Opinión

El Mitch y la situación nutricional

Antes del Mitch, el consumo promedio de calorías de la población era inferior al de todos los países latinoamericanos (...) las lluvias destruyeron el 40% de la economía agropecuaria (...) sin un plan nacional de recuperación la economía campesina el Gobierno acelerará el proceso de africanización nutricional iniciado con el programa de ajuste estructural.

— Oscar René Vargas —

La situación alimentaria y nutricional de un país está;
determinada por factores sociales, económicos, ambientales y;
biológicos. Estos influyen en la capacidad de producir, adquirir;
y consumir los alimentos necesarios para satisfacer las;
necesidades nutricionales, y en la capacidad biológica (estado;
de salud) para aprovechar plenamente los nutrientes ingeridos.;
El estado nutricional de la población es tal vez el más claro y;
representativo indicador del nivel de desarrollo social, cultural;
y económico de una nación. ;

;
Está la nutrición tan inserta en este proceso de desarrollo, que;
se considera una causa importante y a la vez una consecuencia de;
la pobreza. Superar las manifestaciones más dramáticas de la;
desnutrición y subalimentación, aparte de producir y disponer de;
más alimentos, supone poder distribuirlos con equidad, que exista;
real capacidad para adquirirlos y una educación alimentaria;
nutricional suficiente en la población, que las condiciones de;
salud, vivienda y saneamiento garanticen una aceptable;
utilización biológica de los alimentos.;

;
Se considera que el abastecimiento alimentario nacional expresado;
como energía (kilocalorías), es suficiente, cuando supera en un;
10 a 20 por ciento a la norma requerida a nivel nacional, para;
compensar así la desigualdad en la distribución de los alimentos,;
desperdicios y pérdidas que ocurren antes del consumo. Los;
alimentos más importantes por su aporte energético a la dieta;
nicaragüense son el maíz, el frijol, el arroz, el azúcar y las;
grasas.;

;
El Programa Alimentario Nacional determinó la dieta con los;
alimentos necesarios para satisfacer los requerimientos;
nutricionales del individuo promedio nicaragüense. Para tal;
efecto se estableció una ingesta de 2,155 kilocalorías, 54 gramos;
de proteínas y 337 gramos de carbohidratos per cápita diarios.;
La cantidad mínima recomendada es el aporte energético necesario;
para que las personas tengan una actividad normal. Se estima que;
el 82.0 por ciento de los ciudadanos no tienen acceso a una;
cantidad suficiente de alimentos para cubrir sus necesidades;
mínimas.;

;
En la presente década, Nicaragua no ha podido superar la;
inseguridad alimentaria. Tal situación se debe entre otras causas;
a la falta de suficientes ingresos de la mayoría de la población;
y el aumento de la pobreza. El nivel de cobertura de la canasta;
básica de alimentos en relación al ingreso per-cápita ha;
disminuido de forma global y en particular en todos los estratos;
de ingresos. Según la estratificación social elaborada por la;
encuesta de consumo aparente, para el 30 por ciento de la;
población con menos ingresos, la cobertura de la canasta básica;
de los sectores de ingresos medios pasó del 164.6 por ciento en;
1991 a 58.5 por ciento en 1996. El porcentaje del consumo;
aparente per-cápita promedio nacional entre 1991 y 1996 tuvo una;
tendencia decreciente, al pasar de una cobertura promedio;
nacional del 94.0 por ciento a un 51.5 por ciento en los ańos;
anteriormente seńalados.;

;
La desnutrición y subalimentación, han sido una de las causas;
principales del deterioro de la salud y de la baja productividad.;
Ha contribuido al aumento de la pobreza la que a su vez, conduce;
a la degradación acelerada del medio ambiente.;

;
En 1991, la población en condiciones de extrema pobreza, pobreza;
e ingresos bajos no satisfacía la norma de consumo. En 1996, la;
población en condiciones de extrema pobreza, ingresos bajos e;
ingresos medios no consumían las calorías recomendadas. De;
acuerdo a lo anterior, más del 82 por ciento de la población;
total enfrenta una aguda carencia energética y se encuentra por;
debajo de la Línea de Pobreza. Un análisis del balance;
alimentario, medido en términos de consumo aparente y su aporte;
proteico-calórico, indica que en 1987 ya no se cubrían las normas;
proteicas mínimas, y que a partir de 1998 la situación calórica;
se deterioró.;

;
La disponibilidad de alimentos por persona por día de calorías;
y proteínas, ha disminuido en los últimos, de aproximadamente;
2,300 kilocalorías y 60 gramos de proteínas en 1985 hasta 1,581;
kilocalorías y 44.7 gramos de proteínas en 1996. El consumo;
promedio de calorías de la familia por día cubre sólo el 73.36;
por ciento de las recomendaciones de energía a nivel nacional.;
El consumo promedio per-cápita por día de proteínas cubre en un;
82.78 por ciento de la norma establecida. Al comparar los;
resultados de las encuestas de consumo aparente de 1991 y 1996,;
encontramos una agudización de la situación alimentaria de la;
población en general, en especial de los sectores rurales y;
pobres.;

;
Antes del huracán "Mitch", la desnutrición obedecía al;
insuficiente consumo de alimentos y/o a la presencia de;
enfermedades. Se consideraba que la razón fundamental del consumo;
insuficiente de alimentos residía en la falta de accesibilidad;
económica, convirtiéndose entonces la pobreza en la causa;
principal de la subalimentación y desnutrición. La pobreza suele;
ir acompańada de condiciones de vida antihigiénica, lo que;
propicia la presencia de infecciones que favorecen la aparición;
de la desnutrición. Esto provoca a su vez una menor resistencia;
a las infecciones, cerrándose el ciclo desnutrición-infección.;

;
Las lluvias destruyeron el 40 por ciento de la economía;
agropecuaria y un millón de personas perdieron la mayor parte de;
sus bienes e instrumentos de trabajo. El huracán "Mitch" afectó;
a los municipios del país más afectados por la pobreza y extrema;
pobreza. Una buena parte de la producción de alimentos se;
generaba en los municipios afectados. El paso del huracán ha;
significado que el déficit alimentario nacional se haya;
incrementado en detrimento de los sectores más pobres de;
Nicaragua. Antes del huracán "Mitch", el consumo promedio de;
calorías de la población era inferior al de todos los países;
latinoamericanos y similar al promedio de muchos de los países;
africanos en relación a la ingesta de proteínas. Sin un plan;
nacional de recuperación de la economía campesina el gobierno;
acelerará el proceso de africanización iniciado con el programa;
de ajuste estructural.;

;
Oscar-René Vargas. Autor del libro Pobreza en Nicaragua. Un;
abismo que se agranda.;