Opinión

Los círculos de estudios


— Manuel S. Cruz Téllez —

De un tiempo a esta parte se ha extendido por todos los centros;
de educación primaria y secundaria los llamados Círculos de;
Estudios, cada vez que se aproximan exámenes de mediana;
importancia para el aprobado de los muchachos.;


Supuestamente estos círculos de estudios son con el fin de;
reafirmar conocimientos de ciertos temas no estudiados a fondos;
en el tiempo ordinario de clases y que gran parte del alumnado;
manifiesta esa necesidad.;


Yo fui profesor de letras y estudios sociales por 45 ańos y en ese;
lapso los círculos de estudios se realizaban en el tiempo;
ordinario de clases y si alguna vez se necesitaban días extras,;
estos eran dirigidos por alumnos monitores preparados por el;
profesor.;


No se puede negar que los círculos de estudios ayudan mucho a los;
alumnos para las pruebas; lo malo es, que para participar en ellos;
cada uno tiene que aportar una cantidad de dinero que pasa;
inmediatamente al bolsillo de cada profesor. Casi es una costumbre;
que en cada círculo de estudios se desarrollan los problemas que;
seguramente aparecerán como temas a la hora de las pruebas. Hay;
centros de estudios donde los alumnos son llamados para efectuar;
dichos círculos de estudios en el propio plantel y el pago de los;
alumnos es compartido entre la dirección del centro y los;
profesores.;


En el pasado no se daban esos casos, a los maestros les daba;
tiempo para desarrollar sus programas en el tiempo reglamentario;
sin recurrir a esos círculos de estudios pagados. Antes dije que;
es una práctica casi generalizada hasta el punto que, es muy raro;
el centro de estudios, que al respecto puede tirar la primera;
piedra.;


Mis queridos colegas maestros, es verdad que ganan muy poco, en;
esta profesión tan noble, pero si realmente desean ayudarle a sus;
alumnos con los círculos de estudios, está bien, diríjanlos, pero;
no cobren porque eso se presta a los pensamientos que empańan la;
personalidad del verdadero apóstol de la educación, que es el;
Maestro Honrado y Sincero.;