Opinión

El mal dentro de nosotros


— —

;
EL MAL DENTRO DE NOSOTROS;


I;


"La Orden de los Templarios", libro escrito por John;
Charpentier, (1880-1949), no puede menos que sacudir nuestra;
imaginación trasladándonos a un ambiente de desolación.;


Encontramos en él una clara influencia del Apocalipsis, así;
mismo está lleno de simbolismos como la cábala del número siete;
y referencias al milenio que se encuentran en el Libro Sagrado.;


II;


Dice Charpentier que cuando se avecinaba el primer milenio;
del Cristianismo sobre la tierra, se esperaba el cumplimiento de;
las profecías de un juicio final que arrasaría con los;
incrédulos.;


"Cuando los mil ańos se cumplan, Satanás será suelto de su;
prisión".;


III;


El esperado juicio no llegó y la humanidad antes, durante;
y hasta en esta época cristiana, no ha cesado de robar, violar;
y matar.;


Satanás sigue suelto engańando a las naciones, a Gog y;
Magog.;


IV;


Su Excelencia El Cardenal habla de pecados que tienen por;
raíces nuestras propias debilidades humanas.;


Y la debilidad humana, aún de relevantes figuras públicas;
acusados de fornicar, pueden alcanzar el perdón por el;
arrepentimiento.;
V;


Clinton confesó su pecado y pidió perdón, se lo ha concedido;
mayoritariamente el pueblo gringo porque les ha proporcionado;
bonanza económica, no así el Congreso por sus especiales razones.;


Pero hay seńales serias de que la bonanza no perdurará y;
aunque no sea culpa de Clinton, no se lo perdonará nadie.;
;
VI;


Si Clinton es perdonado políticamente y logra completar su;
período presidencial, factores económicos adversos pueden;
malograr el final de su mandato.;


;


Si es defenestrado pasará a engrosar la lista de Presidentes;
destituidos y Al Gore recibirá una papa económica tan caliente;
que parecerá salida del Apocalipsis. ;


VII;


Hablaron nuestros Obispos seńalando a quienes se cierran al;
bien común y beneficiándose de la injusticia y de la corrupción,;
no permiten que la justicia funcione libre de amarres, chantajes;
y amenazas.;


El mal de la corrupción y los pecados contra nuestro prójimo;
no está únicamente en los nicaragüenses, abarca un triste;
panorama universal.;


VIII;


El mal está dentro de la humanidad. Mientras unos gastan;
millones en lujos, otros no logran ni el bocado diario.;


"A quienes tienen muchos bienes materiales o devengan;
salarios elevados, los Obispos de Nicaragua les queremos decir;
con caridad y claridad que no deben cegarse espiritualmente,;
antes bien, despegados de sus bienes, tengan ojos compasivos para;
ver la miseria de muchos que los rodean".;


IX;


Si los mandamientos de la Ley de Dios no se obedecen, como;
vamos a esperar que se respeten las leyes de los hombres, aún;
cuando sean inspiradas en un espíritu de justicia.;


Busquemos el origen del mal donde está, dentro de nosotros;
mismos y como Juan Pablo II nos ha dicho: Justicia y Paz no son;
conceptos abstractos, son valores que están radicados en el;
corazón de cada persona. ;


XI;


Encontremos la justicia y la paz dentro de nuestros;
corazones.;


"Dejemos las obras propias de la oscuridad y tomemos las;
armas de la luz".;
;
Seamos los sembradores del grano de mostaza y la levadura;
que haga crecer la masa.;


;
Managua, 29 de Octubre de 1998.;


Miembros del Centro Nicaragüense de Escritores);