Opinión

La lactancia materna versus pacha


— Dra. Petronila Terán —

Los preocupados por la protección del medioambiente y el;
desarrollo sostenible sabemos que es importante el respeto a las;
leyes de la naturaleza. Nos preocupa el crecimiento de la;
frontera agrícola y de los pastizales para la cría de ganado. Nos;
alarma que organismos internacionales hayan apoyado la creación;
de hato ganadero en la zona Protegida de Biosfera de Bosawás para;
satisfacer estereotipos de consumo de leche y carne vacuna de;
parte de la población inmigrante hacia el área, en vez de apoyar;
alternativas sostenibles como la crianza y consumo de la;
guardatinaja. No se ha calculado el impacto que sobre el;
medioambiente está haciendo la producción de leche de vaca en;
nuestro país para el consumo de los bebés lactantes en;
sustitución de la leche materna, pero ya existen cálculos en;
otros países. A continuación algunas reflexiones y datos del;
impacto de Lactancia Materna y de la alimentación artificial;
sobre el medioambiente:;


La lactancia es ecológica:;


r La lactancia no desecha los recursos, ni produce polución. La;
leche materna se renueva naturalmente, no requiere envases,;
transporte, ni produce desechos.;


r Protege el medioambiente porque previene el uso de toallas;
sanitarias durante 14 meses si la madre amamanta exclusivamente;
los seis primeros meses y continúa amamantando hasta los dos;
ańos. Si todas las madres inglesas amamantaran a sus bebés,;
solamente en papel se alcanzaría un ahorro anual de 3 mil;
toneladas en productos sanitarios.;


r Según la OMS, los residuos de pesticidas encontrados en la;
leche materna, aún en países industrializados o donde se utilizan;
insecticidas caseros, no son razón para no amamantar. ;


r Las carnes de animales terrestres y los lácteos del Occidente;
del país, ha contenido mayor o igual concentración de pesticidas;
que la leche humana. Esto irá mejorando a medida que se renueve;
el ganado y los suelos no se vuelvan a contaminar. La leche;
materna se usó como un indicador para medir el grado de;
contaminación de aguas y suelos con pesticidas, los que se;
encontraron en el límite de los niveles máximos permitidos. Eso;
significa que las poblaciones de León y Chinandega han consumido;
lácteos, carnes y hortalizas contaminadas con pesticidas durante;
algún tiempo, además de los inhalados por las fumigaciones;
aéreas. Si fuera necesario prohibir la leche humana para;
alimentar a los bebés, también habría que prohibir el uso del;
agua para dilución de la leche en polvo y del consumo de la leche;
fluida sustitutiva de la leche materna. Para toda la población;
también habría que prohibir el consumo del agua, de hortalizas,;
de leche de origen vacuno y de todos sus derivados, de los;
huevos, al igual que del consumo de todas las carnes de animales;
terrestres y ante la imposibilidad de disponer de agua y de;
alimentos locales, habría que haber evacuado a toda la población;
de León y Chinandega hacia otras zonas.;


Dańos ecológicos secundarios al uso del biberón:;


r En la India se necesitarían 135 millones de vacas lecheras para;
sustituir a la leche materna. Una vaca necesita 10 mil metros;
cuadrados de pasto. Significa que 43% de la tierra de la India;
debería destinarse al forraje, talando el bosque, con efectos;
negativos en la flora y la fauna. El gas metano liberado en;
flatulencias y excretas del ganado contribuyen con el efecto;
invernadero.;


r Las pachas y mamaderas son hechos de plástico, vidrio y;
silicón. Aunque se vuelvan a emplear, no se reciclan al final de;
su vida útil. Esos productos desperdician los recursos naturales,;
contaminando innecesariamente el ambiente durante el proceso de;
producción y empaque. Los plásticos raramente se reciclan por;
falta de plantas adecuadas, son prácticamente indestructibles y;
continúan contaminando el ambiente al tirarlos a la basura. Al;
quemarlos, el humo puede contener dioxinas y otras toxinas.;


r Para preparar correctamente 6 tomas de pachas diarias se;
necesitan 200 gramos de leńa. Alimentar a un bebé durante un ańo;
significa gastar 63 Kg. de leńa extra.;


r Por cada tres millones de bebés que usan biberón se usan 450;
millones de latas. Las 70,000 toneladas de metal resultante no;
se reciclan.;


r Metales como el aluminio contaminan la fórmula durante la;
industrialización. En un estudio hecho en Canadá las muestras de;
fórmula contenían 40 veces más aluminio que la leche materna.;


Referencias:;


Redford A. 1991. El Impacto ecológico de la lactancia con;
biberón. Baby Milk Action.;


IBFAN/CEFEMINA, 1991. Lactancia Materna: Ecología con Amor. San;
José, Costa Rica.