Opinión

Historia de la Construcción de Catedral de Matagalpa


— Eddy Khühl Arauz —

La Iglesia Parroquial de San Pedro la comenzaron a construir los;
Padres Jesuitas en el ańo 1874 bajo la dirección del sacerdote;
jesuita Alejandro Cáceres, quien era también arquitecto y fue;
quien solicitó los planos a Espańa.;


Los jesuistas habían llegado en 1871 a Matagalpa después de su;
expulsión de Guatemala por el dictador de ese país Rufino;
Barrios, se asentaron en León y Matagalpa, encontraron en;
Matagalpa la acogida y el clima ideal para hacer su Convento o;
Seminario, su Casa Consisterial y una Universidad que sirviera;
a nivel nacional, entonces el padre Cáceres quien era arquitecto;
consiguió que La Compańía de Jesús en Espańa le enviara los;
planos para construir la Iglesia Episcopal de San Pedro con la;
seguridad que eventualmente se convertiría en Catedral. Los;
Jesuitas de Matagalpa se trasladaron a León los ańos '72 y '73;
para gestionar que Matagalpa fuera el centro de su Misión.;


De regreso a Matagalpa al fin llegó el correo de Espańa a fines;
de 1873. Al abrir las cajas se sorprendieron de la magnitud de;
la iglesia que comprendía cinco naves, entonces se percataron que;
esos planos iban para una catedral en Perú y vinieron;
equivocados, devolverlos tomaría mucho tiempo, entonces optaron;
por adaptarlos y la redujeron a tres naves.;


Se dice que al hacer los nuevos cálculos hubo algunos errores que;
fue lo que produjo las famosas grietas en la bóveda cuando estaba;
a punto de terminarla el arquitecto constructor Gargagnati. La;
Junta Edificadora tuvo que cambiar de constructor y hacer;
refuerzos especiales como grandes tirantes de acero y;
contrafuertes con los nuevos constructores.;


COMIENZA LA CONSTRUCCION;


La primera piedra se puso en ceremonia solemne el 29 de Junio de;
1874 día de San Pedro, patrono de esa parroquia.;


Las dimensiones eran 25 varas de ancho por 70 varas de largo,;
dando un área de 1750 varas cuadradas.;


Los Jesuitas pidieron ayuda a todos los parroquianos. El ladino;
rico proporcionaba el material, las bestias de carga, cal, arena,;
ladrillo, piedra, madera, reales, etc. El ladino pobre y el indio;
suministraban mano de obra gratuita.;


Los ladinos proletarios y los indios hicieron los trabajos de;
albańilería, transporte de los materiales, de picapedreros;
(canteros), de horneadores de cal y de ladrillo de barro, de;
mozos alpinistas trepando los cajones con mezcla hasta los;
lugares más elevados, etc. ;


;
Para trabajos más especializados como los artesanales,;
escultores, oficiales, etc. lo contratistas contrataron maestros;
del ramo que llegaron de León, Granada y Managua. ;


La piedra para la construcción de las fundaciones y de las;
gruesas paredes fue traída de una cantera de la antigua reducción;
indígena de Guanuca usando carretas de bueyes.;


LA FAJINA;


Todos los días en la madrugada repicaban las campanas de la;
iglesia vieja invitando a los citadinos a la "Fajina". Esto era;
un trabajo voluntario que prestaban los ciudadanos para ayudar;
a construir la nueva Iglesia Parroquial. Se cuenta que seńoras;
de alta posición social acompańadas de sus hijos acarreaban arena;
en canastas desde el Río Grande de Matagalpa hasta la;
construcción que estaba a unos cien metros de distancia.;


María (1864-1957) y Mercedes Arauz (1863-1944), Rosenda Baldizón;
(1875-1961) contaban que ellas participaron en esas fajinas y que;
era alegre hacerlo por que allí se encontraban con todas sus;
amigas.;


Ya para el ańo 1879 estaba terminada la parte central. Uno de los;
que más colaboró fue el Jesuita Alejandro Cáceres, a quien se;
atribuye el modelaje de la escultura en alto relieve del Cordero;
Pascual que adorna la parte superior del frontis.;


EXPULSION DE LOS JESUITAS;


Después de la expulsión de los Jesuitas por el gobierno del;
Presidente Zavala en 1881, la construcción del templo estuvo;
paralizada por tres ańos.;


En 1884 la "Junta Calculatoria para la Edificación del Templo;
Parroquial" compuesta por el Alcalde, Lcdo. Vicente Santelises,;
Vocales eran Luis Cierra y Dionisio Guzmán, Secretario era Román;
Valenzuela, Matías Baldizón era el Tesorero.;


Dicha junta redactó un "Cálculo de propietarios y lista de;
operarios ladinos de esta ciudad".;


Entre los primeros que aportaron dinero para continuarla aparecen;
en los registros de 1884 los nombres de ciudadanos como: Benito;
Morales con 15,000 pesos, Matías Baldizón 5,000 pesos, Benjamín;
Martínez, 3,000 pesos, Ignacio Chaves, Juan Ficher, Cosme Pineda,;
Lorenza Bonilla, doctor Manuel Bustamante, Eliseo R. Macy,;
Francisco Somarriba, María Margarita Arauz (viuda de Choiseul;
Praslin), etc. Este dinero serviría para pagar a los;
constructores y comprar materiales que no se conseguían;
localmente.;


Aparecen además 672 nombres de ladinos proletarios que aportarían;
trabajo de mano de obra voluntaria, turnándose semanalmente.;


CONTINUAN LA CONSTRUCCION;


Para 1885 se formó la Junta de Edificación bajo la dirección de;
los siguientes ciudadanos, Nazario Vega, Carlos Leclair, Víctor;
Noguera, Eduvijes Ponce, y José S. Matus.;


El 27 de Mayo de 1884 llega de Managua el arquitecto italiano;
Carlos Garbagnati recomendado por el editor del diario El;
Porvenir de Managua, Sr. Favio Carnevalini.;


La Junta firmó un contrato con Garbagnati por 9.500 pesos;
fuertes, contando con 5,000 pesos que había puesto el gobierno.;
(Nótese que las relaciones con el Gobierno todavía estaban;
buenas).;


El 30 de Diciembre de 1884 se puso el primer ladrillo de la;
bóveda. Los trabajos se llevaron a cabo durante el verano de este;
ańo y casi se termina la Bóveda Central pero se encontraron;
deficiencias en la construcción lo cual hizo que le suspendieran;
el contrato a Garbagnati.;


El 17 de Junio de 1885 la Junta firmó por 9,000 pesos fuertes con;
los arquitectos Emilio Montesi y Camilo Caldera "para concluir;
los trabajos dentro de un ańo". ;


Para 1887 ya estaba terminada su estructura principal pero;
faltaban detalles como repello y decoración interior, púlpito y;
batisterio lo cual fue realizado por el Presbítero Eusebio;
Zelaya. La Iglesia fue abierta al público el Primero de Enero de;
1897.;


En 1924 Monseńor Isidoro Carrillo y Salazar fue nombrado primer;
Obispo de Matagalpa y Jinotega. La parroquia de San Pedro recibió;
entonces el título de Catedral de Matagalpa.