. De esta;
manera, Lévy-Bruhl contrapone la mente lógica de los pueblos;
civilizados, a la mente psicológica de los pueblos primitivos. El;
antropólogo francés abandonó posteriormente estas tesis;
originarias de su obra, en Les Carnets, publicada en París en;
1949.;


Para Espinosa Sotomayor "el mito no es una condición específica;
de determinadas razas ni necesariamente una condición de ciertas;
culturas, sino la consecuencia psicológica producida por el;
conocimiento empírico y por el Método mental conservadurista". De;
esta forma el mito vendría a ser la relación entre el método;
empírico mediante el cual se adquieren y ordenan los conocimientos;
pasados y actuales y el efecto psicológico que este orden produce.;


Así entendido, "El mito como expresión del método empírico, hace;
las veces de ciencia: forja la unidad de los conocimientos;
dispares y heteróclitos y hace que los conocimientos cobren su;
significado y coherencia".;


Con el mismo cuidado Espinosa Sotomayor analiza la cultura;
hispánica. Si al Libro Primero, el referente al mundo indígena le;
llamó. "Cómo eran ellos y de dónde vinieron", a este Libro Segundo;
lo denominó, "Cómo eran los otros y de dónde vinieron".;


Con el rigor que le caracteriza estudia las diferentes hispanias:;
antigua, romanizada, musulmana, medieval; se detiene con un;
excelente análisis en la formación de Espańa como Nación,;
relacionando este proceso formativo de la unidad nacional;
espańola, con los acontecimientos que provocaron las;
transformaciones científicas, técnicas, económicas y religiosas;
europeas, de las cuales emergió el Capitalismo, la exclusión de;
Espańa de estos procesos históricos y el impacto de esta realidad;
sobre nuestros pueblos.;


Concluyo expresando mi alegría como nicaragüense y latinoamericano;
ante una obra formidable y profunda. Las reflexiones del Dr.;
Espinosa Sotomayor son una indudable contribución al estudio de;
nuestra identidad como pueblos, como personas y como sujetos de;
la historia. Con una inmensa cultura y gran rigor científico, deja;
en nuestras manos esta obra fundamental para entender;
adecuadamente la raíz y el destino de América Latina.;