Opinión

El presidencial e inmaculado Jet Lear 35-A


— Francisco Bravo Lacayo —

Si se analiza la contradicción entre el peritaje del técnico;
salvadoreńo asesinado Armando Jacabo Rodríguez y el del;
norteamericano David Morello acerca de si existió o no cocaína;
en el Jet Lear 35-A fácilmente se puede arribar a la conclusión;
de que la contradicción es aparente.;


La explicación brindada por el Licenciado en Física, Mauricio;
Urroz Bonilla, es clara y no admite dudas. Al estar expuesto a;
la intemperie por mucho tiempo, las partículas eléctricas del;
aire se combinaron con las de la cocaína, perdiendo estas últimas;
sus propiedades características y por eso el ION SCAN 400 --es;
decir la prueba realizada por el técnico de la DEA-- dio;
resultados negativos. Más claro no canta un gallo. En su momento,;
el peritaje del salvadoreńo fue correcto, lo mismo que el de Mr.;
Morello.;


Pero, el Presidente Alemán, lo mismo que los abogados defensores,;
saltaron de alegría en un rapto emocional, creyendo que tenían;
ganada la partida y asegurando que todo "era una trampa" de los;
eternos envidiosos del presidente para perjudicarlo, no sin dejar;
de atacar a los medio de difusión de ser culpables del escándalo,;
como es su ya inveterada costumbre.;


Todo un absurdo. Pero el papel más absurdo e inverosímil lo;
asumió el Procurador de Justicia Dr. Julio Centeno Gómez al decir;
que él reconocía únicamente el dictamen del norteamericano,;
negando toda validez al del salvadoreńo. ¿Complejo de nativo;
frente al yanqui? El Procurador dio la impresión de ser un;
abogado más de los acusados y no un funcionario obligado a ser;
ecuánime, como le corresponde a su alta investidura, pero no hay;
duda de que su condición de empleado del Ejecutivo, que tantas;
veces se le ha seńalado, así como su proclividad hacia lo que;
huele a gringo le ha nublado su conciencia obligándole a;
comportarse como un sumiso servidor de intereses reńidos con la;
justicia de su país.;


En este feo asunto, el Ejecutivo ha menospreciado a la Policía;
Nacional e irrespetando a la jueza Martha Quezada, pues;
prácticamente les ha seńalado como parte de los que planearon la;
supuesta "trampa" creada por la imaginación del Presidente.;


Pero la verdad se impondrá y no puede ser destruida por los;
infundios de quienes se asustan de los resultados que arrojan sus;
malas andanzas.;


Agreguemos finalmente que no sería nada extrańo que el jet;
infectado fuese lavado, habida cuenta que los narcos son duchos;
en "lavar". ¿O no?