Opinión

Independencia hoy en día


Con el paso del tiempo, las palabras cambian, o sea, adquieren nuevos significados y hasta pierden su significado original en las sociedades humanas. Me parece que las festividades patrias no tienen nada que ver con la independencia, un concepto que ya no está muy de moda en la arena internacional. Vale la pena cavilar sobre el significado de las palabras de una forma objetiva y realista para no vivir engañados.
De acuerdo con el Diccionario de la Real Academia Española, independencia significa la cualidad o condición de independiente; otra acepción se refiere a la libertad, especialmente la de un Estado que no es tributario ni depende de otro, esto lo podríamos extender a los préstamos del Fondo Monetario Internacional y la ayuda del ALBA. Nuestro país sigue siendo definitivamente dependiente en términos económicos, asimismo es innegable la penetración ideológica a través de programas basura que provienen de otros países.
Sólo siendo habitantes con mayor preparación o educación, en mi opinión, podríamos salir de alguna manera de la gran dependencia en la que hemos vivido los nicaragüenses por décadas. Cuando finiquitemos nuestras deudas y la mayoría podamos tener un trabajo digno que nos provea lo suficiente para satisfacer las necesidades, para podernos desarrollar material y espiritualmente, alcanzaremos cierta independencia.
En el mundo actual, la libertad se logra principalmente con la capacidad económica. En otras palabras, una persona puede estudiar en una buena universidad; acceder a una buena vivienda y alimentación; viajar por el mundo; prolongación de la vida con atención médica de calidad y proveerse otras comodidades y calidad de vida solamente con dinero.
Por otro lado, interdependencia significa dependencia recíproca, lo cual no implica una connotación negativa. De hecho, los países más desarrollados, cada vez más mantienen una interrelación e interdependencia para poder seguir desarrollándose, con mayores niveles de riqueza material.
Por último, a pesar de la cruda realidad descrita anteriormente, pienso que con esta reflexión quizás cambiemos un poco nuestra cultura. Debemos reconocer que para salir de la dependencia hay que descansar menos y trabajar más; en países desarrollados generalmente no hay tantos días feriados y la gente trabaja, y estudia más en términos generales. Si hacemos nuestra parte y basamos nuestra conducta cotidiana en base a hechos científicos y cuantificables tal vez algún día viviremos el concepto de independencia.

e_bacca@yahoo.es