Opinión

ESTAMOS TAN AZOTADOS


— —

;
I;


No conocemos personalmente a Guillén, pero sus caricaturas nos han estímulado a tratar de algún tema determinado en esta columna; somos lectores constantes de su semanario EL AZOTE, y esta vez, con ocasión del huracán Mitch, nuevamente su cáustico humor nos ha pinchado.;


Cuando el dolor es tanto, cuando se está al borde de la desesperanza, el humor no es refugio o gozo, es acicate.;


II;


Vimos en su caricatura lo que puede ser nuestro triste futuro: el matrimonio de Daniel y Arnoldo ante el Presidente del FMI.;


También nos vienen a la memoria sus oportunos azotes representando las sinrazones que sufrimos aumentando la desgracia nacional.;


ĄOh,... y ahora, quien podrá defendernos?, se pregunta y nos pregunta desde la portada del Azote No.112.;


III;


Bastante en serio nos seńala la necesidad de "ser necios" invitando a deponer todo interés personal y hacer un solo foro que no excluya a nadie y de donde salga una verdadera propuesta. Consensuar sin contaminación de intereses políticos, personales, partidarios, arribistas, abajistas, etc..;


Ciertamente que ya sobran propuestas aisladas, queremos creer que muchas son bienintencionadas, pero del galimatías del Vice presidente una cosa quedó clara, puede resultar que no se haga nada.;


IV;


Creemos que ecólogos, sociólogos y economistas han tocado el meollo del asunto, no solamente hay que remediar los efectos del Mitch, lo importante es remover las causas de sus inmensos estragos. Si éstas persisten, mańana puede ocurrir otro huracán, sequía, terremoto, incendio forestal, inundacion y entonces, además de mojarnos, temblar, quemarnos o que nos lleve el viento, volveremos a perder la producción del alimento nacional, y las víctimas serán siempre las mismas: los marginados.;


Si nuestros campesinos se ven obligados a producir el alimento nacional en las tierras de la frontera agrícola y además tienen que vender su cosecha al precio que salga y no hay capacidad nacional de almacenamiento, seguiremos exportando los granos que después tenemos que reimportar, persistiendo además en el peligro de sucumbir nuevamente a la menor sacudida de la naturaleza.;


;
V;


No quisiéramos que la condonación de la deuda externa nos fuera ofrecida hoy como antes los conquistadores nos ofrecieron espejos y bisuterías a cambio de nuestras vidas, cultura y hacienda.;


En pocas semanas va a pasar la conmoción que causó internacionalmente nuestra tragedia, y si no concretamos ya, nos quedaremos con la deuda antigua, los dańos del Mitch y un nuevo endeudamiento.;


Deseamos creer que hemos aprendido algo y que a la reunión con los acreedores internacionales iremos con un discurso consensuado, coherente y especialmente que no deje nuestro oro en manos de los nuevos conquistadores, que ahora no navegan en Carabelas sino en Internet.;


VI;


No necesitamos de acciones aisladas y fragmentarias, ni que unicamente se orienten a "reconstruir" el país, reconstruyendo con ello la actual miseria.;
;
Consideramos que es necesaria una propuesta seria, económica, no política y menos aún, politiquera.;


Sería ideal un programa salido de los intereses nacionales: de la sociedad civil, empresarios, campesinos, pequeńos productores, artesanos, comerciantes, líderes de todas las religiones, sin discriminar a nadie; un programa hecho por el pueblo para que el gobierno lo administre, lo cumpla y nos entregue cuentas de su cumplimiento.;


Damos la bienvenida al CONSEJO ECONOMICO NACIONAL, que pareciera poder cubrir estas aspiraciones, Dios le de larga vida, salud y trasparencia.;
;
VII;


No sigamos dando vueltas en un laberinto sin salida, la laberintitis es una enfermedad vicepresidencial y no sería bueno que contagiara a la nación.;


Saldremos adelante, tenemos una oportunidad única y especial, hay valor, hay capacidad, hay fortaleza en este pueblo.;


Usemos todas nuestras potencialidades para salir avantes, para mejorar el país y para que nunca vuelvan a azotarnos de tan mala manera.;


Managua, 26 de Noviembre de 1998.;


NEVILLE CROSS Y MARIA ELSA VOGL;
(Miembros del Centro Nicaragüense de Escritores);