Opinión

El Mitch, y las graves consecuencias debido a la agresión ecológica


— Rev. Jairo Arce Mairena * —

¿Quién o quiénes son los culpables de las terroríficas;
consecuencias que se sufren por la agresividad de un huracán, que;
arrasa miles de vidas humanas y del ecosistema integral?;


Las respuestas son diversas, dependen mucho de los niveles de;
análisis y las ideologías que cada individuo, partidos, ONGs y;
gobierno sustenten y defiendan.;


Se podrán argumentar diez, cien y mil razones y justificaciones,;
sin embargo hay una que no podrá ser justificada ni manipulada.;
"LA CREACION DE DIOS, EL PLANETA ESTA LANZANDO PROFUNDOS CLAMORES;
Y GEMIDOS" por la agresión mortal que estamos haciendo;
(especialmente los países ricos industrializados) con los;
procesos de desertización de la tierra, la polución de la;
atmósfera, la destrucción de los ríos y lagos, la contaminación;
de los mares, los alimentos envenenados por aditivos que causan;
enfermedades cancerígenas, una agricultura cada vez más enferma;
y estéril por el incontrolable uso de químicos, los bosques;
talados y destruidos de manera irracional, los plaguicidas de;
terribles efectos sobre los ecosistemas, etc. Estos son los;
gemidos de dolor de muerte que el planeta está haciendo y de no;
cambiar nuestra mentalidad y actitud no habrá escapatoria posible;
para nadie.;


¿Qué estamos haciendo los humanos a la tierra?;


Sencillamente continuamos aceleradamente destruyendo nuestro;
querido entorno, el desequilibrio del planeta se siente por la;
forma irracional que tratamos a nuestra madre tierra y todos los;
que conforman el planeta donde somos parte integral.;


"TIERRA Y HUMANIDAD SON DOS ELEMENTOS INSEPARABLES" no hay vida;
sin sol, luna, agua y tierra, los insectos son parte de nosotros,;
la tierra es nuestra madre, somos seres profundamente ecológicos,;
estamos inter-relacionados no existimos fuera, independiente o;
solos, no es el hombre el dueńo de la creación ni siquiera el;
"rey de la selva". A la humanidad y al planeta (y no al hombre;
solo) es el que tenemos que salvar, Dios nos ha puesto delante;
de nosotros(as) el poder para VIVIR O MORIR y hasta ahora sólo;
hemos producido muerte, hemos actuado irresponsablemente como;
verdugos y en algunas ocasiones nos hacemos las víctimas aunque;
tenemos la mayor culpabilidad porque violamos y destruimos los;
recursos naturales, sufrimos las consecuencias de este deterioro;
y a veces hasta culpamos a Dios. Dios es misericordioso y nos ama;
profundamente y no nos va a juzgar y a matar, no ese es otro;
dios, el que vino para matar y destruir, somos nosotros mismos;
los que estamos apresurando con nuestras acciones los juicios de;
muerte y dolor. ¿Cuánto es el dańo ecológico que sufrimos por;
este huracán? ¿En cuánto tiempo nos recuperaremos? ¿Cuánto bosque;
quedó destruido con este nuevo desastre? ¿Cuánta tierra fértil;
se perdió? ¿Cuánta de nuestra diversa flora y fauna se terminó?;
¿Cuándo reconstruiremos integralmente nuestro país?;


Es hora de cambiar nuestras actitudes y formas de pensar:;


-Dejemos actitudes revanchistas llenas de odio y de mentira.;


- Reconvirtámonos a los humildes y pobres, devolvámosle todo lo;
que ha sido de ellos no los opriman, no los manipulen, ni los;
exploten más.;


- No sigamos fetichizando un crecimiento económico que hace más;
rico a los ricos y miserable a los pobres, no existimos sólo para;
ambiciosamente tener y tener más dinero, no es este el gran;
objetivo humano.;


- Cambiemos la mentalidad porque las consecuencias que vivimos;
hoy es producto de la vida de despilfarro que hemos venido;
teniendo especialmente los que tienen más.;


- Promovamos un desarrollo humano sin exclusión ni agresión al;
planeta.;


- Démosle sentido a la vida desechemos la vida egoísta,;
individualista estos no son los valores por los cuales existimos.;
No actuemos como que si lo único que existiera es el disfrute;
personal.;


- No vivamos ignorando nuestras acciones y consecuencias,;
destruyamos el slogan "YO Y DESPUES NADIE, SI NO EXISTO YO, NO;
DEBE EXISTIR NADIE".;


- Demos un paso hacia delante convocándonos sin distingo de;
clase, raza, color, sexo y religión, comencemos a vernos,;
sentirnos, acompańarnos como hermanos y hermanas a construir una;
comunidad que ame y saque adelante al país. La agresión ecológica;
está produciendo irreparable catástrofe, si no hacemos un alto;
vendrán otros mitchs, esta agresión está volviendo inhabitable;
el mundo en que vivimos, estamos en un grave peligro que no;
afecta sólo a la humanidad y a los países subdesarrollados, creo;
que las catástrofes la comenzarán a sentir los países ricos, que;
viven en la superficialidad y seguridad de sus riquezas, pronto;
los ricos también experimentarán el dolor de miles de ańos que;
los pobres han vivido.;


Debemos urgentemente cambiar el rumbo que llevan los países;
industrializados y la mentalidad que este sistema está;
reproduciendo. Estamos terminando con nosotros mismos; es urgente;
poner fin a la agresión ecológica planetaria.;


* Director, Programa;


de Pastoral CIEETS;