Opinión

Carta de Bianca Jagger a Bill Clinton


— Bianca Jagger. —

Estimado Presidente Clinton:;


En la década de los ochenta, Estados Unidos envió aproximadamente;
cuatro mil y medio millones de dólares (US$4.5 billones) para;
fortalecer la "democracia" en América Central ayudando a;
gobiernos represivos y fomentando guerras fratricidas. Una semana;
después que Mitch, el huracán más devastador de los últimos dos;
siglos, había desolado a estos mismos países, usted anunció una;
ínfima suma de dos millones de dólares como ayuda para toda la;
región. Esta cantidad es aproximadamente la que el Gobierno de;
Estados Unidos dio diariamente a El Salvador durante la época más;
intensa de la guerra en ese país.;


Pasó una semana antes que usted incrementara la ayuda a setenta;
millones de dólares. Durante ese período crítico, muchas vidas;
pudieron haber sido salvadas. A partir del resultado de las;
elecciones de medio término, día a día, usted fue incrementando;
la ayuda, hasta llegar a la cantidad actual de doscientos;
millones de dólares -la que todavía es menor que la que fue;
enviada para financiar la guerra de los contras- También esa;
cantidad representa sólo una fracción de lo que es necesario para;
aliviar el sufrimiento y reconstruir la infraestructura de estos;
ya empobrecidos países. ;


Nicaragua, Honduras y los países vecinos eran los más pobres del;
Hemisferio Occidental. Su infraestructura que ya era débil, ahora;
ha sido considerablemente destruida. En Nicaragua -que sólo;
contaba con cinco helicópteros- de los setenta puentes que fueron;
dańados, cuarenta fueron totalmente destruidos. Aproximadamente;
4,000 personas murieron, miles están aún desaparecidos y cerca;
de medio millón han quedado sin hogar.;


El 5 de noviembre el Servicio de Inmigración y Naturalización;
(INS) de Estados Unidos, suspendió la deportación de los;
inmigrantes ilegales de Guatemala y Honduras por cinco días hasta;
el 10 de noviembre. El 6 de noviembre, incluyeron a salvadoreńos;
y nicaragüenses y prorrogaron la suspensión para todos éllos,;
hasta el 23 de noviembre. Posteriormente fue prorrogada hasta;
después de Ańo Nuevo. ;


Seńor Presidente, por qué no se les otorga Estatus de Protección;
Temporal (TPS) a todos estos inmigrantes? Esto les permitiría;
trabajar para enviar dinero a sus familias y visitarlos;
libremente.;


El ciudadano común estadounidense ha sido muy generoso. El 11;
de noviembre, llegué a mi tierra natal, Nicaragua con Save the ;
Children. Yo organicé un avión de ayuda, donado por una ;
compańía aérea la "Star Air". Nuestra misión fue transportar;
60,000 libras de víveres y medicinas recolectados en Nueva York.;


Antes que yo llegara, el Gobierno de Nicaragua anunció que el;
Cardenal Miguel Obando y Bravo, había sido designado coordinador;
de la ayuda. Cuando llegué a Managua, descubrí que eso no era;
verdad. Realmente él no está en el Comité Nacional de Emergencia.;
También hablé con las víctimas de lugares alejados de la capital,;
quienes no habían recibido ninguna ayuda del Gobierno. Sería;
buena idea, monitorear cuidadosamente la distribución de la ayuda;
por el Gobierno de Nicaragua y si es posible, utilizar;
reconocidas organizaciones no gubernamentales que utilizarían;
apropiadamente la ayuda y no la usarían para fines políticos.;
Seńor Presidente, espero que esta tragedia humana de proporciones;
devastadoras, lo motive para que el Protocolo de Kioto sobre;
emisiones globales, sea ratificado. Después de todo, el Huracán;
Mitch, no sólo es un desastre natural sino también un síntoma del;
calentamiento global y del clima precario -sin duda, un pequeńo;
giro del huracán, pudo haber afectado a Texas y Florida- ;
Desde la finalización de los conflictos en América Central, los;
gobiernos de la región han otorgado concesiones indiscriminadas;
a exportadores multinacionales de madera en áreas que antes eran;
inaccesibles por la guerra. La deforestación causó la erosión del;
suelo y esto ayudó a que las consecuencias de las inundaciones;
fueran catastróficas.;


Políticos sin escrúpulos invocaron la necesidad de divisas y;
empleo para regalar estos recursos naturales irremplazables. ;
Hasta ahora, Nicaragua ha tenido que gastar el 40% de sus;
ingresos por exportaciones en los servicios de la deuda y;
Honduras el 30%. Francia, Cuba y Austria han condonado las ;
deudas bilaterales con estos países. El Director del Fondo;
Monetario Internacional se ha unido al llamado para eliminar el;
80% del repago de la deuda. Seńor Presidente, por qué si es tan;
fácil para Washington encontrar inmediatamente billones de;
dólares para acciones militares, es tan difícil y extensivo el;
proceso de encontrar dinero para aliviar el sufrimiento de;
millones de personas?;


El 17 de noviembre la Primera Dama anunció una moratoria de dos;
ańos para los intereses de la deuda con Estados Unidos. Si usted;
desea que América Central se recobre y se levante pronto con sus;
propios pies, por favor, hágalo mejor y condone completamente la;
deuda bilateral.;


El Presidente Reagan dijo que América Central estaba en su patio;
trasero, a sólo un día manejando desde la frontera hacia el sur,;
por la Carretera Panamericana. Ahora que hemos sido azotados por;
el desastre, ya no somos vecinos, y solamente países lejanos? ;


Los inmigrantes latinoamericanos, incluyendo miembros de mi;
familia, fueron aquellos que junto a otras minorías votaron;
-en número sin precedentes- en contra de sus oponentes en las;
recientes elecciones de medio término, Seńor Presidente,;
¿Tendría sentido invertir en nuestros países y enviar ayuda en;
la magnitud que la tragedia amerita? ;


Sinceramente,;


Bianca Jagger.